La macabra decisión de Rafael Uribe que terminó por afectar a toda su familia

La macabra decisión de Rafael Uribe que terminó por afectar a toda su familia

8 de diciembre del 2016

Francisco y Catalina, hermanos de Rafael Uribe Noguera, quien en días pasado fue acusado de secuestrar, torturar y asesinar a Yuliana Samboní de siete años, fueron llamados a indagatoria por su posible participación en cambiar la escena del crimen el domingo, 4 de diciembre, en el apartamento 603 del edificio Equus 66 donde sucedió el hecho atroz.

Lea también: Las pruebas en el apartamento 603 que incriminan a Rafael Uribe Noguera

Según el Fiscal General de la Nación, Nestor Humberto Martínez,  la escena del crimen fue manipulada. El director del ente de control lanzó una advertencia: “quiero aprovechar, en esta oportunidad, para notificar a los terceros que la Fiscalía General de la Nación no va a permitir que se obstruya la justicia (…) la escena del crimen fue manipulada y he instruido a los fiscales para que judicialicen a los terceros, que están intentando obstruir la acción de la Fiscalía”.

Las acusaciones de Martínez hacen referencia a la presunta participación de los hermanos en la escena del crimen, los investigadores tienen serios indicios de que los familiares de Rafael Uribe habrían ayudado a tratar de borrar las huellas del hecho. Los vecinos del edificio comentaron a las autoridades que familiares del homicida pasaron tiempo en la escena del crimen y que horas después dieron aviso a la Policía. Los dos están llamados a dar declaraciones este viernes, 9 de diciembre, por parte de la misma fiscal que imputó los cargos contra Rafael Uribe para esclarecer qué hicieron ellos horas antes de que el agresor fuera internado en la Clínica Navarra.

Lea también: Uribe Noguera habría perseguido a Yuliana durante varios días

Al apartamento 603 del lujoso edificio Equus 66, llegó Catalina Uribe, según reportó Noticias Caracol. La hermana del sindicado habría puesto problema porque no la dejaban entrar al apartamento y minutos después la dejaron ingresar, de repente se escucharon unos gritos, comentó un testigo del hecho al noticiero.

La Sijin encontró el cadáver de Yuliana en un pequeño cuarto de máquinas, en uno de los baños. El cuerpo de la pequeña fue lavado con aceite de cocina y al parecer vestía una pijama, aparentemente para borrar las huellas del crimen.

Por otra parte, Francisco Uribe Noguera, hermano de Rafael, y abogado de la firma Brigard & Urrutia tuvo que renunciar a su trabajo debido al acto cruel que cometió su familiar, la firma de abogados en un corto comunicado expresó: “Francisco Uribe Noguera, miembro de nuestra firma y hermano del presunto responsable de esta tragedia, ha solicitado marginarse de sus actividades profesionales y laborales para atender, junto con su familia y sus abogados, esta difícil situación”.

Según reza el comunicado la firma de abogados no dará consejo alguno ni asesoría en relación con la tragedia y deploran profundamente la absurda muerte de la menor de edad, así mismo esperan que recaiga todo el peso de la ley sobre el autor del crimen para su pronta y efectiva justicia.

También en un comunicado, el abogado Francisco Uribe se refirió al tema, alegando que su familia es víctima de la tragedia. “Ante el inmenso dolor y el daño emocional que nos ha producido a mí y mi familia, he decido suspender mis actividades profesionales en la firma Brigard & Urrutia para dedicarme a sanar esas heridas junto a mis padres, mi esposa y mis dos pequeñas hijas. Espero que la opinión pública entienda, y que las autoridades confirmen, que nosotros también somos víctimas de esta tragedia”.

Durante el pasado domingo 4 de diciembre, día en el que se cometieron los hechos,  las autoridades estuvieron en contacto con Francisco Uribe quien ayudó a dar algunas pistas para identificar el paradero de su hermano, sin resultado efectivo; después de unos minutos, las autoridades se separaron de Francisco porque encontraron información contundente para dar con Rafael.

En la noche volvieron a encontrarse con Francisco en la Clinica Monserrat, allí les dijo que su hermano le había confesado que estuvo con una niña y que había muerto accidentalmente, así lo confirma la revista Semana. La misma publicación indica que la policía se dirigió al apartamento donde sucedió el hecho y hacía las 9:00 p.m. encontraron el macabro hallazgo, sin embargo, en los registros de visitantes del edificio  Equus 66 se confirmó que Catalina Uribe llegó a la 3:40 p.m. y que en el apartamento ya se encontraba Rafael y Francisco. Y solo hacía las 6:50 p.m. el abogado Francisco Uribe llamó al Gaula de la Polícia para decirle que iba camino a la clínica con su hermano.

Alt_rafael_uribe_feminicidio_C