La pelea por el “Mono Jojoy”

La pelea por el “Mono Jojoy”

16 de diciembre del 2010

Aníbal Peralta Rojas, el hermano del “Mono Jojoy”, no pronunció palabra alguna durante la audiencia que decidiría la suerte del cádaver de su hermano. Agarrado con fuerza de su bastón, escuchó a la jueza de control de garantías de Bogotá Aura Nubia Martínez Patiño, que señaló que el cuerpo del guerrillero debería ser entregado a la familia para que lo sepulten en Bogotá y no en Cabrera, Cundinamarca. Sin embargo, la decisión fue apelada e irá a una segunda instancia a mediados de enero.

La decisión se tomó en la Sala 304 del Complejo Judicial de Paloquemao, en medio de una nube de periodistas después de cuatro horas de deliberación. Hubo muy pocos asistentes civiles. Además de Aníbal Peralta estuvo también una prima del guerrillero y un líder cívico de Cabrera.

Según dos informes entregados por las Fuerzas Armadas, las Farc podrían tomarse la población  para llevarse el cuerpo. Los argumentos del abogado de los familiares, Rodolfo Ríos, apuntaron a que no sólo tienen el deber sino el derecho de darle cristiana sepultura. Apuntó que no existe ningún Código Penal ni Civil, y mucho menos ninguna regla del Derecho Internacional Humanitario, que condicione la entrega de un actor del conflicto colombiano. Ríos también afirmó que el cuerpo del comandante militar es visto por el Gobierno como un trofeo de guerra, una razón que no es válida para que su familia no pueda enterrarlo en Cabrera. Además, si las autoridades llegaran a necesitar el cuerpo para realizarle pruebas, podrían hacerlas allí.