“La puñalada trapera santista a Uribe es evidente”: Godofredo

“La puñalada trapera santista a Uribe es evidente”: Godofredo

9 de Abril del 2012

El más godo columnista de prensa, la reencarnación de la tiranía y el odio a las clases populares, que él llama “gleba”; la más sobresaliente figura de la ultraderecha nacional, aceptó –inicialmente de mal gusto- esta entrevista, de la cual retiramos –sin su autorización- algunas frases que resultaban infames contra el grueso de los colombianos.

¿Cómo entender que godos ofensivos como usted puedan tener seguidores?

Godo con todos los honores, azul de metileno. Y si a usted le parece ofensivo decirle a la indiada insurrecta las vainas como son, y tocarles el hígado repleto de colesterol leninista, pues con su pan se lo coma.

¿Cuál es el futuro de la derecha colombiana?

¿Futuro? Somos un presente triunfante. No importa que no estemos en el poder usurpado por el blairista Santos, que se chorrió de un manotazo nuestros 9 millones de votos. Desde nuestras queridas sombras seguimos gobernando. Y le advierto que nosotros no somos de derecha –ese huevo tibio- sino de la más extrema derecha, la que lucha por la restitución de la monarquía de Álvaro I, por la reconstrucción de la sagrada Autodefensa, por la rehabilitación del Tribunal del Santo Oficio en reemplazo de las cortes comunistas.

¿Qué pensará Jaime Garzón, en el cielo, del camino peligroso que hoy siguen sus criaturas como Godofredo?

¿En el cielo? Ese guerrillero les hace compañía en el infierno a sus amiguitos de las Farc, también dados de baja. Allá fue a dar por meter las narices en los negocios de punta de la inteligencia militar.

¿Uribe, José Obdulio y usted beben las mismas aguas ideológicas?

En efecto: Somos el obduliato doctrinario, la motosierra que tala de raíz el pecado, somos la guadaña londóñica que limpia al país de infieles. Descendientes a caballo de Laureano, monseñor Builes, del santo cruzado Escrivá de Balaguer. Enamorados de que las cosas hayan pasado de Castaño a oscuro, le puedo decir que lo nuestro ya ha dejado de ser ideología (etapa inferior del pensamiento) para convertirse en una seráfica coreografía, en un versión terrenal del Paraíso, sentados todos -ni más faltaba- a la Diestra de Dios Padre que es el propio regenerador Nuestro Amo Uribe. ¡De pie impíos, empezando por usted, Artunduaga, hijo del Patas en monstruosa forma de huilense!

¿Es partidario del regreso de Uribe a la Presidencia?

Estamos trabajando en armónico coro de juristas en consonancia con nuestras caras Bacrim, para reconstituir este país. Todos los “articulitos” inconvenientes y lesivos de la democracia como el de la no segunda reelección, serán desbaratados en fenomenal jurisprudencia construida si es necesario a las patadas. Andrés Felipe, desde las mazmorras del régimen, ha venido trabajando en el tema. Todas nuestras decenas de presos políticos se dedican solo a eso. Le anticipo de manera premonitoria (y recuerde usted que yo no fallo) que Se Excelencia gobernará esta país del 2014 al 2044, cuando se extinga como una inmaculada veladora.

¿Financian los paramilitares sus comodidades?

¿Las mías? Yo vivo junto con mi legítima Matilde y a veces con Lucrecia (mi Mozambique) en la más rigurosa austeridad, prácticamente en el eterno ayuno, en la abstinencia total. Mire usted en lo que han convertido mi barrio, el Santa Fe. Pero esa es una prueba más que me pone la Providencia al frente, para que yo sobreviva como un derviche, como un faquir, en la pobreza física pero en la enorme opulencia intelectual y espiritual por la cual se me reconoce y ensalza. Yo no necesito plata. Lo que necesito ¡es plomo!

¿No se siente un Dinosaurio mandado a recoger?

A este planeta lo jodió la evolución. Desde que aparecieron los mamíferos con su inmunda manía de ser paridos enteritos, se veía venir el triunfo del comunismo, del humanismo. Anhelo con pasión aquellas lejanas y profundas épocas en las cuales uno nacía de un santo huevo y no por vías impuras. Poco a poco lograremos de manera somática y celular regresar al jardín jurásico, para establecer de nuevo el reino de los grandes belisaurios. Cuando uno se dice conservador, trasciende los siglos y se incrusta en el magno tiempo de las eras. Reencarnaré en un velociraptor para depredar a mis anchas los territorios del petro-mamertismo.

Dicen que los extremos se juntan, ¿no termina usted pareciéndose a la izquierda que tanto detesta?

¡Horror! No diga eso ni en chanza. Detesto todos los polos. Yo con la izquierda ¡nada! Ni como, ni me masturbo.

Desde su derecha agresiva, ¿cuáles son los líderes de la izquierda que hay que desterrar?

¿Desterrar? Qué palabreja tan benigna. Yo utilizaría otro término mucho más adecuado para extirpar de la faz de la tierra a todos esos monstruos, a esos ángeles caídos socios de Mefisto. Pero las buenas costumbres y la prudencia me impiden, en este caso, llamar las cosas por su nombre. Todavía se sienten los horrendos efectos de la Viviane en la Fiscalía. No va y sea. Pero si, habría que “desterrar” a Haití a gentes de la calaña de Navarro, Iván cepeda, el Robledo, el cuchito Papá Noel, al Petro desde luego, a Teodora, a Vargas Lleras que es un anarquista disfrazado de cachiporro. Y etcétera. Hemos calculado que la limpieza implica el destierro de más o menos tres millones de hampones. Apoyados en el censo electoral donde queda claro quiénes son los cómplices del terrorismo, iremos desbastando el sagrado suelo patrio.

¿Usted cree, igual que José Obdulio, que el Presidente Santos traicionó al ex presidente Uribe?

La puñalada trapera santista es evidente. Ese perfumado es socialista, caguanero, reforma agrarista. ¿Qué más pruebas?

Quién defiende mejor el legado de Laureano Gómez ¿Enrique o Álvaro Gómez?

Álvaro Gómez terminó siendo un traidor, otro militante más del bigoto-serpismo y del cojo-navarrismo, coautor del basilisco de 1991. Le deseo larga estancia en el purgatorio. En cambio Enrique se mantiene fiel a si mismo, es decir a la lucha contra los atarbanes, el populacho mestizo, los descendientes de los bajados de las galeras, la morralla africana y todos los lastres de este país.

¿Qué opinión le merecen las jóvenes generaciones de la “Casa Gómez”?

¿Se refiere a usted al dignísimo representante Miguel Gómez Martínez? Ese querubín es la prueba viva de nuestro futuro. Es sensacional, churro, insidioso, marrullero. Tiene todas las virtudes que lo conducirán sin duda a regiones celestiales del poder, al curubito mismo para hacer el sorbete nacional que tanta falta nos está haciendo.

¿Quiénes siguen avivando la violencia en Colombia? 

Pues los pobres. La menesterosa gleba. Nosotros la gente de bien hemos querido amansar la nación, pero no se dejan y siguen jodiendo con peticiones, reformas, pidiendo limosna o atracando.

¿Piedad Córdoba es el brazo desarmado de la guerrilla o una luchadora de la paz, merecedora del Nobel?

No me toque ese vals porque me muero. Esa es la verdadera mano negra y no nosotros blancos y puros de corazón y actos.

¿Le está haciendo fuerza, como algunos sectores de la sociedad bogotana, a que le vaya mal a Gustavo Petro?

La conspiración está en marcha hasta las últimas consecuencias. Somos mayoría: buena parte de la prensa, lo que queda del bipartidismo, los gremios, todo el uribo-yamhurismo. En esos estamos unidos rojos, verdes, azules morados arzobispales, las fuerzas amadas, legales o no. ¡También caerá!

¿Los pobres, lo son por perezosos y brutos…y los ricos, lo son por inteligentes y trabajadores?

Amén

¿Le gustaría a usted creer, como Chávez, que los Estados Unidos encontraron una forma secreta de enfermar de cáncer a los presidentes de izquierda de Latinoamérica?

A Chávez lo está matando su propia hiel. No ha sido necesario manipular genes ni vainas de esas. Se mordió y ahí tiene las consecuencias. El que sigue es el indio Evo Morales, primo del Antonio Morales Riveira el anarco-decadente. Amiguito suyo, por cierto. Salúdemelo con dinamita.