La princesa que huyó del emir más rico del mundo

23 de marzo del 2018

La princesa denuncia torturas, presiones y hasta que estuvo encarcelada.

La princesa que huyó del emir más rico del mundo

Hay una versión que dice que la princesa ya está de vuelta en Emiratos, adonde fue llevada de vuelta a la fuerza. Y que la tienen escondida.

Y es que Sheikha Latifa Mohamed al Maktoum, una de los 30 hijos del jeque de Dubái, Mohamed bin Rashid Al Maktoum, ha desaparecido. Lo último que se supo de ella fue un video publicado (véalo abajo) en el que dice que si se está viendo es porque ella está en peligro. Como en las películas, la princesa supuestamente huyó con un exagente espía francoestadounidense, Hervé Jaubert, y con una amiga cercana de ella, la finlandesa Tiina Johanna.

Sheikha tiene 33 años y asegura que ha sido torturada y presionada, al igual que su hermana. Explica que por eso se fue huyendo, tratando de encontrar la libertad, a bordo de un yate con sus dos amigos. El exespía cuenta en su libro Escape from Dubai cómo logró evitar la cárcel y huir de los Emiratos Árabes Unidos.

Latifa se comunicó por última vez con Radha Stirling, su abogada, a través de un mensaje de Whatsaap: Radha, ayúdanos por favor. Hay hombres afuera. Escucho disparos y estoy escondida con mi amiga”. Esto fue el 4 de marzo pasado a las 18.24 horas. El yate fue registrado por última vez a 50 millas de la costa de Goa, en India.

Fue Radha la que difundió el video en el que la propia Latifa habla de su situación, de su sufrimiento, de lo que ha pasado, por las torturas y otras presiones, como que fue encarcelada por tres años, por haber ayudado a una de sus hermanas, Shamsa, a escapar. Radha tenía instrucciones de Latifa de hacer público el video si desaparecía. “Este vídeo podría salvar mi vida. Si lo estás viendo no es tan buena noticia: o estoy muerta o estoy en una situación muy, muy mala“, dice en primera cámara la propia Latifa en el video.

“Hola. Mi nombre es Latifa Mohamed al Maktum. Nací en diciembre de 1985. Mi madre es Huriah Ahmed Alimarah, de Argelia. Mi padre es el primer ministro de EAU [Emiratos Árabes Unidos] y gobernante de Dubái”, dice en inglés ante la cámara. Luego la princesa explica su historia y por qué quiere huir, y da detalles para que pueda establecerse su identidad porque teme por su vida.

“Latifa transmitió a algunas personas que se le había negado la libertad y que había sufrido agresiones, abusos y torturas”, dice la abogada Stirling.

De momento, las autoridades de Emiratos guardan silencio sobre el tema, mientras fuentes de los servicios de inteligencia indios citados por un abogado británico, revelan que Latifa ha sido trasladada a la fuerza de vuelta a Dubai.

Las acusaciones que hace contra el emir de Dubái, el hombre más rico del mundo, supuestamente, y su padre, son graves.

“Hemos podido confirmar su identidad”, dice Radha Stirling, la abogada de Latifa, fundadora y directora de Detained in Dubai (Detenidos en Dubái), una ONG que defiende a las personas atrapadas por el sistema emirato.

“Una fuente fiable de mi colega David Haigh, conoce a Latifa desde hace seis años y la ha tratado como profesional de la salud. Está muy preocupada y ha ratificado que es quien aparece en el vídeo. Después hemos recibido otros testimonios, incluido el de un conocido chef, un hombre que la conoce de hacer paracaidismo”, dice la abogada.

Sobre el emir, su hija dice: “Mi padre es la pura maldad. Es responsable de la muerte de mucha gente. Su imagen de hombre de familia es un mero ejercicio de relaciones públicas”, denuncia durante un monólogo de casi 40 minutos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO