El vehículo solar colombiano que competirá en Bélgica

18 de agosto del 2018

La competencia será el 21, 22, 23 de septiembre.

El vehículo solar colombiano que competirá en Bélgica

Competir en el ILumen European Solar Challenge (Desafío Solar Europeo), una de las competencias internacionales, en la que las más importantes universidades del mundo muestran sus vehículos impulsados con energía solar, que se realiza cada dos años en Zolder, Bélgica en una antigua pista de Fórmula 1, es tal vez el más grande anhelo de muchos universitarios y son pocos los que pueden materializar ese sueño.

Decir que esta competencia está casi que reservada para la mejores universidades del mundo no es exagerado, no en vano en Latinoamérica solo una ha logrado competir y dos veces consecutivas, lo que destaca que en el nuevo continente hay el suficiente potencial para desarrollar esta novedosa tecnología, que entre otras cosas, es amigable con el medio ambiente, ya que no contamina, como los automotores que utilizan los hidrocarburos para su funcionamiento.

Se trata de Kratos, un vehículo solar y eléctrico, desarrollado por jóvenes estudiantes de la Universidad Eafit de Medellín, quienes han logrado tal proeza y han mostrado que la innovación tecnológica se puede desarrollar en nuestro país.

Daniela Durán, integrante del proyecto Kratos, en conversación con KienyKe.com, manifestó que esta iniciativa nació de una serie de aprendizajes y enseñanzas de un proyecto similar llamado Cámbria, desarrollado en 2016, con el cual se logró la primera participación en este importante evento europeo.

“Ensamblar un carro no es fácil y tampoco es algo que se haga todos los días y más si este es completamente solar, que implica una tecnología diferente y especificaciones técnicas totalmente distintas, en ese sentido,  hemos avanzado significativamente en el tema técnico, porque son estudiantes que no tiene nada de conocimiento en la construcción de un carro y lograr llegar tan lejos es una de las mayores motivaciones para todos”, manifestó Durán.

El nacimiento de Kratos

Este vehículo empezó a tomar vida desde el mes de noviembre del año pasado, cuando gracias a un programa de modulación 3D, se le dio la forma desea y de esta manera, empezar a trabajar en la fabricación de su carrocería y componentes técnicos.

Kratos a diferencia de su antecesor, Cámbria que solo contó con tres meses para su fabricación, lo que de cierto modo lo limitó en muchos aspectos, tiene el suficiente tiempo para realizar pruebas que permitan hacer mejoras y de esta manera llegar en óptimas condiciones al viejo continente.

“Competir con universidades de talla mundial como Cambridge y Tudelft, es un sueño porque estamos materializando un sueño y ponemos en práctica los conocimientos que adquirimos en las aulas de clase”, indicó Durán.

Aunque inicialmente se había estimado una velocidad máxima de 80 kilómetros por horas, pero teóricamente podría llegar a los 140 kilómetros, gracias a las especificaciones del motor, además cuenta con una batería, compuesta por 1.300 celdas, que la mantienen completamente cargada por seis horas y darle al vehículo una autonomía de 400 kilómetros en un recorrido.

En total son 40 estudiantes los que días tras día se encargan de poner su granito de arena y de esta manera poner en funcionamiento el único vehículo solar del continente que estará en esta nueva edición del  ILumen European Solar Challenge, que se realizará el próximo 21, 22 y 23 de septiembre y la cual consta de cinco pruebas durante la competencia, entre las que se encuentran una carrera de 24 horas continuas, la vuelta más rápida, un reto de seguridad y una de innovación en los vehículos.

Este grupo de jóvenes espera poder hacer un buen papel en esta competencia internacional y a su regreso a Colombia, seguir mejorando este prototipo, el más avanzado en su estilo que se construye en América Latina.

Con Kratos estos jóvenes le apuestan a explorar y desarrollar una movilidad sostenible y la ingeniería necesaria que permitan demostrar que este tipo de tecnología no es algo exclusivo de los países más desarrollados, por el contrario, pretenden romper ese tabú y atreverse a dar un paso importante en un tema del que mucho se ha hablado, pero en el que poco se ha hecho en el país, y por qué no, que este tipo de iniciativas se repliquen y convertir a Colombia en un referente mundial en movilidad sostenible.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO