Las carambolas de Roy Barreras

23 de julio del 2012

Después de seis derrotas electorales, este médico que dejó la vocación por la política llegó a la Presidencia del Senado, donde que tendrá que decidir entre sus dos padrinos: Santos y Uribe.

Roy Barreras

Roy Barreras estaba predestinado para ser médico. Su padre, George Barreras, uno de los pioneros en medicina bioenergética del país, quien dedicó la mitad de su vida a trabajar en el Hospital San Juan de Dios de Cali, había decidido fundar una pequeña clínica en el norte de Cali. Allí estaba el futuro de su hijo Roy una vez obtuviera su diploma en la Universidad Nacional.

Médico pero siempre interesado en la política, militó inicialmente en las juventudes galanistas en el Nuevo Liberalismo, pero ya en Cali se acercó a la Corporación Voz y Yo, que dirigía la líder liberal Cecilia Balcázar de Bucher. Intento en vano llegar a ser concejal de Cali en tres ocasiones. Pero el camino se abrió cuando decidió jugársela como suplente del representante a la Cámara José Arlén Carvajal, con quien logró entrar al escenario político nacional. Buscó inútilmente su propios votos a nivel regional en el Valle del Cauca, pero no le alcanzaron para llegar a la Cámara de Representantes en las elecciones de 1998, a pesar de la oportunidad que le dio su suplencia en un momento de tanta polémica política como el cuatrenio de Ernesto Samper, con el Proceso 8000 en el epicentro de la vida nacional.

En el año 2000 dio su primer viraje político cuando dejó el Partido Liberal para acompañar a Germán Vargas en el nacimiento de Cambio Radical. A través de este grupo intentó llegar a la gobernación del Valle del Cauca. Sus rivales eran el  conservador Germán Villegas y a la hoy senadora Dilian Francisca Toro. En la  contienda resultó perdedor y no logró más de 8 mil votos. Nuevamente dos años después, en el sexto intento en las elecciones legislativas del 2002, volvió a fracasar cuando quiso llegar al Congreso como fórmula de la senadora Claudia Blum, quien resultó elegida entre el grupo de quienes apoyaron a Álvaro Uribe Vélez.

Finalmente, en las elecciones del 2006, su séptimo intento, logró con 15.000 votos una curul para el Valle del Cauca en la Cámara de Representantes. En ese momento realizó una jugada que definió su suerte política: no acompañar a Germán Vargas en su ruptura con el presidente y Uribe y convertirse en el más gobiernista de los uribistas. Esto lo llevó a las toldas del Partido de la U donde consiguió prebendas burocráticas en entidades como Caprecom, la Aerocivil, Infivalle- Así construyó su propio caudal electoral, con el que consiguió llegar al Senado con 83.000 votos en las elecciones del 2010, además de abrirle el camino a su hijo Roy Alejandro en el Concejo de Cali.
Roy Barreras Juan Manuel Santos
A su matrimonio asistió el presidente Santos y la clase  política en pleno. Llegó con 18 kilos de menos, implante de pelo y estrenando sonrisa. 

Este es Roy Barreras, el actual presidente del Senado, a donde llegó antes de convertirse en alfil uribista y soporte de Juan Manuel Santos. Un hombre que aprendió a navegar con el viento a su favor y hará lo que esté en sus manos para no perder el poder que ha conseguido. Deberá enfrentar una difícil encrucijada: decidir entre Juan Manuel Santos y Álvaro Uribe, sus dos padrinos políticos.

Mientras tanto Roy seguirá leyendo, pensando en ser director de cine, durmiendo las tres horas diarias, repitiendo los versos que le aprendió al ex presidente Carlos Lleras Restrepo, a quien descubrió en los clubes de lectura escolares, y amasando su gusto por el poder, que espera lo lleve a la Casa de Nariño para realizar el sueño de todos los políticos. Un sueño que lo persigue desde muy pequeño, cuando comenzó a leer.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO