La tecnología ayuda a sanar las heridas de Bojayá

La tecnología ayuda a sanar las heridas de Bojayá

30 de marzo del 2017

Por mucho tiempo Bojayá fue un territorio olvidado. De hecho, su nombre podía pasar inadvertido. Todo cambió el 2 de mayo de 2002: un cilindro bomba impactó una iglesia en la que se encontraban 300 personas, dejando cerca de 80 muertos, entre ellos, 48 menores de edad.

Este pueblo chocoano empezó a ocupar las principales páginas de los medios de comunicación y su población empezó a ser sinónimo de luto, llanto y dolor.

Tras el hecho y huyendo de la violencia, cerca de 6.000 personas fueron desplazadas. La mayoría llegaron a Quibdó y llevaban consigo las pocas pertenencias que podían cargar. Atrás quedó lo que les recordaba su anterior vida.

Hoy Bojayá vuelve a ser noticia. No son las lágrimas de sus habitantes o el flagelo de la guerra que por años los azotó, lo que le están mostrado al país. Ahora los pobladores llevan una sonrisa en sus rostros. El dolor se está eclipsando cada vez más.

Nota MinTIC

Por culpa de la guerra, era prácticamente imposible que estas personas tuvieran acceso a la tecnología y a la información. El Acuerdo de Paz entre el Gobierno y las Farc, y la intervención del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC), mediante su proyecto Red de Alta Velocidad, permiten que ahora los bojayaseños estén conectados.

En medio de la espesa vegetación selvática se alzaron cuatro torres, que contrastan con un paisaje natural, prácticamente virgen. A partir de este jueves 30 de marzo, estas estructuras serán las encargadas de llevar Internet de alta velocidad a los habitantes de Bojayá y de garantizar el funcionamiento de una gran red que conecta al municipio con el resto de país y el mundo.

“Atravesamos la selva chocoana para instalar cuatro torres que traen por primera vez Internet de alta velocidad a Bojayá. Queremos que la tecnología sea un símbolo de esperanza y un instrumento para derribar los límites, las distancias y los miedos de esta comunidad que ha sido una de las más golpeadas por la guerra”, anunció David Luna, Ministro TIC, durante el evento ‘Bojayá se conecta’.

De esta forma, los pobladores fueron testigos de la llegada de Internet al pueblo. Tal vez para alguien que habita en una gran ciudad no es nada del otro mundo, pero para quienes el paisaje siempre fue un obstáculo para el acceso a la información y además sufrió la guerra, se trata de un avance que cambiará por completo sus vidas.

Nota Bojayá - MinTIC

Con el objetivo de hacer de Internet un instrumento de paz y reconciliación, no solo se garantiza el acceso a la red. Se realizó la instalación de un Punto Vive Digital, con el que se busca incentivar el aprendizaje tecnológico y reducir la brecha digital.

También se encendió una Zona Wifi Gratis para la Gente y se instalarán 41 Kioscos Vive Digital, espacios de conexión gratuita a Internet, donde los pobladores pueden acudir en cualquier momento. Además, se dotó a 103 familias con Internet de bajo costo en sus hogares. Con esto, estas personas no solo tendrán la oportunidad de conectarse, sino que podrán generar espacios de reconciliación y diálogo a través de la tecnología.

“Bojayá fue un sitio de duelo, pero también de resistencia. Ahora será una red de paz gracias a los diferentes espacios de conexión y apropiación de la tecnología que instalamos en el municipio”, asegura el Ministro Luna.

Chocó es una región que carga a cuestas el estigma de ser el rincón de Colombia más aislado del resto del país. Pero en Bojayá hoy no aplica a esta regla, porque varias instituciones públicas ya están conectadas. El Centro de Salud, la Corporación Autónoma Regional del Chocó (Codechoco), la Alcaldía Municipal, Escol Urb Mix de Bellavista, la Registraduría Municipal de Bellavista, la Policía de Bellavista y el Centro de Atención a Víctimas recibieron conexión a Internet.

Nota Portada

“Conectamos un país, hicimos que los ciudadanos se apropien de la tecnología y llevamos a Colombia hacia una Economía Digital. Hoy, con este proyecto, queremos cambiar la historia del Medio Atrato a través de las TIC”, aseguró el jefe de la cartera TIC.

También se realizó la entrega de 1.510 tabletas como resultado de un trabajo coordinado entre el programa Computadores para Educar, la Fundación Arteria y la Alcaldía del municipio. Con esto, los niños podrán mejorar de manera significativa su experiencia de aprendizaje y, además, se pasa de 21 estudiantes por equipo en el 2010 a solo 2 este año.

Parte del dinero de estos implementos fue recaudado con la subasta de varios trabajos artísticos que hicieron parte del concurso Estampilla Para La Paz, con el que se buscó la creación de una imagen para inmortalizar el fin de una guerra de más de 50 años.

Bojayá podrá estar conectada con el resto del mundo de una manera fácil y práctica, haciendo uso de las nuevas herramientas tecnológicas a las que la comunidad tiene acceso gracias a MinTIC.