Gira de Biden: a la reconquista del sur

25 de mayo del 2013

El vicepresidente de Estados Unidos llega a Colombia para recordarle a Santos que para Obama nuestro país es su “mayor socio estratégico”.

Joe Biden, Kienyke

La visita del vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, a Colombia, Brasil y Trinidad y Tobago cierra un mes en el que a la Casa Blanca se le vio muy interesada en cuidar sus relaciones con socios estratégicos latinoamericanos. A inicios de mayo el presidente Barack Obama viajó a México y Costa Rica, cubriendo sus relaciones con su vecino y en general con Centroamérica. Ahora Biden culmina el paneo en Colombia y Brasil, para verificar que algunos de sus socios en el cono sur no se sientan abandonados. Con Trinidad y Tobago el mensaje es que Washington también se interesa por las naciones del Caribe.

Como el tiempo para viajar no alcanza, el presidente Obama recibirá en el Despacho Oval al presidente de Chile, Sebastián Piñera, y al de Perú, Ollanta Humala. Muchos aciertan en decir que desde hace algunos años América Latina ha recobrado importancia en la agenda estadounidense ya que su hegemonía en la región se ha visto disminuida. Señal del interés para reivindicarse, el vicepresidente Biden dijo hace unas semanas: “Es hora de buscar un compromiso mucho más profundo en el Hemisferio Occidental”.

El alto funcionario llegará a Bogotá después de medio día del domingo  acompañado de su esposa, Jill Biden. La reunión con Santos está programada para la mañana del lunes, y también sostendrá encuentros con empresarios. El principal motivo de su visita sería la celebración del primer año del Tratado de Libre Comercio entre los dos países, informó la Casa Blanca. Se estima que además de conversar sobre temas comerciales, el Vicepresidente de Estados Unidos lance una voz de apoyo al proceso de paz y se refiera a políticas de Juan Manuel Santos como el debate que ha encabezado para analizar el actual enfoque de lucha contra las drogas.

Sobre las motivaciones políticas de este viaje el director del Centro de Estudios Latinoamericanos y del Caribe de la Universidad Internacional de Florida, Eduardo Gamarra, dijo que la gira está enmarcada en “un intento de la administración Obama por relanzar algunas de sus relaciones estratégicas en la región. Es un intento por decir que está vivo el interés en la región y que Colombia es uno de sus interlocutores más importantes”.

TLC, Colombia, Kienyke

La Casa Blanca informó que Biden viaja a Colombia para insistir en los beneficios bilaterales del TLC.

Gamarra destacó que la visita ocupará más de un día y que Biden llega acompañado de su esposa, lo que da un ambiente de cordialidad, es decir, que no se trata “solo de negocios”. Por eso se espera que también trate otros asuntos como el llamado al debate que ha liderado Santos sobre la guerra contra el narcotráfico. “Estados Unidos tiene un mandato claro en su ley federal y es que está prohibido traficar drogas. Pero esta administración no se ha mostrado contraria al debate”, dijo el experto a KienyKe. “Biden ratificará que se tienen que cumplir las leyes, tratados y acuerdos”, anticipó.

La visita de Biden está programada justo después de la Cumbre de la Alianza Pacífico, una asociación política y comercial ambiciosa que no incluye a Washington. “Estados Unidos no discute las alianzas, pero le queda algo de preocupación. De alguna manera (a Obama) no le ha molestado que Colombia persiga otros intereses estratégicos, porque ese país tiene un vínculo estrecho con Estados Unidos y sabe que sus acuerdos no irán en menosprecio a las relaciones históricas entre los dos”.

Gamarra agregó que en el caso del viaje a Brasil, Estados Unidos siente una prioridad de establecer una relación “cordial y estrecha”, para compartir influencia hemisférica. “Obama ha pensado mucho en Brasil. Le importa es lo comercial, más allá de lo ideológico, y que tengan un armónico desarrollo como socios”. Sobre Trinidad y Tobago, Gamarra anotó que ese país suministra gran parte del gas natural que se consume en la Costa Este de Estados Unidos, un tratado que quieren mantener en el tiempo.

¿Un “contentillo”?

Desde Bogotá, el internacionalista y Máster en Diplomacia y Relaciones Internaciones, Miguel Benito, estimó que el viaje de Biden es un “contentillo” para la región y sus aliados cercanos. “El Vicepresidente llega a pocos días de la Cumbre del Pacífico, y quiere que Estados Unidos se manifieste para que no lo releguen como socio comercial”.

“Las preocupaciones de Estados Unidos sobre América siguen siendo de baja prioridad. Solo hay interés comercial. La Casa Blanca interviene principalmente cuando hay crisis, y por lo que la región es estable no es necesaria una supervisión constante”, agregó.

Joe Bide, Obama, Kienyke

La última vez que Joe Biden vino a Colombia fue en el año 2000.

El analista Benito Lázaro insiste en que la prioridad de este viaje, más allá de pronunciamientos protocolarios a favor de la paz, tiene que ver con asuntos económicos. “Obama busca que haya libre comercio, que esta dinámica se mantenga. Por eso no hay muchos roces recientes con Venezuela, porque ellos no han dejado de venderle petróleo a Estados Unidos. Mientras el flujo comercial funcione, Estados Unidos no pone problema”.

Lázaro concluyó que Estados Unidos no tiene por qué sentir celos de las nuevas alianzas comerciales de Bogotá con sus vecinos, y que el mensaje enviado por esta nueva visita de Biden es que para el coloso del norte Colombia sigue siendo su interlocutor en Suramérica.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO