La historia del fútbol en los videojuegos

La historia del fútbol en los videojuegos

6 de Mayo del 2013

Los videojuegos llevaron la pasión del fútbol más allá de los guayos, balones, camisetas y demás indumentaria. Fue a través de la consola Intellivision, lanzada por Mattel en 1979, que los fanáticos experimentaron por primera vez la sensación de jugar un partido de fútbol en la pantalla. Aunque limitado en sus gráficos, el “Soccer” maravillaba a aficionados gracias a la recreación de las principales reglas de este deporte como el tiro de esquina y el saque de banda.

Sin embargo, ante la irrupción del entretenimiento, surgió el Atari 2600, que puso en manos de los amantes al fútbol el “Pele’s Soccer”, un juego lanzado al mercado mundial en 1980 y cuyo principal atractivo era su carátula. El éxtasis generado por el Rey del fútbol hacía creer a quienes disfrutaban con sus jugadas, que las figuras ovaladas que pateaban un balón cuadrado, representaban a la estrella del fútbol brasileño. No había desarrollo tecnológico en ese entonces, lo que primaba era la imaginación.

En 1985 la compañía Arcade experimentó con el Tekhan World Cup en las máquinas de juego, que proporcionaban una sensación más completa y única de jugar en un simulador, dado que su pantalla se encontraba en forma horizontal. Aunque el Mundial de México se celebró un año después, Arcade fue la primera que vinculó su juego con los equipos participantes en dicho certamen.

Para ese entonces Pelé ya había abandonado el fútbol y el auge pasó a los pies de Diego Maradona, quien con la “mano de Dios” y el “gol del siglo” ante Inglaterra, puso a los creativos a diseñar un juego que incluyera sus capacidades futbolísticas.

Pele 1980, Kienyke

Pasaron cuatro años, para que Nintendo mostrara una faceta más dinámica del deporte rey, con el World Cup, un juego en el que los remates de larga distancia y los amagues hicieron su aparición. Figuras algo más cercanas a la realidad fascinaban a la creciente afición por los videojuegos, que soñaba con ver cara a cara a Lothar Matthaus con Diego Maradona.

Consientes del éxito con los simuladores, diferentes compañías de entretenimiento desarrollaron herramientas técnicas con las que los jugadores virtuales se sintieran más cerca a la realidad. De triángulos, figuras inanimadas y sonidos monofónicos, se pasó al comienzo de la era tridimensional, con avances la visualización del campo y el desarrollo del juego en equipo.

Para el Mundial de Francia 98, la compañía estadounidense Electronic Arts (EA), firmó derechos de exclusividad con la FIFA para desarrollar el juego oficial de la Copa Mundo. Fue el gran salto de los videojuegos futboleros, que permitían disputar partidos en todas las fases con cualquiera de las 32 selecciones que hicieron parte del certamen o jugar en alguno de los estadios oficiales.

A partir de ese momento, la revolución tecnológica se apoderó de todas las líneas de juego, llegando a plasmar hasta el mínimo detalle físico de los futbolistas reales. La calidad de los gráficos sumada a un realismo inigualable, han hecho que la afición aprenda de sus referentes de la mano de los videojuegos.

FIFA International Soccer 1993, Kienyke

Fifa International de Soccer, lanzado por EA Sports en 1993.

Los narradores también juegan

En la búsqueda incesante de las mejoras EA Sports introdujo en 1999 la narración en español de sus partidos. Pero fue en el 2006 cuando catapultó al mexicano Enrique “El Perro” Bermúdez como su narrador principal en el juego de la Copa Mundo Alemania 2006, desde allí Latinoamérica se acostumbró a escuchar frases como: “Aficionados que viven la intensidad del fútbol” “zambombazo”,  “la pelota se acaricia, como se acaricia a la novia”, entre otras.

Bermúdez, quien hace parte del grupo de narradores de la cadena Televisa, trabajó con EA Sports hasta el año pasado, debido a que su par en el comentario, el exfutbolista Ricardo Peláez, abandonó su profesión para ser el Presidente de las Águilas del América.

“Para mí fue una experiencia sensacional,  haber ido a Argentina, España, Colombia, Venezuela y gran parte de Estados Unidos y encontrarme con que la gente me reconocía, sobre todo los niños, que se me acercaban para pedirme un autógrafo o tomarse una foto, es algo maravilloso!”

Y es que un narrador como “El Perro” Bermúdez, en 36 años de experiencia, cubriendo seis Mundiales de fútbol, cinco Eurocopas y dos Juegos Olímpicos, no había encontrado una experiencia tan dura pero a la vez gratificante como narrar para un videojuego.

[youtube width=”540″ height=”360″]http://www.youtube.com/watch?v=UTi-tQRS8HU[/youtube]

Jornadas de 20 días de grabaciones con 8 horas diarias de esfuerzo, obligaban a sacar del repertorio todo el arsenal de comentarios acumulados durante las tres décadas cerca al micrófono, “es un trabajo bastante arduo, ibas acumulando frases, yo llegué a tener 17.000 comentarios de juego, ellos dan una idea y uno de acuerdo a su estilo la va improvisando. Es un trabajo difícil para la garganta, hay que consumir mucha agua, mucha miel de abeja y ser muy creativo para no caer en la repetición”.

A partir del 2013, los goles de Lionel Messi y los cabezazos de Cristiano Ronaldo en el juego de la FIFA, son narrados por el mexicano Ciro Procuna, el argentino Mario Alberto Kempes y el salvadoreño Fernando Palomo.

Estos tres prestigiosos comunicadores de la cadena ESPN, se dieron a la tarea de imponer su estilo en los videojuegos. Gracias a un libreto que incluye las palabras características de cada narrador y comentarista, quienes toman el control de su consola se ambientan de la misma manera que cuando observan un encuentro real. 33 años del fútbol en la era digital, un recorrido inspirado en los mejores y que sigue su constante evolución en la vertiginosa carrera tecnológica por hacer que los juegos cada día se asemejen a la realidad.