La señora Fiscal

La señora Fiscal

10 de enero del 2011

En un acto relámpago y tan discreto como ella, Vivianne Morales se posesionó como la nueva Fiscal de Colombia. Con un discurso que no duró más de cinco minutos y al que no le faltó el toque emocional, cuando recordó los salmos de la bienaventuranza y al mencionar  a sus papás y tres hijos, se le quebró la voz. Su desafió: desatascar un millón de procesos represados en la entidad y activar los casos de Justicia y Paz, donde sólo ha habido dos condenas en cinco años.

El discurso del presidente Santos la superó en un par de minutos y, sin soltarse del telepronter, alabó su condición de mujer y la definió como una profesional vertical, rigurosa y metódica. El brindis, como en los tiempos del presidente Uribe, se hizo con tinto. Los grandes ausentes fueron la clase política que, al parecer, sigue de vacaciones. Asistieron los presidentes del Senado y la cámara, y los  miembros del cuerpo diplomático, como el embajador de Estados Unidos, Peter Michael McKinley, con quien Colombia mantiene una sólida relación en el tema de la cooperación judicial. De los ex presidentes sólo estuvo César Gaviria, y de los ex fiscales, Alfonso Gómez Méndez. La cúpula militar estuvo en pleno.

Fue un acto de juristas, donde no faltaron los presidentes de las cortes, académicos del derecho, penalistas y un muy escaso público femenino. Mañana será la posesión del Vicefiscal, Juan Carlos Forero, y de Josefina Pérez Dávila, quien estará al frente de la oficina internacional.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO