El árbitro del mundial que es recolector de basura

El árbitro del mundial que es recolector de basura

22 de mayo del 2018

Gabriel Victoria viste cada semana la camiseta verde de la Autoridad de Aseo para recoger la basura de las calles de Ciudad de Panamá, pero ese uniforme lo cambiará el 14 de junio para vestir la indumentaria de juez, pararse en la línea de los estadios rusos y hacer cumplir el reglamento a las selecciones de fútbol en el Mundial de Rusia 2018.

La Fifa lo convocó para apoyar el arbitraje de los partidos de la cita más importante del fútbol. Pero esta invitación se convierte en todo un hito histórico de los silbantes panameños, primero, porque se convierte en el primer asistente en ser convocado a un Mundial de Fútbol. Es el tercer árbitro panameño en asistir a este campeonato y es la primera vez que la Selección de Panamá disputará la Copa Mundial.

Victoria lo reconoce porque sabe que hará historia en el arbitraje panameño. Por eso, cuando le llegó la notificación firmada por la Fifa, no lo podía creer. Entró en una euforia incontenible que no le permitía ni decirle una palabra a su esposa, ella, asustada, le pidió que se calmara y él, en medio de su alegría atinó a decirle que solo era la emoción.

Gabriel Victoria tomó la decisión de ser árbitro cuando identificó su capacidad para manejar y liderar grupos. A partir de su entrenamiento y cursos internacionales, Victoria empezó este oficio hace 25 años en partidos locales. Pero el salario no le alcanzaba para sus gastos personales y alternaba su profesión con la recolección de basura.

Sus amigos celebraron que Victoria participe en el Mundial de Rusia, valoran el triunfo de un compañero que, como ellos, ‘viene de abajo’, es decir que ha luchado y se ha enfrentado a diferentes adversidades para llegar a donde está. Sus compañeros en el camión de la Autoridad de Aseo esperan, en medio de palmadas de amistad, que le vaya muy bien y que el Gobierno le reconozca a su regreso, la representación del país.

No es la primera vez que este juez de línea llega a una cita del mundial de fútbol, pero sí del mundial de mayores. La Fifa lo había convocado como asistente para la Copa Mundial Sub-20 que se disputó en Nueva Zelanda, también asistió al campeonato Mundial Sub-17 en el territorio de India.

La historia de los silbantes panameños es bastante reciente. La primera participación de un juez de ese país fue en el pasado Mundial de Brasil 2014, en la cual participó Roberto Morneo. El segundo será John Pittí, árbitro central que acompañará a Gabriel Victoria en la cita mundialista de Rusia.

Varias entidades se han sumado en el apoyo a Victoria. Le han regalado zapatillas, maletas, sudaderas y cheques en dólares, para que el guardián del juego tenga un viaje cómodo hasta el país más grande del mundo.

Allí, sobre el césped, con el silbato en la boca, Gabriel Victoria trabajará al igual que lo hace al recolectar basura y regido por la misma máxima que le enseña a sus amigos, hijos y familiares y que repite como un mantra, “la clave del éxito está en la disciplina”. Este Mundial se convertirá en la última jornada como árbitro en su vida.