Ku Klux Klan: odio racial al extremo

Ku Klux Klan: odio racial al extremo

16 de agosto del 2017

Dos hechos que se volvieron noticia y le dieron la vuelta al mundo, como lo fueron los incidentes que se presentaron esta semana en Charlottesville en Virginia, (EEUU) en el que fueron protagonistas ultraderechistas blancos y el ataque racista en contra de la periodista colombiana Ilia Calderón, por parte de un miembro del Ku Klux Klan, las miradas se volcaron hacia este grupo radical, reabriendo la herida del racismo en Estados Unidos.

¿Qué es el ku Klux Klan?

Este grupo racista, homofóbico, antisemita, xenófobo y anticomunista surgió en Tenessee, Estados Unidos, en 1865, a finales de la Guerra Civil. Todo comenzó como un grupo secreto de seis blancos excondefederados y esclavistas derrotados en la guerra que buscaban un escape, beber y charlar.

El nombre que eligieron, Ku Klux Klan, es derivado de la unión de la palabra griega Kuklos, que significa círculo, y de la palabra clan, que hace referencia a los clanes a los que pertenecía su ascendencia, proveniente de Escocia.

Un año después de su fundación, los miembros del grupo perdieron el control y el Ku Klux Klan se convirtió en un grupo radical que buscaba reprimir a los esclavos liberados e intimidar a los republicanos, que en ese entonces eran el partido antiesclavista.

Muchos miembros del Partido Demócrata buscaron pertenecer al KKK, dada la repugnancia que este grupo sentía por los republicanos.

En 1867 dejaron de ser un grupo desorganizado que solo irrumpía los actos religiosos de la comunidad negra, y bajo la conducción de George Gordon, planearon una organización más estructurada, con un organigrama y pruebas para pertenecer a ella.

El KKK tenía un brujo, líder del clan, diez genios, que cumplían la función de colaboradores o consejeros y detrás de estos se encontraban los seguidores o partidarios.

En 1867 el brujo fue el general confederado, Nathan B. Forrest.

Entre sus filas se encontraban hombres de campo, políticos demócratas desplazados y criminales, que veían en este grupo la posibilidad de reivindicar sus derechos.

A pesar de esta organización, las células del Klan en todo el país se volvieron independientes y violentas. Entre sus actividades estaban los actos intimidatorios, sobre todo contra negros, maestros y defensores civiles a quienes visitaban con disfraces aterradores para luego golpearlos o asesinarlos, ya que creían en la superioridad de la raza blanca.

1

El “primer Ku Klux Klan” fue desintegrado por el presidente republicano Ulysses S. Grant, mediante el Acta de derechos civiles de 1871. Pero la organización no desapareció de inmediato, a pesar de ser perseguidos legalmente.

En 1873 sucedió la Masacre de Colfax, en la que un grupo de hombres blancos, armados con rifles y un pequeño cañón, sometieron a unos afromericanos que se encontraban celebrando la Pascua. Ese día murieron más de 100 negros.

Cuando los miembros del grupo empezaron a ser arrestados, El KKK empezó a caer y perder apoyo; pero aunque todo parecía haber terminado, en 1915 el Klu Klux Klan volvió a resurgir bajo el liderazgo de el coronel William Joseph Simmons.

En esta nueva era el grupo extremista también buscaba suprimir los derechos de la raza negra, además los de los católicos y judíos.

Luego de la Primera Guerra Mundial, el número de seguidores de el KKK creció de manera considerable. Pero gracias al poder de los medios de comunicación varios crímenes llevados a cabo por el grupo salieron a la luz y en 1929 tuvieron que acatar la legislación dada por el Tribunal Supremo de prohibir las asociaciones secretas, por lo que perdieron muchos miembros.

2

En 1944 el KKK sufrió un duro golpe al ser acusado de evasión de impuestos y ser condenado a pagar una fuerte suma de dinero. Luego de la Segunda Guerra Mundial el Klan volvió a caer, debido al escándalo de uno de sus líderes, David Stephenson, que fue condenado por violación.

En 1954, periodo en el que el gobierno norteamericano decide desarraigar la segregación racial de las escuelas, el Ku Klux Klan reaparece, pero no con la fuerza que tenía en sus inicios, sus miembros eran pocos. En 1964, luego de la promulgación de la Ley de Derechos Civiles, el grupo volvió a crecer y para la década de  los 80 llegaron a otros países, como Canadá.

Actualmente se mantiene activo, pero a través de congregaciones aisladas que no superan los 3.000 integrantes. La mayoría se encuentran en los estados que alguna vez fueron Confederados.