La pelea que ganó Harry Sasson

La pelea que ganó Harry Sasson

10 de junio del 2011

Después de dos años de una pelea con los vecinos del barrio El Nogal, quienes intentaron impedir la apertura de su nuevo restaurante desde CorpoNogal, el famoso chef abrió las puertas en la noche de ayer ‒el miércoles, la joyería Bauer realizó la primera cena en él, vea las fotografías ‒. Con su nuevo restaurante, Harry busca regresar a la cocina minimalista, simple y de sabores clásicos, donde los ingredientes son los que mandan. Por esto lo bautizó para volver a sus orígenes: Harry Sasson, a secas.

El proyecto comenzó hace cuatro años, cuando Harry compró una casona tradicional de estilo inglés construida en 1930 y rodeada de árboles, en la carrera 9 con calle 75, que le pertenecía a Olga Lara. Aunque la licencia de construcción le fue aprobada en julio de 2009, con los debidos permisos del Ministerio de Cultura y el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural sobre un proyecto arquitectónico de Saul Sasson, los vecinos del barrio El Nogal iniciaron una batalla legal para evitar que el proyecto tomara forma. Tenían temor de que las viviendas tradicionales con valor arquitectónico terminaran ocupadas por establecimientos comerciales, con efectos negativos en la movilidad y la contaminación del sector.

Harry Sasson se ha comprometido a solucionar todos estos inconvenientes con un oportuno servicio de valet parking, pero sobre todo asegura que la sazón será inigualable. Los vecinos de la discordia, entre quienes se encuentran Paulo Laserna, Philip Vandenberg, Eduardo Franklin, Fernando Hochman, Juan Pablo Betancur y los directivos del Gimnasio Moderno, tendrán que pasar de ser opositores, a buenos comensales.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO