“Las Farc podrían meterse un autogol”

“Las Farc podrían meterse un autogol”

4 de Febrero del 2013

Antonio Navarro Wolff no acaba de entender lo que las Farc persiguen con la intensificación de sus acciones bélicas y los secuestros tanto de policías como civiles. Dice que son los subversivos quienes están entregando el ‘florero de Llorente’, del que se han quejado que buscaría el Gobierno para supuestamente finalizar el proceso de paz. Sugiere resultados muy pronto para que la opinión pública mantenga el respaldo a las negociaciones en La Habana y recomienda a la guerrilla pensar muy bien su insistencia sobre la convocatoria a una Asamblea Constituyente para evitar que “se metan un autogol”. En diálogo con KienyKe, el vocero nacional del movimiento Progresistas y exmilitante del M-19 evalúa los recientes hechos que implicaron la primera gran tensión del proceso, en clara amenaza a la apuesta por una salida negociada al conflicto armado en Colombia.

¿Cómo evalúa las recientes acciones de las Farc, puntualmente los secuestros tanto de miembros de la fuerza pública, y el plagio de un grupo civiles que lograron ser liberados por la presión del ejército?

Todo lo que no produzca efectos positivos en la opinión pública es dañino. Las Farc deben entender que al estar en un proceso de paz, las concesiones que hay que hacer en una mesa de diálogo no son fáciles. Pero que vengan a reivindicar de nuevo el derecho de tomar rehenes, así sean de la fuerza pública, no es bueno, para nada bueno. No es bien visto por la opinión pública.

¿Por qué cree que las Farc dan estas señales de violencia y permiten que algunos sectores políticos digan que no tienen voluntades de paz, y que llevarán este proceso al fracaso?

No entiendo lo que buscan las Farc. Pero tengo esta tesis: el país no fue generoso con la tregua de las Farc. El Cerac (Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos) reconoce que hubo una disminución de las acciones guerrilleras en un 75%. Pero lo que se ha resaltado son las 57 violaciones a la tregua. Supongo que las Farc dirán que si ablandando no se les da reconocimiento de voluntades, pues que les den el reconocimiento endureciendo. Pero la manera de endurecer es la peor de todas las opciones, y mucho más con respecto al secuestro. La opinión pública es muy sensible con el tema del secuestro.

Dialogos de paz FARC

Hay quienes dicen que las acciones buscan hacer visible la fuerza del grupo en el plano militar, o que existen divisiones internas y los secuestros serían autoría de bloques que rechazan lo que pasa en La Habana. ¿Qué opina de esto?

Sobre la primera razón no veo porqué si quieren demostrar su fuerza tengan que recurrir al secuestro. Para dejar ver que no están derrotados militarmente no tienen que secuestrar. Sobre las divisiones es muy posible que las haya. Hay indicios de que no todas las Farc están unidas en este proceso de negociación; no todos lo apoyan.

Para algunos el proceso de paz, con la reciente crisis, quedó ‘trabado’. Las Farc acaban de decir que avanza con normalidad. ¿Usted cree que podría estar estancado,y si es así,  se podrá desatascar?

El proceso se destraba con resultados. Como dice el refrán “Obras son amores y no buenas razones”. Los tiempos para la opinión pública no son ilimitados y eso lo tienen que tener en cuenta las partes. Ha habido muchas malas noticias y ponen a tambalear el diálogo, y si no llegan a buenas noticias, así sean parciales o acuerdos provisionales en los primeros puntos en la agenda, la opinión pública le quitará el respaldo.

Ya que habla de opinión pública, ¿por qué las Farc no prestan atención al efecto que sus acciones pueden generar entre los ciudadanos?

Es que ellos sostienen que la opinión pública es una creación, una invención de los medios de comunicación, y que no existe de manera autónoma. La desprecian, la subvaloran. Mejor dicho; para las Farc la opinión no existe como pensamiento independiente a los grandes medios. Y aunque los medios influyan, no lo hacen de manera determinante. Por eso están desconectados de lo que piensan muchos ciudadanos.

 Las Farc tienen una especial insistencia en lograr un cese bilateral y la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente. ¿Por qué la obstinación en este último punto?

Seguramente el resultado del proceso de paz tenga un espacio institucional grande, y en Colombia solo ha habido una constituyente democrática. Ellos quieren grandes reformas, pero corren riesgos que no han evaluado correctamente. Una constituyente elegida por voto popular tendría una composición diferente a lo que las Farc esperan, y no tienen en cuenta que otros sectores son capaces de meter en la agenda temas que ni siquiera se hayan discutido en las negociaciones de Cuba. Por ejemplo, puede haber quienes quieran meter el régimen parlamentario en vez del actual presidencial, para que haya reelección perpetua de mandatario, de modo que eso podría terminar en una frase: “nadie sabe para quién trabaja”.  Yo veo que no tiene mucho sentido la terquedad de las Farc. Podrían meterse ellas un autogol. El temor es que podría servir para que quienes tengan una agenda distinta a la de la paz terminen metiendo sus temas e intereses.

Antonio Navarro Wolff

Aunque apenas hace dos meses inició el proceso, ¿podría usted identificar si existe algún líder que las Farc desde ahora estén perfilando para encarar escenarios electorales?

Preferiría no especular al respecto. Hay que ver cuando lleguen al final del proceso de paz. En condiciones de guerrilla no es posible que alguno de ellos se perfile a la política.

En  recientes comunicaciones las Farc han dicho que Gobierno les ha dicho más “no” que “sí”, y que ellos tienen la voluntad de paz  por lo que piensan continuar el proceso…

Es lo mismo que dicen que el Gobierno está buscando un florero de Llorente para acabar con el proceso. Yo digo: el problema no es que se busque un florero de Llorente, sino que las Farc son las que le están dando ese florero a Llorente. Son ellos, con lo que están haciendo, los que están dando argumentos a los que están en contra del proceso.