Un repaso por la historia de la marihuana

Un repaso por la historia de la marihuana

4 de Mayo del 2016

Su uso se remonta hace 5.000 años cuando el emperador chino Shennong escribió sobre  la marihuana y los beneficios que puede traer para el cuerpo.

Lea También: La marihuana incrementa placer durante el sexo: Estudio.

En sus notas relataba que la planta ayudaba a combatir la malaria, el reumatismo y hacía más sencillo el concentrarse a las personas con déficit de atención.

Con el paso del tiempo, el uso del cannabis se extendió hasta India donde lo empezaron a usar de forma recreativa.

En Europa, ya se fumaba esta planta desde el año 500 después de Cristo.

Los musulmanes no se quedaban atrás: también eran uno de los mayores consumidores de cannabis. Ya que su religión no les permitía ingerir alcohol, inventaron lo que hoy en día se conoce como Hashish, el cual se expandió por Persia y el Norte de África durante el siglo XII.

Gracias a los españoles, la planta cruzó el atlántico en 1945.

George Washington y Thomas Jefferson fueron cultivadores de cannabis. La Declaración de Independencia la escribió Jefferson en una hoja de marihuana, en lugar de utilizar papel convencional.

Tomas Yeferson y George Washington

De hecho la primera bandera estadounidense fue tejida con fibras de la planta y, hoy en día, los consumidores luchan para que sea aprobada la marihuana en la totalidad de aquél país.

Entre 1850 y 1942, el Gobierno de Estados Unidos listó la marihuana como fármaco y, después de realizar varios estudios con la planta, se percató de que el emperador chino estaba en lo correcto.

Durante 1900, el cannabis competía junto con el algodón para ver cuál de los dos tenía más campos en todo el territorio norteamericano.

La economía estadounidense creció gracias al gran número de cultivos que tenían estas plantas.

La revolución mexicana, para el año de 1910, llevó a muchos inmigrantes al país norteño y, con ellos, mucha marihuana para ser consumida de forma recreativa. Claro que después de esto nació el primer ataque legal contra la planta por parte del Gobierno Estadounidense.

California, en 1913, se convierte en el primer estado en tomar la decisión de prohibir el uso de la marihuana, marcándola como una sustancia que no es benéfica para el cuerpo humano.

Muchos músicos de la época, en especial quienes se inclinaban por el Jazz, hacían uso del cannabis para crear mejores canciones buscando que se consumiera en la mayoría de los bares del país. De esta manera su demanda aumentó.

A raíz de esto, salieron varios avisos que señalaban a los afroamericanos como violadores, ya que, después de consumir y ofrecer cannabis a las mujeres blancas, tenían relaciones sexuales. El Gobierno y la Iglesia observaron que estos eran actos de desorden social.

Para 1930, se establece la marihuana como una sustancia ilegal por su gran nivel de adicción. Por ende, se calificó como un narcótico por las autoridades norteamericanas porque se creía que podía incentivar a las personas a consumir drogas más fuertes, tales como el LSD y la heroína.

La Iglesia promocionó una película titulada ‘Refeer Madness’ en la cual se acusaba a la planta de crear efectos nocivos en el cuerpo humano, tales como la psicosis, locura e ira. También, se decía que era culpable de violaciones y era un camino seguro a la muerte.

Pelicula Marihuana

En 1960, estaban en auge las culturas revolucionaria y la hippie (junto con su símbolo, la planta cannabica) aunque no eran las únicas en consumir la planta. Músicos como Los Beatles hacían uso recreativo de ella.

 Para la fecha, la marihuana se convirtió en un símbolo de la anarquía e inconformismo para poco después ser clasificada como droga de tipo 1, junto con la heroína y la cocaína.

Pasaba el año de 1975 y el gobierno mexicano tomó la fuerte decisión de quemar todos los campos de marihuana existentes en su país. En todo caso faltaron muchos por ser erradicados.Gracias a esta medida, Colombia se convierte en el primer proveedor de marihuana para Estados Unidos y parte de Centroamérica. Aquí nacieron los famosos carteles de la droga.

Con el flujo de droga que había por toda América, se crea un programa llamado ‘Cero Tolerancia’, el cual se mostraba muy riguroso para quienes tuvieran cualquier tipo de droga en su posesión.

A raíz de esto, las cárceles de Estados Unidos se llenaron de hispanos y afroamericanos, quienes estaban allí sin haber cometido crímenes violentos o robos; simplemente por tener droga en sus manos. 

Bill Clinton se posesiona como presidente de Estados Unidos en 1993 y afirma haber consumido marihuana durante su adolescencia.

Para 1996, California es el primer estado en legalizar la marihuana con fines medicinales y, poco después durante 1998, Alaska; Oregon y Washington se suman a la lista.

George Bush se convierte en Presidente de Estados Unidos y también afirmó haber consumido cannabis, durante una etapa de su vida.

El cannabis se convirtió en algo mainstream, es decir,  en algo tan popular que deportistas, políticos, actores y grandes personajes del entretenimiento consumían.

Para el 2009, Barack Obama se posicionó como el primer Presidente afroamericano de Estados Unidos. En el caso de él, afirmó haber fumado mucha marihuana a lo largo de su vida.

Finalmente en el 2012, Washington y Colorado firman la ley que aprueba el uso del cannabis de manera recreativa.

Aquí en Colombia, hasta ahora se avaló el primer medicamento con extracto de cannabis,’Sativex’. Se espera que a mediados de junio empiece a circular.

Además: Fue avalado el primer medicamento con marihuana en el país.

El futuro de la marihuana con fines recreativos en el país es incierto…