Jeihhco, el caminante de la Comuna 13

8 de febrero del 2018

La ‘Revolución sin muertos’ es el trabajo de este líder social.

Jeihhco, el caminante de la Comuna 13

Elizabeth Correa L. / Kienyke.com

Cuando dijo: “los de camiseta también estamos construyendo país”, ante un auditorio lleno de los más importantes empresarios de Colombia, en el Club el Nogal, en Bogotá, el largo aplauso que siguió a sus palabras llenó de orgullo el corazón de Jeihhco Castaño, el caminante de la Comuna 13 de Medellín. Esa prenda, que lo caracteriza, casi le impide la entrada a este espacio, aunque su presencia era vital en el evento porque era el invitado de honor.

Tras recibir el galardón de innovación social de manos del presidente Juan Manuel Santos, añadió: “Cuando ustedes vayan a mi comuna, a nuestro parche, con su corbata, los vamos a recibir con los brazos abiertos”. El auditorio estalló.

Solo recuerda haber sentido lo mismo cuando fue reconocido en su colegio como el mejor puntaje del Icfes, aunque estaba perdiendo cuatro materias. Gracias a su logro, pasó las asignaturas, pese a la resistencia de algunos profesores, y demostró que más que un líder negativo, su ejemplo podía unir a muchos de sus compañeros bajo un mismo propósito: el de la amistad y el arte.

Ese liderazgo lo llevó, ya de adulto, a transformar la realidad de más de 4.000 jóvenes de la que fuera considerada en un momento de la historia la comuna más violenta de la capital de Antioquia.

Jeihhco es hip hop. Es el creador de la ‘Revolución sin muertos’, y Kienyke.com conversó con él.

Elizabeth Correa L. / Kienyke.com

Su lema: Música, arte, transformación

Jeihhco: Jei de Jeison; hh de hip hop, y co de Colombia, conoció el poder del género musical que ha marcado su vida . Tenía apenas 11 años y descubrió en él una forma de expresar sus ideas sobre la vida del barrio.

“Hip hop es una forma de pensar. Es el murmullo del barrio explícito. Un ritmo negro, revolucionario. Hip hop es el rock, el reggae, el jazz. Es música de música, cultura de culturas”, parafraseó a uno de sus artistas guía, Kase O., para hacer entender qué significa para él este género.

Pero fue en 2002 que lo usó realmente como un arma de transformación. “Una Ong invitó a los artistas de la Comuna 13 a conformar una red, La Élite, y ahí empezó la faceta del trabajo social. Hacer algo por el barrio por medio del hip hop. En 2004 creamos la Escuela hip hop Kolacho, para enseñarles a los jóvenes nuestro arte y hacer formación humana”, le contó el líder a Kienyke.com.

“El arte como un fin, no solo como una herramienta. Para nosotros es importante que los chicos sean muy buenos artistas”.Jeihhco Castaño

Desde hace cuatro años, y con sus coequiperos en su grupo C15 -DJ Seek, Juda, Jairito-, montó además Casa Kolacho, un lugar que define como “un espacio real, sincero, sin miradas sesgadas de lo que es la comuna”. Tiene estudio de grabación, para que los jóvenes se acerquen a explotar su arte, una salón para la práctica de baile, tienda para darle salida a las creaciones de los emprendedores, y es el lugar desde donde se coordinan los ya famosos graffitours, recorridos para conocer desde distintas perspectivas a la Comuna 13.

“Este proyecto es independiente y autogestionado. Hoy tenemos más de 12 personas empleadas desde acá, artistas todos. El hip hop es nuestra forma de ganarnos la vida”, contó Jeihhco.

Este hombre, que si de alguna forma se puede describir es como un bonachón buena gente, no se autodenomina director. “Soy coordinador. Me gusta enlazar los talentos y hacer redes para que salga algo más grande”.

Elizabeth Correa L. / Kienyke.com

Jeihhco y la Comuna 13

Su madre, Elizabeth Hernández, es su mayor ejemplo. Ella fue la que le enseñó que el mejor trabajo para que un muchacho no siga un camino equivocado es el amor. “Mi mamá siempre estuvo ahí. Es madre soltera y siempre me dio un gran ejemplo de ética, respeto y honestidad. Me enseñó que las cosas más ‘chimbas’ de la vida se consiguen con esfuerzo”, expresó Jeihhco.

“Yo entendí, sin reflexionarlo mucho, que mi camino tenía que ser distinto a la violencia, sin que me deje de tocar todos los días. Ahí está, se llevó a Colacho (un amigo que fue asesinado en 2009), a Duque, a familiares y todos los días siguen matando gente que uno conoce, pero adentro algo dice que si paras lo que estás haciendo, se va a demorar mucho tiempo cambiar la situación”, dijo el artista.

“No es salir, no es olvidar ni dejar atrás. Es pararse sobre la mierda, echarse la bendición y pa’ lante”Jeihhco Castaño

Elizabeth Correa L. / Kienyke.com

Laboratorio de ideas

Todos los días Jeihhco recorre las calles de su territorio y la tranformación, más que en megaobras de infraestructura como las Escaleras eléctricas, la ve en la gente. “La Comuna 13 es para mi un laboratorio que todos los días intenta crear la fórmula para ser un barrio ideal. Varias veces ha estallado, pero hay que volver a intentar. Recoger los residuos y retomar el trabajo. Falta más apoyo a los procesos”, expresó.

El líder es crítico con algunos procesos adelantados por el Estado, porque para él solo tratan de cambiar la imagen y lo que la gente quiere es modificar su realidad.

“Mi esperanza en esta ciudad son los parches como los nuestros, como los de Barrio Comparsa, Nuestra Gente, Crew peligrosos, La Gran Colombia, KGP, AK47 (organizaciones culturales)”, afirmó.

La música es lo que atraviesa a Jeihhco y a quienes están con él. Con C15 ha logrado sueños como expresarse en distintos escenarios, crear y cantarle al barrio. “Aquí sí hay amor” es una de sus creaciones más célebres.

En definitiva, día a día, Jeihhco vive por su comunidad, por su gente, por demostrarle a su hijo, Juan David, que puede sertirse orgulloso de su papá. Su motivación es que si en algún momento al pequeño le tocara elegir si lo quiere como progenitor, no lo dude y siempre lo escoja.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO