La caseta que se le atravesó a Eldorado

16 de julio del 2012

En medio de las remodelaciones del aeropuerto de Bogotá, se alza una enorme caseta que no han podido derrumbar y que se encuentra en un pleito legal.

Aeropuerto

Las obras de remodelación del aeropuerto Eldorado se han encontrado con un obstáculo grande: decenas de casetas (algunas gigantes) que venían siendo ocupadas ilegalmente por vendedores estacionarios y también empresas como Postobón y Coca Cola. Estaban literalmente atravesadas en áreas neurálgicas de la terminal.

A través de engorrosos litigios han sido tumbadas la mayoría, pero queda una gigante como símbolo del abuso de algunos particulares. La oficina jurídica de la Aeronáutica Civil inició querella ante la Alcaldía de Fontibón, “con la finalidad de obtener la restitución de las áreas ocupadas con casetas de venta de comidas y bebidas de Postobón, Coca Cola, Femsa y vendedores estacionarios, ubicadas en zonas de carga internacional o nacional”.

Santiago Castro Gómez, el director de Aerocivil –a instancias de KIEN&KE– informó que “el 2 de agosto de 2010, la Alcaldía de Fontibón se abstuvo de iniciar el trámite preliminar correspondiente y ordenó el archivo del mismo, con fundamento en que por no corresponder las áreas a restituir a cesiones al distrito, no es competencia de la alcaldía iniciar la actuación administrativa respectiva”.

La Aerocivil, ante la decisión, apeló frente al Consejo de Justicia de Bogotá, dentro del término de ley, sin ninguna respuesta hasta hoy. Según información suministrada por dicho Consejo, el expediente se encuentra en el Departamento Administrativo del Espacio Público (DAPE), para concepto sobre el particular.

NUEVO AEROPUERTO EL DORADO
Algunas obras que deberán entregarse el próximo año están obstaculizadas por las ocupaciones ilegales en el aeropuerto.

Paralelamente, OPAIN, concesionario del aeropuerto, asumió el riesgo del contrato e inició dos querellas ante la misma alcaldía, una contra Martha Nury Jaime (por afectar el terminal internacional de carga) y otra contra Gaseosas Lux, Coca Cola y Femsa, con casetas en la zona de carga nacional.

Castro Gómez considera que frente a las casetas u ocupaciones de hecho, ninguna afecta los sub proyectos e hitos contenidos dentro del Contrato de Concesión y específicamente lo concerniente a la etapa de modernización y expansión del Aeropuerto Eldorado, ni se encuentran en la ruta crítica de ninguno de ellos.

Sin embargo, voceros de Opain precisan que algunas obras que deberán entregarse el año entrante enfrentan ese obstáculo, y esperan que la Aerocivil logre resolver el asunto con los particulares en referencia, a través de los mecanismos que contempla la ley.

Mientras tanto, una de las llamadas “casetas”, que más bien parece una gran casa residencial, sigue en pie –demolida a medias– porque los mecanismos jurídicos y legales andan en los recovecos de decidir sobre los derechos de particulares que alguna vez se tomaron “de hecho” unos predios, “por coincidencia” ubicados dentro del Aeropuerto más importante del país.

Lea también

Conozca el nuevo aeropuerto Eldorado

Los cinco perros con mejor olfato para la coca

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO