El drama del actor ateo que interpretó al Papa Francisco

15 de octubre del 2019

“Me están haciendo a un lado”, dice Kepa Amuchástegui.

El drama del actor ateo que interpretó al Papa Francisco

No son días fáciles para Kepa Amuchástegui. El actor, director y guionista bogotano que le ha dado vida a icónicos personajes como ‘Don Polo’, Fortunato Luna, Ángel Márquez, entre otros, no es ajeno al drama por el que pasan muchos colombianos: el desempleo.

La situación es compleja. No goza de una pensión. Los ahorros son escasos. Además, las oportunidades desde hace un buen tiempo dejaron de llegar. Es tal el desespero del actor, que se vio obligado a publicar un aviso clasificado buscando trabajo.

“Estoy necesitando trabajo. Por si nada de lo que he venido haciendo durante los últimos 50 años funciona (escribir, dirigir, actuar para teatro, cine y televisión) también soy buen traductor al español tanto del francés como del inglés”, fue el texto con el que ofreció sus servicios en cualquiera de estos sectores.

El último gran personaje de Kepa Amuchástegui

Hace tres años Kepa Amuchástegui vio en pantalla el personaje cumbre de su carrera: El Papa Francisco. Sin embargo, desde ese entonces fue poco lo que pudo festejar.

“En este momento estoy pasando por un momento bastante duro. No tengo pensión, no tengo grandes ahorros y es un momento de presión económica grave. Cada vez me llaman menos, salen menos papeles, menos trabajos y hay que rebuscarsela”.

Lea también: Vicky Hernández: “En Colombia la gente traga entero y consume lo que le den”

Con el talento que ha demostrado durante 54 años de vida artística, se ganó el papel de Papa Francisco, paradójicamente no agradece a Dios. Kepa Amuchástegui es ateo.

“Fui bautizado y todo eso, pero al cabo de unos años dejé de creer. No creo mucho en el cuento de la iglesia, en dios, el paraíso o el infierno”.

Además: A Víctor Mallarino ya no le gusta verse en pantalla

Ser ateo no impidió que se ganara el casting de la producción hecha por Fox Telecolombia para NatGeo.

KEPA AMUCHASTEGUI

“De todas maneras hay que apreciar el personaje, el Papa Francisco es un ser maravilloso. Su manera de ser, su amor por la humanidad y todo lo que está haciendo por modificar ciertas cosas me parece fantástico. Eso me facilitó las cosas. Más que creer en la iglesia como institución, creo en la bondad del argentino”.

No le pedirá fuerzas a dios para superar los momentos económicos difíciles que atraviesa. Prefiere confiar en su talento. “Lo que acabo de hacer me da para vivir dos meses tranquilo. Pero no puedo sentarme a esperar.  Toca rebuscarsela, mirar qué puedo hacer. Por ejemplo, si puedo doblar películas: Tengo una voz bastante aceptable”.

Con la misma tranquilidad que proyectan los personajes que interpreta, habla del momento difícil por el que pasan los actores.

“En Colombia los actores no gozamos de condiciones de trabajo aceptables”. El tema se complica cuando se trata de actores de trayectoria.

“Los años pasan y nos vamos volviendo viejos, cada vez hay menos personajes para personas de nuestra edad. La televisión se va volviendo más comercial, el rating en las edades entre los 15 años y los 35 y los libretos se dirigen hacia ese público. Ya el personaje viejo de las novelas no tiene la trascendencia que tenían antes. Por ejemplo, cuando Carlos Muñoz hizo ‘Caballo Viejo’ ya tenía sus años encima y el personaje fue tremendo, un éxito”.

Reflexiona: “Hoy en día nos dejan de lado. Últimamente me dan personajes muy cortos y esporádicos, pero más allá de eso, sí me parece una lástima el desperdicio en el que están incurriendo los canales y las productoras al excluirme a mi y a otros como yo de la parte de la dirección. Una cosa que no nos puede quitar a pesar de los años, es la experiencia adquirida. Eso sí es supremamente injusto. Como director podría enseñar muchas cosas a los jovenes que están en mora de saber y de haber aprendido”.

El papa rebelde Kepa amuchastegui

El discurso de Kepa presenta una dualidad conmovedora. Por un lado se emociona por haber participado en el documental de NatGeo (Francisco el Papa rebelde): “un reto de alta exigencia actoral”, pero por otro piensa en el futuro cercano y cómo enfrentarlo.

“Tengo una serie de comodidades: carrito, casita, pero también tengo una serie de gastos. Llega un momento en el que uno siente que el mes entrante no voy a poder cumplir con esos gastos porque no está entrando nada de dinero. Viene esa angustia de no tener un empleo fijo”.

Del documental, dirigido por Patrick Ream, Amuchástegui comenta: “Si comparo las grabaciones del Papa Rebelde con otras en las que he estado, está fue mucho más dispendiosa en cuanto a la perfección que se quería alcanzar. Se repitieron las escenas, se charlaban, se elaboraban. La iluminación tardaba mucho pero fue muy bien lograda. Se demoró el triple del tiempo que normalmente se hubiera demorado, pero para mí como actor, fue muy gratificante ver que se destine el tiempo necesario para hacer algo que quedó excelente”.

Del papel que hizo y que vieron millones de personas este fin de semana, dice: “Vi muchos videos que han hecho sobre él. En Internet hay cualquier cantidad de material. Pese a mi convicción espiritual no hubo mayores reparos para hacerlo”.

Bromea: “El director me pidió que imitara la voz de papa, que es bastante más aguda que la mía, pero no finalmente dejamos mi voz natural, la voz del papa no es muy agradable que digamos, en cambio la mía tiene más acogida”

¿Por qué un colombiano haciendo de papa argentino?

“¿No sé por qué decidieron hacerlo acá . Quizá temían que en Argentina no fuera tan bienvenido el tratamiento que se le daba al papa. Fue un trabajo colombiano, y en hora buena porque demuestra que podemos hacer cosas muy aceptables”.

Un ateo como el jefe de la Iglesia Católica

“Me creí el cuento. En la escena en la que camino hacia el balcón de San Pedro para ser presentado al mundo como el nuevo papa, sentí una elevación. Por un lado estaba la parte racional del actor que sabe que todo hace parte de una farsa, que no estaba en Roma sino en el centro de Bogotá, y por el otro está creerse el cuento, sentirme una de las personas más importantes del mundo. Fue algo mágico”.

En la última década Kepa Amuchástegui ha interpretado personajes con mucho dinero y poder…todos buena gente.

“He sido gerente, médico propietario de un hospital, Presidente de la República y papa. No me queda más sino hacer de Dios o una cosa así”, se ríe.

¿Qué personaje le gustaría interpretar?

“El Rey Lear de Shakespeare. Un personaje mítico. Sé que no lo voy a poder hacer porque poder hacerlo se necesita mucho dinero, en cuanto a la producción. Se necesita un elenco muy grande y ese tipo de teatro no tiene éxito. No se podría”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO