¿Jack el Destripador fue un vendedor ambulante?

¿Jack el Destripador fue un vendedor ambulante?

21 de noviembre del 2014

Estrangular, degollar y mutilar los órganos, ese era el modus opirandi del asesino en serie más famoso de la década de 1880. Su nombre real no se conoce, pero su alias lo catapultó y lo dejó escrito en el libro de los asesinos más famosos y despiadados de la historia. Lea también: Asesinos que marcaron historia en el mundo

‘Jack el Destripador’ se especializó en matar prostitutas. A una mujer le extrajo el útero, a otra el corazón y a otra todos sus órganos. Se llama así porque a la agencia estatal de noticias de Londres llegó una carta confesando dos de los crímenes. El autor de esos asesinatos y de la misiva firmó con ese seudónimo. También lea: Algunos de los peores crímenes sin resolver de la historia

Su identidad real no ha podido ser esclarecida, hasta ahora.

Gareth Norris, doctor de la Universidad de Aberystwyth del Reino Unido, asegura que el temido asesino fue Charles Allen Lechmere, un vendedor ambulante que vendía carne en un carrito cuya ruta coincide con los lugares en donde fueron encontradas las víctimas.

Jack el Destripador

Según cuenta ‘The Daily Mail’, la Policía encontró a Lechemere muy cerca al cuerpo sin vida de Mary Ann Nichols, la primera víctima que se conoce de ‘Jack el Destripador.’ 

De acuerdo con el medio de comunicación, ese 31 de agosto de 1888, el vendedor ambulante explicó a las autoridades que “llevaba allí solo un par de minutos.”

En un primer momento, para las autoridades no fue extraño que ese sospechoso estuviera salpicado de sangre en su ropa, esa era su labor: cortar carne, carne que contenía sangre.  Según cuenta el medio británico, los oficiales encontraron tiempo después que este hombre había mentido. No dijo su nombre real: Cruz, y en realidad estaba en el lugar del crimen desde mucho tiempo antes.

El Dr. Norris indica que las investigaciones en la vida de Lechmere mostraron que su madre era “una figura central” para él y que vivía muy cerca de ella, por eso no se entendía como podía cometer tales asesinatos.

Defiende su tesis categóricamente: “Lechmere podría ser apropiado para el perfil – junto con muchos otros – pero sí se ajusta el elemento de conspiración que fascina al público es otra cosa.”

Si la teoría de Gareth Norris resulta ser cierta se daría fin a uno de los crímenes más misteriosos de los que se tenga noticia.

Pero mientras eso pasa, esta sigue siendo precisamente eso, una teoría. A lo largo de la historia a Jack el Destripador le han adjudicado varias profesiones:

La teoría más polémica sobre quién pudo haber sido Jack el Destripador es que era un miembro de la familia real británica: el príncipe Albert Víctor, duque de Clarence. Los rumores que han circulado desde principios de los 1960, sugieren que Albert había contraído sífilis de una prostituta de Londres y, en un estado perturbado de la mente causada por los efectos de su condición, recorría el distrito Whitechapel de Londres en busca de prostitutas, sobre quienes podría desquitar su rabia.

La forma como se cometieron los asesinatos hizo pensar que el responsable tenía conocimientos quirúrgicos, por esta razón también se dijo que Jack en realidad era el médico de la familia real.

Otras versiones hablan de un judío polaco que emigró a Londres. A esta teoría se llegó luego de que unas pruebas de ADN revelan la identidad de Jack. En el libro titulado ‘Naming Jack the Ripper’, se habla de una evidencia forense de esta historia. “He pasado años trabajando en ella y hemos resuelto definitivamente el misterio”, dijo el autor.

Otra de las versiones sostiene que el asesino que atormentó a Londres hace 126 años, fue un comerciante alemán e incluso hay una que sostiene que se trataba de varias personas distintas.

Este gran conocedor de las calles de Londres mató a más de una decena de mujeres a finales siglo XIX, aunque solo cinco fueron aceptadas en la versión oficial: Mary Ann Nichols, Annie Chapman, Elizabeth Stride, Catherine Eddowes y Mary Jane Kelly. Fueron brutalmente mutiladas, las partes de sus cuerpos fueron encontradas en habitaciones o tiradas en las calles. A pesar de los múltiples crímenes de este asesino en serie, y las posibles identidades de Jack “El Destripador”, hasta hoy varias de estas muertes no han sido resueltas.

El misterio de Jack el Destripador ha dado para todo. Apareció por primera vez en la industria de los videojuegos en un juego denominado Jack the Ripper en 1987. A continuación, el personaje fue incorporado en el videojuego de plataformas Master of Darkness (1992) de Sega, en el cual se revela al final que el villano es en realidad un muñeco de cera animado.