Las rabietas de la jefe de protocolo de la Alcaldía

24 de enero del 2012

Dos quejas en la personería de Bogotá apoyadas en un escandaloso audio llevarían a investigar por acoso laboral a Nadia Mayorga Tovar.

Las rabietas de la jefe de protocolo de la Alcaldía

Nadia Mayorga, la jefe de protocolo de la Alcaldía de Bogotá, es una mujer rabiosa. Grita, se descontrola, tira el teléfono, golpea el escritorio, se desespera, insulta a sus subalternos cuando las cosas no le salen.

El 13 de diciembre pasado se rebosó la copa y un funcionario externo decidió grabar uno de los tantos estallidos de ira de la jefe de protocolo. Su denuncia llegó al Centro de Atención al Ciudadano de la Personería de Bogotá. El funcionario se convirtió en la voz de sus compañeros, quienes por temor a las represalias no habían querido interponer quejas sobre las actuaciones de la jefe, una mujer que, por su cargo, debería ser ejemplo de prudencia y buenos modales.

Escuche el audio de la funcionaria Nadia Mayorga:

Otro funcionario de la alcaldía madrugó a la Personería el 4 de enero pasado a entablar otra queja que quedó radicada con el número 100458.

Nadia Mayorga es una administradora de empresas que se vinculó a la alcaldía de Enrique Peñalosa como secretaria en la Oficina de Protocolo.

A finales del gobierno del alcalde Luis Eduardo Garzón, logró un ascenso y quedó como titular de esa dependencia, cargo que le sostuvo el alcalde Samuel Moreno y la alcaldesa encargada Clara López. Fue Nadia quien había planeado gastarse 500 millones en la ceremonia de posesión del alcalde Gustavo Petro, iniciativa que el burgomaestre canceló de un tajo.

Nadia Mayorga apenas se está acomodando en el nuevo equipo de Petro, pero desde ya se sabe que si se salva de cualquier acción disciplinaria de la Personería, tendrá que moderar el carácter.

El tema reviste importancia porque se trata de un servidora pública que tiene que dirigir una dependencia acorde con los lineamientos que exige el Código Disciplinario Único. El caso del acoso laboral está tipificado como una conducta grave.

Kien&Ke se comunicó con la funcionaria, quien decidió no hablar sobre el tema.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO