La granja en la que los habitantes de calle recuperan su vida

Foto: Secretaría de Bienestar Social

La granja en la que los habitantes de calle recuperan su vida

8 de abril del 2017

Julio César Rendón vivió 28 años en las calles de Medellín y había perdido por completo el sentido de realidad y el respeto por su propia vida. Consumía entre 30 y 40 dosis de bazuco al día y no le importaba que lo insultaran, agredieran o atacaran, si al final de la jornada obtenía una dosis más.

Hoy, gracias a la intervención que recibió en la granja Somos Gente, que empezó a operar desde el año pasado en la ciudad, es uno de los jóvenes más proactivos en su proceso de recuperación, y hace parte de los 64 antioqueños que culminaron con éxito el proceso.

La granja, que hace parte de una iniciativa de la Secretaría de Bienestar Social de la capital antioqueña, está ubicada en el corregimiento de San Cristobal, y en ella se recibe a personas entre los 18 y los 35 años de edad, que deseen reconstruir su proyecto de vida.

Allí, según ese despacho municipal, se busca fortalecer sus potencialidades para mejorar la autoestima en tres aspectos: auto abastecimiento, auto realización y la armonización.

El tiempo estimado de resocialización para cada habitante de calle es de cuatro meses y cuenta con el apoyo de 21 profesionales entre psicólogos, trabajadores sociales, entre otros profesionales.

No todos lo logran

De las 164 personas que iniciaron el proceso, 64 retomaron sus vínculos familiares, laborales y comunitarios, y superaron el consumo de estupefacientes.

Según el informe de la dependencia, ellos, antes de caer en la condición de adicción, contaban con empleo, sin embargo, debido al consumo lo perdieron.

Una vez superadas las fases de recuperación, algunos visitaron a sus antiguos jefes y compañeros quienes les dieron nuevas oportunidades laborales en actividades  como lavado de vehículos, arreglo de techos, actividades de barrido y jardinería, pintura, empacado de productos y mensajería.

Estos reencuentros hacen parte del proceso de reconstrucción integral de sus vidas.

En la actualidad, 50 personas continúan en la granja. Allí interactúan con la naturaleza y avanzan así en su proceso de recuperación.

Pero no todos los jóvenes permanecen en la granja. Algunos de ellos, quienes se encontraban en el proceso de resocialización, fueron remitidos a otros programas del sistema de habitante de calle y a otras entidades para continuar su recuperación.

Otros, lamentablemente, abandonaron el proceso de manera voluntaria y algunos más fueron retirados por cometer faltas  contra el manual de convivencia.

Luis Bernardo Vélez, secretario de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos, aseguró: “que estos 64  jóvenes recuperen su proyecto de vida y los lazos con su familia es para nosotros lo más importante”.

Una buena noticia

En mayo una segunda granja Somos Gente empezará a funcionar pero centrará su atención en adultos y personas mayores en situación de calle.

De acuerdo con la Secretaría de Bienestar Social, con estas personas el proceso de atención y resocialización será más complejo, debido a su larga permanencia en la drogadicción. No obstante, el reto es devolverles la dignidad y su proyecto de vida.

Cifras

Según el último censo realizado por el Centro de Estudios de Opinión de la Universidad de Antioquia, en el Municipio de Medellín hay 2.960 habitantes de calle, quienes en su mayoría se encuentran en esta condición debido al consumo de sustancias psicoactivas y por voluntad propia.