La amenaza del pez león: el devorador del Caribe

10 de mayo del 2012

Un huracán lo arrastró desde Florida a las costas colombianas y ahora amenaza con desaparecer especies y envenenar turistas. La alternativa: comérselos.

La amenaza del pez león: el devorador del Caribe

Se zambulló en el agua, nadó bajó el sol de la tarde. No fue muy lejos. Desde el mar vigilaba las cosas que dejó abandonadas en la arena de una playa del Parque Tayrona. Vio un cardumen de peces con rayas rojas y blancas, cubiertos de espinas largas que les cubrían el cuerpo dándoles el aspecto de leones de mar (a eso se debe el nombre). Silvio Contreras se acercó para sentir el roce de los peces en su cuerpo. Era un turista y pensaba que iba a tener la sensación de cosquillas que causan los cardúmenes.

La mayoría de peces se espantaron, pero uno de ellos se acercó al hombre y con las espinas dorsales le inyectó su veneno en la pierna. El turista lanzó un gritó que se escuchó en la playa. Un hombre moreno corrió, nadó y se dirigió al punto donde había sonado el grito. No vio nada, pues el herido se había dejado hundir en el agua al sentir que perdía la respiración y su pierna ardía como si lo hubieran marcado con hierro hirviendo.

En las redes de los pescadores aparecen los peces león que han devorado cangrejos, camarones y peces pequeños.

Con agua en los pulmones regresó a la costa gracias al baquiano que se lanzó al agua. Después de 30 minutos el dolor cesó. Sentía nauseas. Los curiosos pensaban que la picadura se había producido por los tentáculos de una medusa venenosa. Contreras explicó el episodio con los peces rayados. El rumor corrió y todos los bañistas salieron del mar por miedo a ser picados.

El accidente ocurrió en 2010, dos meses después las redes de los pescadores se llenaban con la nueva especie de pez. Los camarones, cangrejos y pequeños sábalos empezaron a escasear. Los hombres devolvían el raro espécimen a las aguas. Pensaban que era venenoso, no sabían que podían freírlo, apanarlo o convertirlo ceviche.

Los hoteles del Caribe agregaron a su menú recetas con pez león.

El Pez León es voraz. Mide hasta 40 centímetros y puede ingerir una docena de animales en una noche. En grupo son capaces de devorar cuanto animalito encuentran hasta amenazar con extinguirlo. La plaga del Pez León se está extendiendo como una mancha roja por toda América, y en Colombia afecta a Chocó, Guajira, Magdalena, Bolívar y Atlántico.

Un grupo de investigadores de la Universidad Nacional, Colciencias y la Universidad de Magdalena, están estudiando las consecuencias de la presencia del Pez León en el país. Según la teoría de los investigadores, la invasión comenzó en 1992, cuando el huracán Andrew azotó la costa de Florida expulsando un grupo de peces de un acuario. Estos animales empezaron el cortejo de reproducción a medida que bajaban a Centroamérica y fueron multiplicándose hasta convertirse en una amenaza para las especies marinas. Cada hembra arroja una bolsa de 2 mil a 15 mil huevecillos.

Cambiando el menú

El mero podría convertirse en el héroe de la historia combatiendo la amenaza del Pez León. Es el principal depredador de estos animales, por eso, se está buscando que los pescadores abandonen poco a poco la cacería del mero para controlar la invasión. Grupos ambientalistas sumados a cocineros internacionales, buzos y biólogos marinos, quieren agregar al menú costero el Pez León como ingrediente.

En 2011, en Bolívar y Magdalena se realizaron concursos de cacería de este tipo de pez. En Santa Marta, durante dos días de evento cazaron 593 especies que fueron guisadas por los cocineros invitados. La mejor receta era premiada.

En las costas colombianas están haciendo concursos de pesca para controlar la reproducción de la especie.

Aún los pescadores no se han acostumbrado a la pesca del León de los mares, pero los hoteles de la costa Caribe lo están añadiendo a su carta. Consideran que es una apetitosa forma de equilibrar el ecosistema y evitar que las especies endémicas se extingan y los turistas abandonen las playas por temor al envenenamiento del Pez León.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO