Desafíos éticos del periodismo

Andrés Romero / KienyKe.com

Desafíos éticos del periodismo

5 de octubre del 2018

En tiempos en los que abundan las noticias falsas, verdades a medias y escándalos de corrupción, la credibilidad de los medios de comunicación está siendo duramente cuestionada. Las primeros en ser señalados son las herramientas tecnológicas ya que para muchos, la inmediatez y la presión que han ejercido en las sociedades actuales es evidente. Sin embargo, la ética del periodista también juega un rol importante en toda esta encrucijada.

En los últimos meses, los titulares de los medios de comunicación han girado en torno a diferentes escándalos de corrupción, los cuales han llamado la atención de los colombianos (incluso se realizó una gran consulta con el fin de combatir este flagelo). Pero ¿qué tan bueno es dar tanto protagonismo y relevancia a los corruptos y delincuentes?

En el marco del Festival Gabriel García Márquez de Periodismo, Javier Dario Restrepo, director del Consultorio Ético de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, aseguró que si bien es importante realizar este tipo de denuncias, es mucho más necesario incentivar un periodismo esperanzador en el que se visibilicen los actos positivos de las personas que trabajan para construir país.

“La ética es idealismo puro. Aquí es donde hablamos de la necesidad de que la prensa difunda esperanza… Necesitamos que la información nos notifique que la honestidad es posible y que por todas partes tenemos personas honestas”, indicó el periodista en el conversatorio ‘El zumbido y el moscardón: desafíos éticos en el periodismo actual’.

Andrés Romero / KienyKe.com

La desconfianza es algo que predomina en las sociedades actuales. Cuenta el maestro de que ha sido testigo de cómo en sus múltiples viajes se observa con recelo a todo aquel que tenga un pasaporte colombiano. La realización de producciones en las que se exaltan a los victimarios y no a las víctimas han afectado de forma negativa la imagen del país. Otro de los aspectos que afecta de forma considerable según Restrepo es que desde el periodismo no se exaltan las historias positivas.

“Cuando solo se muestra una de las partes en este caso la negativa, se está desinformando”, Javier Dario Restrepo.

Otra de las reflexiones a la que se llegó en esta cita con la ética fue en que por más utópico que suene, el periodismo debe alejarse de los esquemas jerárquicos en los que los que los grandes sueldos son para los editores, mientras que el reportero trabaja por muy poco e incluso lo hace hasta de forma gratuita. Para Mónica González, periodista y escritora chilena no se puede exigir periodismo de calidad mientras las existan diferencias tan considerables y se hable de élites periodísticas.

“Creo que los periodistas que se encuentran en cargos directivos y los reporteros debemos exigir que exista una diferencia al poder económico, político y religioso. Lo importante es ser transparente. La independencia significa ganar menos, que la diferencia entre el editor y el periodista sea la mínima, que no reproduzcamos la escala desigual obscena que se da en el mercado externo”, expresó la directora del Centro de Investigación e Información Periodística en Chile.

Las omisiones y silencios también son asuntos de ética periodística. Así como en el ejercicio periodístico se pueden realizar grandes denuncias que pueden generar un impacto en la sociedad, también se puede descontextualizar una noticia con datos irrelevantes con el fin de favorecer ciertos intereses.

“La ética no resuelve los problemas de corrupción. Para eso están los policías y los jueces. La ética es para quienes buscan la excelencia”, explicó Javier Dario Restrepo.

La reflexión final a la que llegaron estos referentes del periodismo ético es que tanto medios de comunicación como periodistas deben dejar a un  lado esa obsesión por las cifras y caer en cuenta que no hay nada más rentable que el periodismo ético.