Inmigrante venezolano en Medellín: un acto de solidaridad

Foto: Venezolanos que viva en Medellín.

Inmigrante venezolano en Medellín: un acto de solidaridad

17 de julio del 2017

En Medellín cada vez es más frecuente ser atendido por un venezolano. Hacen de meseros, cocineros, vendedores de lapiceros y cepillos de dientes afuera de las universidades; son taxistas y vendedores de toda clase de manjares de su país en las calle. Son sonrientes, bromistas y se parecen al paisa en la calidez con la que atienden. Por esto y por su acento tan llamativo, es que los antioqueños andan recomendando tales o cuales arepas que vende un venezolano en tal esquina.

Serían 6.500 los venezolanos en la capital antioqueña, del millón que ya hay en el territorio nacional, según afirmó el presidente del Concejo de Medellín, Jesús Aníbal Echeverri. Esto teniendo en cuenta a los muchos que se encuentran de manera ilegal en el país.

Las cifras oficiales por parte de Migración Colombia afirman que para el 31 de mayo de 2017 fueron 45.826 los ciudadanos venezolanos que entraron al país de forma legal. Pero la cifra de ilegales puede llegar a 300.000.

Por ingreso, salida o presencia irregular en Colombia, en el 2014 fueron deportados 66 venezolanos, 206 en el 2015, 1.956 en 2016 y más de 200 en lo que va del 2017, así lo manifestó la concejal de la ciudad Aura Marleny Arcila Giraldo.

El presidente del Concejo expuso en sesión, este 9 de junio, que la situación es aprovechada para someterlos a explotación laboral trabajando entre 12 y 14 horas por una remuneración que oscila entre los 20.000 y 30.000 pesos.

La migración de venezolanos al país y a Medellín es un fenómeno visible que está cerca de convertirse en un problema social.

Las asociaciones venezolanas en Medellín

Mientras tanto, son precisamente los venezolanos los que se ayudan entre sí de la forma en la que puedan. Se han formado diversas asociaciones para apoyar a los que apenas están llegando.

“Ayúdame a ayudar por Venezuela”

Foto: Cortesía

Foto: Cortesía

Diego Armando Figueroa llegó hace un año y cuatro meses a Medellín y desde entonces se ha dedicado a recoger ayudas entre los paisas para sus compatriotas en la ciudad.

Ayúdame a ayudar por Venezuela es el nombre de su movimiento de labor social sin ánimo de lucro que, actualmente, cuenta con la participación de siete venezolanos y tres colombianos.

Hasta ahora han beneficiado a más de 350 personas y lo seguirán haciendo con las ‘donatones’ que organizan.

La próxima será el 24 de julio en el Parque de las Luces en el centro de la ciudad, en el natalicio de Simón Bolívar. Allí se hará recepción de ayudas y postulación de venezolanos para las mismas.

Para ese día se esperan alimentos no perecederos, enlatados, artículos de higiene, calzado, ropa interior nueva, ropa para niños, pañales, ayudas escolares y demás. Lo único que no reciben es dinero. Así mismo, se aceptan voluntarios que quieran contribuir con su tiempo a esta labor.

Lo que se recoja en esta ‘donatón’ será entregado en los días posteriores al evento y se le estará dando prioridad a las personas que han llegado en los últimos tres meses.

Diego asegura que quienes le piden las ayudas no son personas pobres ni de la calle sino profesionales, gente de clase media que cambió de vida y que ahora necesitan ayuda de todo tipo mientras se adaptan.

El contacto para donar ayudas o para solicitarlas es el número de Whatsapp 3114072758 o los correos [email protected] y [email protected]

“Venezolanos que vivan en Medellín”

Foto: Cortesía

Foto: Cortesía

Darrael José Machado salió hace año de Venezuela solo con el pasaje y llegó a Medellín sin uno solo peso. Estuvo 45 días viviendo casi en la calle hasta que encontró la bandera de su país en un puesto de quesillos venezolanos (un postre tradicional), en la calle de Ayacucho. Así comenzó a hacer amigos y hoy es él quien ayuda a sus hermanos que llegan o planean aterrizar en Medellín.

Darrael les da asesoría laboral, en salud, educación, vivienda y en cuanto a su situación legal. Él asegura que lo más importante es enseñarles a defenderse, así que cada que llega alguien nuevo le da una caja con empanadas venezolanas para que salga a vender y así comience a generar ingresos.

Hace seis meses comenzó con esta labor y calcula que hasta el momento ha ayudado, aproximadamente, a 800 venezolanos en la ciudad. 36% de ellos profesionales, 9% con educación primaria, 2% mujeres embarazadas y todos están en un rango de edad de entre los 22 y 33 años.

En este momento Darrael se encuentra formando líderes en las comunas de Medellín para replicar la información que él imparte.

Además lidera la creación de la Red Venezolana de Apoyo Migratorio en Medellín REVAMM, de la mano de la Secretaría de Inclusión Social. En esta asociación se unirán todos los que hoy brindan ayuda, para hacerlo de manera articulada e integral. Se espera que esté establecida para finales de agosto.

Las personas interesadas en su asesoría pueden escribir al grupo en Facebook “Venezolanos que vivan en Medellín”.

“Emprendedores Colombo – Venezolanos en Medellín”

Foto: Cortesía

Foto: Cortesía

El emprendimiento también tiene cabida entre el sistema de ayudas. Emprecolven es un grupo de voluntarios venezolanos que se dedica a asesorar y capacitar a sus compatriotas en temas de emprendimiento en Medellín.

Douglas Oviedo es el líder de este proyecto y desde septiembre del año pasado ha venido beneficiando a más de 120 personas. Actualmente, en asociación con la Fundación La Salle, les brinda cursos de emprendimiento, modelos de negocio, negocios por internet, proyecto de vida, plan empresarial, entre otros.

Apoya no solo a los venezolanos que apenas comienzan, sino a los que ya tienen un negocio en la ciudad. Les ayuda en la generación de alianzas y estrategias para generar empleo, hallar nuevas oportunidades y, en general, a hacer de su negocio uno exitoso.

La comunicación con este grupo se hace a través de su página en Facebook Emprecolven.

Lo que ha propuesto la administración municipal

Ante esta realidad y el creciente número de venezolanos en la ciudad, en la administración municipal comienzan a plantearse medidas para mitigar el fenómeno social.

Por ejemplo, la concejal Arcila propuso algunas estrategias para ayudar a los venezolanos en la ciudad. Planteó que a través de la Asociación Colombiana de Ciudades Capitales se presione al Gobierno Nacional para regular mejor la frontera y establecer un mecanismo de regularización transitoria para ellos con pasaporte.

Así mismo, establecer un mecanismo de recaudo para transferencia de recursos del Fondo de Solidaridad y Garantía Fosyga, para un sistema de seguridad social que permita a las municipalidades colombianas establecer una tarjeta sanitaria transitoria.

Propuso que se establezca también un registro municipal de extranjeros, en especial de venezolanos, para saber el número, la ubicación y generar una ruta de atención para migrantes, y así estar preparados en caso de una migración masiva.

Incluso destacó la importancia de atraer inversión de los venezolanos a través de la Agencia de Cooperación e Inversión de Medellín y el Área Metropolitana.

Por último, planteó realizar jornadas de intervención integral, como las que se organizaban para la población desplazada y sugirió trabajar con las asociaciones de venezolanos creando redes de apoyo entre ciudadanos de esa nacionalidad para asegurar ayudas iniciales y seguridad jurídica.