‘Solo sé vos mismo’, la filosofía de vida de Alejo Igoa

Sebastián Ocampo/ Kienyke

‘Solo sé vos mismo’, la filosofía de vida de Alejo Igoa

7 de noviembre del 2018

Tiene 21 años. A su edad, muchos jóvenes estarían cursando alguna carrera universitaria, trabajando en alguna tienda o simplemente pensando en qué hacer el resto de su vida, mientras que él, Alejo Igoa, un argentino que aprovechó el apogeo del internet, tiene a más de tres millones de personas revisando su cuenta de YouTube para mirar el último video posteado.

Igoa es un “youtuber” desde hace cinco años, pues comenzó a ejercer esta profesión desde enero de 2014, y al día de hoy, se convirtió en un estilo de vida consolidado y un solvento económico más que suficiente para él.

Su vida en el mundo digital comenzó, según contó en entrevista a Kienyke.com,  porque miraba muchos youtubers de afuera, especialmente de Estados Unidos, y decía que quería hacer eso mismo. Para eso, le pidió a sus padres una cámara en su cumpleaños y así fue como empezaron todos los procesos de grabación y edición, todo de su autoría.

Con el pasar del tiempo descubrió que sus videos eran bien recibidos así que no paró. Su éxito al día de hoy es tan rotundo que para él, todo lo que está viviendo es una “completa locura” que jamás se imaginó.

“Cuando comencé, no sabía si me iba a ir bien o mal pero tenía que arriesgarme e intentarlo. Me acuerdo que mi primer video se llama ‘solo sé vos mismo’. Ahí yo tenía la intención de dejar ese mensaje y ahora aprovecho que tengo ese poder de influenciar personas para no solo hacerlas reír sino para que se arriesguen e intenten cosas nuevas para su vida”, comentó.

Después de hacer su primer video, lo compartió en sus redes sin saber lo que le esperaba. Siguió haciéndolo de manera rigurosa y en un parpadeo, Igoa ya contaba con cientos de seguidores en su canal, lo que lo motivó a trabajar más duro para hacer de YouTube su estilo de vida.

Además, Alejo Igoa contó con la fortuna de que en su casa siempre fue apoyado pese a que entrar en este mundo es realmente “un tiro al aire”. Al principio era algo “muy loco”, porque sus papás lo veían grabando y haciendo cientos de retos que para ellos eran extraños pero siempre sintió el acompañamiento familiar y eso lo llenó de más fuerza para continuar.

“Mucha gente piensa que es muy fácil ser Youtuber, pero no. Esto es un trabajo. Se necesita grabar, editar, guionar, y muchas otras cosas. En un solo video de 10 minutos pueden haber horas de grabación, días de edición y a veces eso es muy complicado. Además, yo hago todo solo, yo me produzco, yo edito y yo publico todo”Alejo Igoa

Su éxito ha sido tanto que al día de hoy ha podido conocer varios países, personas y culturas gracias a múltiples eventos como el que ocurrió el pasado 3 de noviembre en Medellín, donde tuvo lugar el Club Media Fest, uno de los encuentros más importantes de youtubers en el mundo y al que él ya tuvo su espacio reservado.

Actualmente sube dos videos semanales, y ese puede ser quizá su mayor obstáculo: “A veces como que ya no sé que hacer, o me desmotivo un poco, pero es cuestión de volver a empezar y ser constante. No se puede abandonar nunca en esto”.

Su inspiración está en la ducha, aunque constantemente está pendiente de lo que pasa a su al rededor para imaginarse un nuevo video: “Normalmente me inspiro en el baño, ahí llegan las mejores ideas. Salgo, las anoto y pues, algunas las hago y otras no, pero siempre que se me ocurre algo lo anoto para poder hacerlo”.

Ahora es consciente de que YouTube quizá quedará en un segundo plano y su idea de negocio ya no será tan fructífera como lo es ahora, pero, ante esta situación, aseguró que el ser youtuber lo obliga a tener que adaptarse a cualquier plataforma al ser una persona que crea contenido, lo que espera seguir haciendo por mucho más tiempo.

No tiene preparado un trabajo para dentro de cinco años por lo que espera seguir viviendo gracias a los videos que publica semanalmente, al menos por un largo tiempo.

Alejo Igoa jamás pensó que a su edad iba a tener el éxito que hoy en día tiene: “Nunca me imaginé llegar hasta acá, esto al principio era solo un hobby, y hoy que veo todo lo que he conseguido, me doy cuenta que todo el trabajo valió la pena y espero que todos los que algún día deseen hacer lo mismo, no pierdan la fe”.