La fiscalía saca con premura del país a informantes del Bronx

La fiscalía saca con premura del país a informantes del Bronx

8 de junio del 2016

La Fiscalía General de la Nación decidió sacar del país –con urgencia- a varios informantes que fueron determinantes en la toma del Bronx y que entregaron, por meses, detalles sobre personas, situaciones y la vida, noche y día, de ese infierno de droga y muerte. Obviamente se mantiene la reserva de las identidades.

Julian Quintana, el director del CTI, declaró que “tenerlos por fuera del país era lo más conveniente, por el enorme compromiso y entrega que tuvieron esas personas durante el tiempo de preparación de la toma”.

Lea también: Cinco cosas espeluznantes que se encontraron en la calle del Bronx

De un largo reportaje, estas son afirmaciones y revelaciones del alto funcionario:

-Esta intervención “integral”, con ayuda de policía y Distrito (dice Quintana) fue muy planificada para que resultara impecable, desde hace un año, porque no era sólo una asunto de drogas sino también de extorsión, prostitución infantil, secuestro y asesinato.

– Se conformó un equipo entre la policía y el CTI que nos permitió infiltrar agentes dentro de esta organización. Debimos comenzar de cero e identificar inicialmente a habitantes de la calle (los menos responsables de tanta tragedia). Después buscamos a los líderes, las rutas de la droga, las rutinas, la seguridad.

Además: Tras operativo en el Bronx, el centro de Bogotá está más peligroso

-Fue un trabajo, altamente riesgoso, de hombres muy valientes tanto del CTI como de la policía que se infiltraron en el Bronx y lograron identificar a todos sus habitantes y sus conexiones en Bogotá y el país.

-Con personal especializado en técnicas de infiltración pudimos llegar al corazón del Bronx, saber lo que comían, cómo dormían, cuáles eran sus costumbres, su actividad.

-Hombres nuestros fueron “clientes”, otros se hicieron pasar como agentes de seguridad , campaneros, casi un centenar de personas.

También: Tarde de fotos en el centro tras operativo en el Bronx

bronx

-Se instalaron más cámaras, además de las que ya manejaba la policía. Se documentaron hechos muy graves, incluyendo algunas muertes. Detallamos el ingreso de los grandes capos con sus camionetas de alta gama. Fuimos testigos de secuestros. Todo ese material servirá como acerbo probatorio de la fiscalía.

Los tiempos judiciales y la respuesta humanitaria

-Una cosa son los tiempos en el proceso penal, los tiempos judiciales y otra cosa es la respuesta humanitaria frente al habitante de la calle. Teníamos claro que no podíamos hacer solamente una intervención para rescatar a los habitantes de la calle sino que más allá de ello teníamos que tener una estructura en materia judicial con el objetivo de desmantelar esta banda.

-Para tener los mejores resultados, nos tomamos el tiempo necesario –más del que hubiéramos querido- con el objetivo de investigar y recopilar las evidencias necesarias para iniciar las investigaciones que hoy en día están teniendo un buen desarrollo.

-Hoy tenemos muchas más evidencias porque gracias a la intervención hemos escuchado a las víctimas que son los habitantes de la calle y niños menores de edad que eran objeto de explotación sexual. Además tuvimos acceso a bienes inmuebles donde recopilamos evidencias científicas, donde hallamos sangre en determinados sitios donde habían torturado o descuartizado personas, en ajustes de cuentas.

Bronx-05

Las casas de pique en el Bronx

-Teníamos testimonios aterradores sobre sayayines que se encargaban de desaparecer a la gente. Testigos se referían a una casa o dos casas de torturas donde eran llevadas las víctimas para ser primero torturadas, después descuartizadas y sus cuerpos arrojados a canecas de ácido.

-No parecía creíble, pero confirmaron que sí. Encontramos instalaciones adecuadas para el efecto, carceletas, utensilios, armas, herramientas. implementos para torturar. Testimonios nos indican que había tortura, asesinatos y cuerpos de eran sacados del Bronx o desaparecidos en canecas de ácido.

Los detenidos y los que se fueron

-Capturamos a once personas, dos cabecillas muy importantes, “el flaco” y “teo”. En los días siguientes la policía logró la captura de 14 personas y continuamos en la búsqueda de otras.

-Los fiscales no pueden dar pasos en falso, aquí cuando nosotros hacemos una captura tenemos que tener toda la evidencia correspondiente para llegar a una sentencia. Estamos detrás de más cabecillas y otros miembros de esta organización.

El túnel

-Lamentablemente después nos dimos cuenta que existía un túnel por debajo del Bronx ,algo que las fuentes no  habían relatado. Tenemos  información de que por ahí huyeron al rededor de tres o cuatro personas que íbamos a capturar ese día. Las tenemos identificadas. Las estamos buscando.

Como lo he afirmado, estamos en el comienzo del fin del Bronx. Y proyectamos intervenir otros focos de droga, pequeños Bronx establecidos en Bogotá y en el país.