La vida loca de los futbolistas y la vez que Rafael Reyes se robó las elecciones

La vida loca de los futbolistas y la vez que Rafael Reyes se robó las elecciones

17 de octubre del 2016

-Nos desgastamos en palabras, y somos tan ingenuos, que creemos en esas palabras. Las palabras nos ilusionan, las palabras nos condenan. Creemos, porque necesitamos esperanzas. Creemos, porque no queremos admitir que estamos rodeados de imposibles y que nuestro destino es el vacío. Creemos, porque no sabemos qué ocurrió con exactitud ni qué ocurrirá, y lo que está ocurriendo será olvido en dos minutos.

Así escribe Fernando Araújo Velez, que es primo de los Araújo políticos de Cartagena, pero no los frecuenta. Cada uno en su locura, ellos en la política y Fernando en las letras, en la sección cultural de El Espectador (11 años) y en los libros.

Lea también: ¿Bob Dylan no quiere el Premio Nobel de Literatura?

Tiene dos hijos, se ha separados veces, vive con un perro, con un gato, con su  hijo mayor (24 años) que estudia música y artes visuales. Un par de tipos metidos en la cultura, sin incomodarse en la convivencia. Ha vivido solo mucho tiempo, le encanta la soledad. -Creo también que es otra de las mentiras que nos metieron, eso de que murió solo y abandonado, mentiras, uno solo vive bastante bien, bastante contento.

Un hombre sin edad

Fernando es cincuentón, sin saber exactamente su edad, por esta explicación:

-Es toda una historia, porque cuando me fui a casar la primera vez, fui a buscar a mi familia en Cartagena, donde todo es mágico, así como los retratos de García Márquez.

Gabriel García Márquez

Fui a buscar el certificado de nacimiento y mi mamá me dijo que había nacido en la clínica Palermo, pero ni ahí ni en la Marly apareció el tal certificado. Fui a una cantidad de Iglesias averiguando por el bautizo y tampoco apareció registro alguno.

Hasta que al fin lo encontré por allá perdido, y era un certificado escrito con una caligrafía perfecta y firmado con  la misma caligrafía por mi papá y por mi mamá, un documento falsificado, según el cual había nacido el 24 de diciembre del 67.

Yo soy el menor de nueve y creo que mi mamá llamó al notario y nos registró a todos. En mi caso, algo me aparece con una fecha y un documento con otra, es un desastre. Sigo sin establecer la verdad.

Además: ¿Cómo acabar con el problema de los habitantes de la calle?

 Lo que hay detrás del fútbol

 La literatura es lo suyo, pero curiosamente se ha consagrado con libros sobre fútbol, el último sobre los fraudes en las altas esferas de este deporte.

 -Yo diría que el libro es un compendio sobre lo que es el fútbol, qué hay detrás del fútbol. No se qué tantas novedades o chivas haya, eso no me preocupa, pero si hay una cantidad de historias que le demuestran a una persona que le gusta el fútbol y que no le gusta el fútbol, todo lo que hay por detrás.

 Es un libro sobre unos personajes que están involucrados en el fútbol, obviamente la injerencia de la política en este deporte, desde los tiempos de Mussolini por ejemplo, ni se diga de las multinacionales, de las dictaduras etc. Y también el rol, el papel fundamental que han tenido algunos ídolos en la historia del fútbol para empezar a cambiar sus sociedades, atreverse, personajes que aprovechando su condición de ídolos, dejaron mensajes, fueron capaces de ir mas allá, y empezaron a transitar un camino para volver por ejemplo en Brasil a la democracia con Sócrates, etc.

Y lo que ocurre en el fútbol colombiano por dentro, lo que ha ocurrido históricamente desde los años 70 y tantos, cuando empezó a haber dineros oscuros, club por club, toda la época aquella del narcotráfico . Lo que ocurrió con cada uno de esos equipos, y los personajes.

¿Le gusta el fútbol o le gustan las historias detrás de los futbolistas y del negocio del fútbol?

Cada vez voy llegando más a la conclusión de que me gusta más leer sobre fútbol y oír ciertos programas de fútbol, sobre todo argentinos y españoles que ver los partidos. Los partidos cada vez me aburren más, pero las historias me seducen, me parece que las historias del fútbol son fascinantes.

El Campin

Hablando de la honestidad alrededor del fútbol

-¿Después de todos los fraudes conocidos, alguien se salva?

Yo no meto la mano por ninguno, porque lo más importante hoy es la plata. Hoy por hoy ni siquiera les importa quién gana o quien pierde, el negocio está en las grandes transacciones, en la publicidad, en lo que ganan los medios de comunicación,  y son millones de dólares en el pase de los jugadores.

Pero siempre, en todos los tiempos, se ha hablado de fraudes…

Claro, se rumora que chantajean o compraron a un jugador, difícil meterle una plata al bolsillo a los once. Yo no meto la mano al juego ni por jugadores ni por dirigentes.

 La vida loca de los futbolistas.

¿Cuál es la síntesis en la vida de los futbolistas?

En 90 minutos está toda la vida condensada, en ganar o perder, como en la sociedad morir o vivir. Ahí están la suerte, el clima, la pasión, la responsabilidad.

Imagínese lo grave de representar supuestamente a un país, a una nación, a un club, a una ciudad. Son una tensiones y unos momentos muy interesantes, y la vida de los futbolistas en sí, teniendo en cuenta todos esos ingredientes termina siendo una locura, ellos no lo saben, pero todos tienen que estar muy locos para salir a representar a un país ante cien mil personas, y millones por televisión y tener que definir en un penalti.

Hay historias de jugadores como el arquero de Brasil en el 50, que lo persiguieron durante 50 años los hinchas con los recortes de prensa, porque él se había equivocado, porque era el responsable de la derrota y del dolor de todo un país. Eso sencillamente es una locura.

El fútbol colombiano hoy

 -¿Pasa por un buen momento el fútbol nacional?

Pues yo voy en contra de la corriente que cree que esta es la mejor selección Colombia de todos los tiempos, estoy hablando de lo eminentemente futbolístico. Creo que la selección de los 90 era una selección que sabía a qué jugaba, que siempre era protagonista, que tenía unas individualidades maravillosas, y unos jugadores con una gran personalidad.

Esta es una selección que juega de acuerdo con el rival, y que ha tenido una dosis de suerte bastante grande, muchos partidos se le han abierto. No entiendo todavía cómo es que juega. Y nuestras figuras individualmente son apenas mediáticas, en comparación con aquellas de los 90, hablo de Carlos Valderrama, Leonel Álvarez, de Andrés Escobar.

-¿Eran más consistentes?

Más consistentes y el equipo era más consistente, y el equipo realmente era siempre protagonista, y sabía a qué jugaba, uno sabía a qué jugaba la selección Colombia, hoy esta selección como que juega de acuerdo con el azar y una cantidad de todos esos ingredientes.

-¿Cuál es el más sólido de los futbolistas colombianos hoy?

 Yo diría que en este momento los dos centrales Murillo y Valencia, y Torres y Carlos Sánchez.

 -¿Nos quedamos sin delanteros, sin goleadores?

 Lo que pasa es que la selección Colombia no acompaña a los delanteros. Ningún gran delantero va a poder funcionar. No les llega un balón limpio, es muy difícil realmente porque este es un equipo que está planificado más para defender que para ser protagonista y acompañar al delantero, ningún delantero va a poder solo, si no tiene a nadie ahí al lado que se la dé, y en quién descargar.

Alt James Rodríguez

El presente y futuro de James

-¿A James le ve corta vida futbolística, por lo que está pasando?

 No, yo creo que esto es como todo en la vida, es como subir y bajar, es un péndulo, en algún momento la gente se sube, y se le suben los egos y todo lo demás, y se cree el dueño del mundo, luego va bajando.

Creo que ese momento en la cúspide, de creerse dueño del mundo  como que ya está empezando a pasar y ya se está dando cuenta. Reaparecerá más maduro, como nos pasa a todos los seres humanos.

La emoción de publicar y la pasión que se pierde

¿Se sigue emocionando con la publicación de sus libros?

Yo recuerdo una gran anécdota de Menotti, el técnico de Argentina en el 78. Cuando le pidieron un texto para el día siguiente del título, comenzó diciendo: hoy es el día más triste de mi vida, me siento vacío. No lo entendí al principio, pero después sí, que se le había acabado el sueño, la ilusión, y el haber trabajado durante 4 años con una cantidad de personas para llegar a ese objetivo. Cuando uno termina algo se queda con el vacío.

Las elecciones que le robaron a Rafael Reyes.

 -¿Qué está escribiendo?

Una novela en la que he empleado entre diez o doce años.

Son las elecciones de 1904, que fueron el primer robo documentado de elecciones acá en Colombia, que fue de Rafael Reyes a Joaquín Efe Vélez. Ese Joaquín Efe Vélez es antepasado, entonces me dediqué a investigar, y especialmente a recrear a esos personajes que son maravillosos.

¿Quién le robo a quien las elecciones?

Pues Reyes supuestamente a Joaquín Efe Vélez, las elecciones presidenciales de 1904, por una cuestión que se llamaba registro de Padilla y un lio muy particular.