“La infidelidad se justifica en el hombre”

“La infidelidad se justifica en el hombre”

4 de septiembre del 2012

La colombiana Layla Martínez, elegida como Señora Universo en Rusia, donde compitió con otras 54 candidatas, resultó machista, igual o más que la senadora Liliana Rendón, quien defendió al “Bolillo” Gómez después de la paliza que le propinó a su pareja. La congresista dijo en su momento: “Somos muy necias y cuando nos decidimos a fregar…no nos para nadie, somos insoportables, agresivas y provocamos reacciones”.

Layla, de 26 años, abogada, empresaria y casada hace 7 años, justifica la infidelidad de los hombres “si no tienen todo lo que quieren en la casa”.

Hablando de Tiger Wood y sus problemas conyugales, la Señora Universo lo respalda diciendo: “Es posible que no tuviera en la casa todo lo que le daban en la calle”.

Layla Martínez invita a las mujeres del mundo, especialmente a las casadas, “a despertar, a seguir siendo novias, amantes y amigas durante el matrimonio”. Y complementa su tesis: “Yo soy de las personas que piensa que así como nosotras tenemos derechos, ellos también los tienen. Quiero recordarles también que la naturaleza del hombre es esa: ser infieles. Al hombre todo le entra por los ojos y a una por el oído.”

En un caso de infidelidad habló como abogada: “Mi cliente lo que hizo fue refugiarse en la calle, porque quién sabe la esposa cómo será o qué pasará a puertas cerradas. Es posible también que ya no esté enamorado…”.

Layla Martínez
Foto: Colprensa.

Interrogada nuevamente sobre si la infidelidad es aceptable porque el hombre no encuentra todo en la casa, Layla reconfirmó: “Eso es lo que he dicho. Y las mujeres no podemos dar papaya. Hay que ser siempre cariñosas y atenderlos muy bien. No hay que permitir que nadie se meta en la relación”.

Fue elegida primero Señora Cesar y después Señora Colombia, antes de viajar a Moscú (Rusia), donde compiten mujeres casadas, en edades entre 25 y 55 años. La capacidad de servicio y las habilidades en el debate hacen parte del concurso. El tema central de este año fue el abandono infantil.

En Colombia no tuvo muchas oportunidades de concursar en reinados de belleza, “porque a las bajitas nos dejan a un lado”. Fue modelo y presentadora de televisión.

Sobre versiones de que su esposo es narcotraficante y le compró la corona, expresó tajante rechazo: “Mi marido es un comerciante normalito…”