La declaración que enreda a Andrés Felipe Arias

La declaración que enreda a Andrés Felipe Arias

5 de mayo del 2011

El 23 de marzo y el 6 de abril, el abogado Julián Alfredo Gómez Díaz se presentó ante un grupo anticorrupción de la Procuraduría como testigo fundamental en el caso de Agro Ingreso Seguro. Él fue asesor y director del polémico programa, y los investigadores querían preguntarle sobre algunos misterios sin resolver.

Gómez no llegó con las manos vacías. Sabía que debía entregar la verdad sobre los implicados en este caso. Su capital fueron 45 correos electrónicos de directivos de Agro Ingreso Seguro y altos funcionarios del Ministerio de Agricultura. En ellos estaban las instrucciones para “perfeccionar” el programa en las convocatorias para la entrega de subsidios en el programa de riego y drenaje de 2008 y 2009.

Los investigadores preguntaron sobre las irregularidades en ese programa revelados por la revista Cambio en septiembre de 2009. Gómez contestó: “De lo que recuerdo en dichas verificaciones, se advirtió que algunos proyectos que estaban en ejecución beneficiaban a un mismo predio, y en algunos casos la forma en que dichos proyectos habían sido diseñados podía llevar a pensar que se trataba de una misma infraestructura”.

Su versión fortaleció la hipótesis que dice que los recursos del programa se asignarían a personas que, tiempo después, le ayudarían a la campaña presidencial del entonces ministro Andrés Felipe Arias.

El ex viceministro Juan  Camilo Salazar fue enviado a la cárcel por el escándalo de AIS.

Pero antes de centrarse en algún nombre notable, los investigadores preguntaron qué funcionarios participaron en la creación de los términos de referencia del programa AIS para 2009.  “Las personas que participamos en ese proceso fueron Iván Esteban  [ex director de AIS], Soraya Pardo, y el suscrito. Y en cuanto a los técnicos del IICA (Organización que desarrolló el programa), tengo presente a los doctores Jairo Cano, Agustín Herrera, José Irián Tobón y otros miembros de la unidad operativa del IICA”, afirmó Gómez.

Pero él no esperó la pregunta directa y agregó: “En cuanto a los funcionarios del Ministerio que impartían instrucciones para determinar la forma en que se expedirían los términos de referencia, creería que fueron impartidas directamente por el señor ministro Andrés Felipe Arias, o el señor viceministro Juan Camilo Salazar”.

Con la antesala agotada, los interrogadores indagaron sobre la participación del  entonces ministro Arias y el viceministro Salazar en algunas instrucciones impartidas desde el Ministerio. Gómez enfatizó que las condiciones para los subsidios y su procedimiento “no era algo que definieran ni pudiera definir los miembros de la unidad coordinadora ni funcionarios del IICA, sino la determinación política del Ministerio”.  Añadió que entre los distintos componentes del programa, dichas decisiones también le fueron comunicadas a Iván Esteban por personas que nuevamente creería que corresponden al ministro Arias y al viceministro Salazar”.

Valerie Domínguez y su novio Juan Manuel Dávila recibieron subsidios de manera irregular del programa AIS.

El procurador fue más allá y preguntó sobre la manera como se escogieron a los beneficiarios de Agro Ingreso Seguro. Era un cuestionamiento definitivo para establecer las irregularidades, porque los beneficiarios de ese programa resultaron ser familias importantes de la Costa, reinas de belleza y empresarios que a la postre aportaron dinero a la campaña de Andrés Felipe Arias.

Gómez respondió que en 2009 se habían hecho esfuerzos para cambiar la reglamentación para la entrega de los subsidios. En esa medida, los beneficiarios potenciales podían ser asociaciones de usuarios. Sin embargo, aseguró que tal y como lo demostraba en los correos electrónicos, hubo una contra orden impartida desde el propio ministerio, que buscaba modificar esa idea para que los subsidios se entregaran como en los años anteriores, es decir, a cualquiera que presentara un proyecto.

Según los entendidos, esa modificación daba pie a que se repitiera la historia, porque los subsidios serían repartidos entre grandes empresarios.

El exministro Andrés Felipe Arias no tiene aún apremios judiciales por su presunta responsabilidad en AIS.

La declaración de Gómez abre un boquete inmenso en este capítulo del escándalo de Agro Ingreso Seguro, porque es la primera vez que alguien señala de frente al ex ministro Arias y al viceministro Juan Camilo Salazar como las cabezas de este episodio que hoy, después de dos años, da sus primeros frutos. Salazar está preso en la cárcel la Picota, junto con cuatro ex funcionarios del Ministerio de Agricultura. Gómez deberá comparecer ante un juez en las próximas semanas para que explique su participación en estos hechos.

Queda entonces por definirse la suerte de Arias quien, por ahora, está por fuera de las decisiones judiciales. Con sus propios insumos probatorios y con aquellos que le envíe la Procuraduría, la Fiscalía tendrá ahora la última palabra.