La secretaria que hundió a Lucero Cortés: historia de una traición

La secretaria que hundió a Lucero Cortés: historia de una traición

4 de mayo del 2011

Carmen Cecilia Moreno trabajó con Lucero Cortés hace siete años y conoció desde 1979 a su esposo, Manuel Arturo Rincón Guevara, cuando ambos estudiaban derecho y más tarde se desempeño por un largo periodo como su secretaria. Esta mujer apareció después de que un anónimo le indicara a la Corte Suprema que ella sabía del presunto tráfico de influencias de la congresista y su esposo.

Cuando los investigadores de la Corte hablaron con Carmen Cecilia Moreno, les dijo que acompañó a Manuel Arturo Rincón Guevara al Consejo Seccional de la Judicatura. Allí, él averiguó por el estado del proceso disciplinario que él había interpuesto en contra del abogado Juan Carlos Salazar Torres, por el tema de unas acciones de Superview. Los atendió el magistrado Rafael Vélez Fernández, quien le dijo a Rincón: “todo tenía su trámite y todo tenía su turno”.

Carmen Cecilia también dijo que quince días antes de esa visita, acompañó a la representante Cortés al Consejo Superior de la Judicatura, en particular a la oficina de un magistrado de apellido Flechas, a quien le dio algunos datos sobre el proceso que su esposo había interpuesto contra Salazar.

“Llegamos al Consejo Superior de la Judicatura, exactamente a la oficina del doctor, que ya no está ahí, Flechas, creo. Yo me quede en la salita y Lucero entró y estuvo con él un rato. Después ella me abrió la puerta del despacho y me dijo: ‘ven un momento’. Me presentó al magistrado  y me dijo: ‘¿tú tienes el número del proceso contra Juan Carlos Salazar y el nombre del magistrado que lo tiene?’, entonces le dije ‘sí, lo tengo en la libreta en donde anoto todos los procesos’. Una vez le entregué esos datos, el magistrado Flechas lo anotó en un papel e hizo una llamada, no sé a quién, para que se encontraran, mejor dicho, para que fuera a su oficina. Hasta ahí sé”, dijo Carmen Cecilia.

¿Quién es, entonces el magistrado Flechas? Nada más y nada menos que el magistrado del Consejo Superior de la Judicatura Jorge Alonso Flechas Díaz, magistrado de la sala disciplinaria hasta el 23 de enero de 2008, con quien la congresista Lucero Cortés conversó varias veces sobre ese proceso disciplinario.

“Simplemente escuché cuando Flechas le decía: ‘mi doctor, lo necesito ya en mi despacho, con carácter urgente’, eso fue todo lo que escuché. Yo no me quedé, él colgó, en ese momento yo pedí permiso y salí, porque creía que no era de mi incumbencia estar ahí, pues sólo fui llamada para dar un radicado. Salí nuevamente a la salita y esperé más o menos quince minutos a que saliera la representante. Lo único que me manifestó es que ‘ojala ahora sí impulsen ese proceso’, eso fue todo lo que me dijo”, añadió Carmen Cecilia a la Corte.

El magistrado Flechas admitió que sí recibió la visita de la congresista en 2007. Así, los magistrados le dieron toda la veracidad al testimonio de Carmen Cecilia, y por eso Lucero Cortés está hoy en detención domiciliaria desde el pasado miércoles 27 de abril. Además, la Corte remitió el caso a la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes para investigar al ex magistrado Flechas, y los magistrados Julia Emma Garzón de Gómez y Angelino Lizcano Rivera, actual presidente del Consejo Superior de la Judicatura. El iceberg del caso de Lucero Cortés empieza a salir del agua.