De Nariño a Europa: víctimas del conflicto exportan el mejor café

De Nariño a Europa: víctimas del conflicto exportan el mejor café

9 de mayo del 2017

Entre montañas, montañas y montañas de Nariño, a tres horas de Pasto, la capital del departamento, cientos de campesinos, aunque con cicatrices del horror de la guerra, hoy viven felices, tranquilos y con la ilusión de ver crecer a sus hijos y nietos.

Gran parte de la población del municipio de Tablón de Gómez, oriente de Nariño, como casi toda la zona rural colombiana, fue golpeada por guerrilla y paramilitares. Las balas cruzadas entre estos grupos ilegales, y la defensa del territorio que pretendía lograr el estado con su Fuerza Pública, dejaron muertos, heridos y miles de desplazados, que huyeron lejos, dejando abandonado el bien más preciado para un campesino: su tierra.

Muchos se quedaron defendiendo su territorio y sus cuerpos se hallaron días después entre los cafetales. Hoy, décadas después, nadie sabe quiénes los mataron y aunque la mano negra de esos verdugos parece haberse esfumado con los acuerdos de paz y desmovilización, sigue dando miedo preguntar.

Hubo quienes no obedecieron las órdenes de la guerrilla, grupo que ante la ausencia del Estado en las montañas tomó el control de varias zonas, y el no acatar los lineamientos de los subversivos convirtió a estos campesinos en víctimas directas del conflicto.  Así le ocurrió a Eduardo Narváez, un campesino de Tablón de Gómez que fue obligado a quitar a una gallera de su propiedad y que fue secuestrado tras no obedecer dicha orden. Permaneció en manos del grupo guerrillero durante 22 días haciendo trabajos forzados. No lo mataron por un milagro.

Roby Esperanza Oviedo tuvo que salir desplazada dos veces de su tierra. La primera, por defender su vida y la de sus hijos, contando con uno que estaba en su vientre. Meses después volvió a la vereda pero las amenazas de un grupo llamado ‘Los Rastrojos del Cauca’ la volvieron a sacar de su casa.

Cientos de campesinos más corrieron la misma suerte de Roby y Eduardo. Otros más fueron encontrados sin vida en caminos y matorrales y de otros cientos no se sabe nada. Después de que el Gobierno del presidente Santos se sentara en la mesa con la guerrilla de las Farc, en Cuba, con la ayuda de la Unidad de Restitución de Tierras (URT), los campesinos desplazados empezaron a recuperar la propiedad legal de sus territorios.

La URT acompaña sus procesos de restitución con proyectos productivos. Los campesinos reciben apoyo para que sus tierras sean fructuosas. Ellos deciden cómo invertir el dinero que la unidad les entrega. En algunas regiones del país lo hacen en ganadería, en otras en peces, en otras más en agricultura. ´

Un gran número de campesinos del municipio de Tablón de Gómez quiso que sus tierras fueran fuertes productores de café. Expertos catadores identificaron que el grano que produce esta región tiene características especiales. La tierra y las condiciones ambientales de Tablón de Gómez posee un par de grados de calidad por encima de otras y esto puede generar que a través de un  buen proceso de cultivo, recolección, secado y tueste, se produzca en Nariño uno de los mejores cafés del mundo.

Lograrlo no es fácil. Pero las condiciones existen y el apoyo de entidades como la URT y el Ministerio de Agricultura está presente. Así lo confirma Ricardo Sabogal, el director de la Unidad de Restitución de Tierras, que acompañó a que lo campesinos escucharan de Eduardo Flórez, gerente de la empresa The Colombian Coffe Company, las cualidades excelsas del producto que produce esta zona y quien está abriendo mercado para exportar el café nariñense hacia el viejo continente.

Sabogal dijo en el evento que se llevó a cabo en el municipio nariñense, que las víctimas del conflicto, personas humildes que vivieron en carne y hueso el flagelo de la guerra, y sus consecuencias, ahora tienen la oportunidad de generar un producto de altísima calidad que competirá con otros cafés del mundo en mercados europeos, y que fácilmente, si los campesinos aplican los conocimientos y técnicas que les están enseñando, será uno de los mejores productos del mundo entero y pagado a un alto valor.