Esa ‘platica’ del Chamán se perdió

Esa ‘platica’ del Chamán se perdió

26 de Marzo del 2012

Los rezos y el péndulo del chamán, santero y radiestesista, Jorge Elías González Vásquez, no sirvieron para alejar el agua. Tampoco la presencia de 30 chamanes de etnias provenientes de Vaupés, Tunja y miembros de los muiscas Bacatá y Chibcha. La lluvia no dejó de caer durante la inauguración del XIII Festival Iberoamericano de Teatro en donde participaron más de 2 mil artistas que recorrieron parte de la Carrera Séptima hasta la Plaza de Bolívar.

“A veces esas cosas funcionan y a veces no” fue la respuesta de Ana Martha de Pizarro, directora del Festival, cuando el Canal Caracol le preguntó por el aguacero. Horas antes, Pizarro se había mostrado optimista y esperaba una tarde soleada.

Los visitantes tuvieron que usar sombrillas y plásticos para apreciar el desfile inaugural en el que participaron más de 2 mil artistas.  

Sin embargo, nada se cumplió. El agua obligó a los asistentes a usar sombrillas, comprar plásticos de 3 mil pesos o devolverse para sus casas.

El chamán, quien hace 20 años trabaja para evitar la lluvia en el Festival, asegura en su página web que “es experto en alejar las lluvias, sacar guacas, realizar brujerías, amarres y rezos, aleja a personas no deseadas y trae a tu pareja en poco tiempo; domina la naturaleza con sus poderes de chamán y santero”.

Esta vez ‘El señor de la lluvia’, como es conocido este campesino tolimense, falló en su trabajo. Jorge Elías González justificó el aguacero con la presencia de fuerzas extrañas que le impidieron cumplir con su misión.