¿Nace la competencia de Claro?

¿Nace la competencia de Claro?

9 de mayo del 2013

Un alto funcionario del gobierno colombiano dijo que la fusión de Millicom (propietaria de Tigo) y Une constituiría el segundo operador de telecomunicaciones más grande del país, es decir, se convertiría en competidor directo de Claro. La unión se aprobó en el Concejo de Medellín. Expertos consultados por Kienyke dan su opinión sobre el tema.

Gina Sánchez, analista de industria de telecomunicaciones de Join Frost & Sullivan’s, opina que la fusión sí constituiría el segundo operador más grandes del país. ”Según nuestras estimaciones el Grupo América Móvil (al que pertenece Claro) tiene el 46% de todo el mercado de telecomunicaciones en Colombia. Con la fusión UNE-Millicom la empresa resultante competiría con el grupo Telefónica por el segundo lugar, pero más importante aún, las capabilidades integradas de ambas empresas, especialmente en términos de innovación y flexibilidad añadirían una presión aún mayor a los operadores exitentes. Esto siempre resulta en mejores productos y servicios para el usuario final”.

Daniel Ramos, especialista en desarrollo de estrategia e investigación de mercado de Pyramid Research en Boston (EE.UU.), considera que con los resultados financieros de los principales operadores en juego en el año anterior, la empresa fusionada ocupará el tercer lugar a nivel de ingresos y número de subscriptores. “Un hecho importante a resaltar es que luego de la fusión, la base de clientes de UNE pasaría de 3,7 millones de subscriptores a 10,7 millones (según datos del 2012) lo cual le permitiría a la empresa tener un  mayor poder de negociación con los proveedores de tecnología y dispositivos móviles”puntualizó.

Por el contrario, el docente de la facultad de economía de la Universidad Nacional Guillermo Maya afirma que la fusión de UNE-Millicom “no cambia para nada la estructura de las telecomunicaciones en Colombia, a los siete millones de usuarios de Tigo, Une pone unos 50 mil, y Tigo no pone nada en los otros servicios”.

La fusión pone en la mesa otro debate. ¿Qué tan convenientes son los monopolios en las telecomunicaciones? ¿Es inevitable la presencia de estas gigantescas empresas?

Según Gina Sánchez ”la concentración de mercado en telecomunicaciones es una tendencia regional y global, en la medida en que las exigencias de los clientes son cada vez mayores. La necesidad de integración y convergencia llevan a las empresas a consolidar operaciones para acoplarse a las necesidades reales del mercado. De modo que la fusión, antes que concentración de poder, lo que generaría son opciones más relevantes para competir con los gigantes regionales Claro y Movistar”.

Para Maya es necesario quebrar la alta concentración del mercado, haciendo vender negocios a las  empresas que dominen más del 30% del sector. “El Grupo Comcel-Claro- Telmex- América  Móvil tiene más del 80% del tráfico  total de telecomunicaciones del país, gracias a que no existe una regulación que le ponga un tope al principal jugador en telecomunicaciones, como sí existe en energía que le puso un tope del 25%”.

El Ministro de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, Diego Molano, ha dicho que “las fusiones de las empresas son tendencias en el mundo y no solo pasa en Colombia, en Estados Unidos, por ejemplo, hace diez años había 20 operadores y hoy, por la naturaleza del mercado, el negocio está en manos de tres operadores”. Según Ana María Soto, ingeniera electrónica de la Universidad de Antioquia y doctora en telecomunicaciones del Politécnico de Valencia, esta opinión es acertada ya que en Colombia no es diferente, existen los denominados monopolios naturales que se dan principalmente por las altas inversiones para ingresar al mercado, como es la construcción de la infraestructura de telecomunicaciones.

Soto anota que en el país se ha visto  la consolidación de las operaciones fijo-móvil y muestra de ello es el caso de Claro (Comcel y Telmex) y Movistar (Telefónica Móviles –COLTEL), por lo que la estrategia que se plantea para Une es una fusión similar con Millicom. “El cuestionamiento es si la fusión es la mejor alternativa de esta consolidación para el caso de Une, que ya tiene movilidad y es fuerte en acceso de banda ancha fijo. Por supuesto estas fusiones tienden a consolidar el monopolio independiente de su naturaleza pública o privada, pues se refuerza la barrera de entrada que es ahora una infraestructura muy robusta.” Puntualiza que “esa concentración de poder es mejor en manos del Estado y no de multinacionales”.

Ramos de Pyramid Research considera que La fusión de UNE y Tigo creará una empresa que será capaz de ofrecer servicios de convergentes a nivel nacional; de la misma manera que Claro y Movistar lo hacen hoy y hace énfasis en que “con la participación de operadores que pueden ofrecer paquetes servicios de voz e Internet fijo y móvil y televisión por suscripción bajo la misma marca, el nivel de competencia aumentará por lo que la concentración del poder se dispersará evitando así las tendencias monopolísticas”.

El presidente de Une, Marc Eichmann Perret dice que la sinergia entre las dos compañías, que son complementarias, está valorada en un billón de dólares, por lo que la convergencia le permitiría al nuevo conglomerado llegar al 3% del mercado móvil, lo que ayudaría a consolidar una posición competitiva a nivel nacional con rebaja de tarifas.