“Ser marihuanero no es un pecado”

“Ser marihuanero no es un pecado”

7 de mayo del 2016

En el teatro Pablo Tobón Uribe, en el centro de Medellín, se convocó el recorrido que por más de cuatro horas pide la legalización de esta planta.

“El objetivo es realizar un reclamo común, que evidencie la cantidad de personas que exigen normalizar la situación de la planta de marihuana y terminar con la criminalización y persecución de sus usuarios y cultivadores”, cuenta Carolina Quintero, activista de la comunidad Legalícela Usted Mismo.

Lea también: La marihuana incrementa placer durante el sexo: Estudio

La agrupación Cannabica Colombiana, también se hizo presente en el evento y manifestó, “invitamos a todas las personas a respetar los diversos usos del Cannabis y a sus usuarios. Ser marihuaneros tiene que dejar de ser un tabú, no es un pecado,  y más aquí en Colombia, país donde más se exporta droga.”

Entre el humo del cigarro y las innovadoras pipas para fumar, los asistentes a la marcha entonaban diferentes cantos.

Marihuana c

“No más presos por cultivar, regulación del cannabis ya.” Y uno más: “Normalicen la Planta de Cannabis, que como fruto de la tierra, debe ser libre”.

Los más de nueve mil fumadores que se encuentran en el evento, pidieron que sus voces sean escuchadas y que pronto haya una legalización; a lo que el ministerio de salud responde, que de acuerdo a la ley 30 de 1986 y especialmente en el artículo 3 “la producción, fabricación, exportación, importación, distribución, comercio, uso y posesión de estupefacientes, lo mismo que el cultivo de plantas de las cuales éstos se produzcan, se limitará a los fines médicos y científicos, y en ningún caso de uso por dosis personal o uso libre”.

“País de doble moral”, dice Eugenio Ardila, profesor de ciencias sociales, que consume marihuana y argumenta que el gobierno quiere dejarla para uso médico y así cobrar una fortuna. “La marihuana es la droga más barata y menos dañina para el ser humano, pero claro el gobierno quiere quedarse con el negocio porque es lo que manda la parada ahora ´’uso medicinal’, si claro, eso no se los cree nadie.”

Finalmente, durante el día, el Teatro Pablo Tobón Uribe fue un importante escenario musical.

Fue una  manifestación pacífica organizada por  los cientos de fumadores que no se casan de fumar la planta.