La TV pública cierra un año redondo en Colombia

FOTO: ANTV

La TV pública cierra un año redondo en Colombia

26 de diciembre del 2018

No es ninguna casualidad que este año, durante la ceremonia de los Premios India Catalina celebrada en marzo, la televisión pública colombiana se haya llevado la mayor cantidad de galardones en su historia (30) el doble que en años anteriores. Tampoco que a mediados de este 2018 que termina, fuera el mismo sector el que ganara, en nombre del país, en cuatro de las once categorías de los Premios TAL de carácter internacional.

La televisión pública del país cierra el año con la frente en alto, puesto que atraviesa uno de sus mejores momentos, gracias en parte a la gestión hecha desde la Autoridad Nacional de Televisión (ANTV) que, con su proyecto Las Teles, ha logrado desarrollar y cualificar el sector a nuevos niveles.

Gabriel Levy es uno de los responsables de ese progreso que ha tenido el país en términos de contenidos audiovisuales. Este comunicador social de la Universidad de Antioquia, con una Especialización en Multimedia y un doctorado en Comunicación de la Universidad Nacional de Rosario (Argentina), lleva desde enero de 2014 como coordinador de contenidos de la ANTV.

El funcionario explicó a KienyKe.com por qué la gestión de la entidad está influyendo en el desarrollo de la televisión pública colombiana. Primero, inició por lo macro, por los objetivos generales que se han trazado.

“Toda la estrategia de contenidos ha estado enfocado en el fortalecimiento de la creación audiovisual en el país. Es decir, que cada vez haya mejores prácticas, que la producción se haga no solo pensando en una pantalla sino que se expanda a múltiples plataformas, que al mismo tiempo los contenidos sean innovadores en formatos, géneros y estrategias de producción. Es decir, hemos diversificado, cualificado y ampliado el espectro de la producción audiovisual en el país”, dijo.

“Este año fue el de mayores premios India Catalina para la televisión pública, pero también premios internacionales. Hemos subido el rating aunque ese no sea el indicador que nos interesa. Y a nivel de todas las encuestas de percepción y mercado la gente cada vez quiere más a la TV pública. Por ende sentimos que se están cumpliendo los objetivos”, recalcó.

 

Las Teles, elemento clave

Gran parte de su éxito se debe a la implementación de un programa focalizado denominado Las Teles, que desde distintos ámbitos de la producción y consumo audiovisual fortalece el sector. Estas son: La Tele que Somos, la Tele de Todos, la Tele Responsable, la Tele de los Niños, y la Tele que Queremos.

La primera se refiere a un apoyo decidido para los jóvenes realizadores audiovisuales del país, en especial pertenecientes a grupos sociales históricamente marginados del sector, para que aprovechen las herramientas tecnológicas y potencien sus contenidos. “Creemos que ese público está produciendo un audiovisual que está impactando de forma significativa en las audiencias del país. Por lo tanto no los debemos dejar solos y la ANTV los ha querido acompalar con formación y con herramientas para la nueva narración. Para ello hemos estado operando en municipios apartados y creando una gran base de realizadores”, recalcó Levy.

La Tele de Todos, por su parte, ha buscado actualizar y modernizar los canales del sistema de televisión pública en el país mediante estratefias como la convergencia digital. En 2018, la labor de la ANTV estuvo enfocada los nuevos formatos y técnicas de televisión, gracias al trabajo de Tvlab, un grupo de investigación adscrito a Levy como coordinador de contenidos. También a ciclos realizados en conjunto con los canales regionales.

La Tele Responsable, como su nombre lo indica, se centra en fomentar una producción responsable de contenidos audiovisuales basada en el análisis de los dilemas éticos actuales. Por este motivo, si desde 2017 se elaboraron manuales de buenas prácticas en el sector, en concreto sobre temas de equidad de género, infancia, conflicto armado, y verificación de fuentes, en 2018 se abrió el debate para la comunidad de productores para que los complementen o contrasten.

“Hubo muy particularmente un documento sobre fake news, que le permite a los realizadores tener herramientas para estar preparados ante estos fenómenos”, recalcó.

La Tele de los Niños es quizá uno de los ámbitos de mayor impacto, puesto que supone el tránsito hacia una televisión que no solo entretenga a los menores de edad, sino que los vaya formando en valores éticos y en su visión del mundo que los rodea.

“Es un ejercicio en modelos narrativos de infancia. Primero se pregunta ¿cómo vemos a los niños desde la TV pública y qué diferencia hay con la privada?. En ese sentido el niño no es un consumidor sino un ciudadano, sujeto de derechos y con criterio para el consumo audiovisual. Por eso el propósito es una formación en valores que discutimos con productores, apoyados por expertos internacionales”, explicó Levy.

Por último, La Tele que Queremos pretende trabajar en conjunto con las audiencias y sus defensores, para fortalecer el sentido crítico que tienen las mismas. “Estamos convencidos que el defensor es un pedagogo que debe ayudar a las audiencias a desarrollar un sentido crítico para discernir entre realidad y ficción. Hemos por tanto hecho un acompañamiento para que eso sea posible”, agregó.

“Con todas las cinco teles hemos logrado objetivos. Lo que nos propusimos lo logramos. Recorrimos el país haciendo procesos de formación, sentimos que los productores están más apropiados de su quehacer y están más abiertos a la narración transmedia, creemos que se ha fortalecido el ecosistema audiovisual porque hemos trabajado en sus sectores neurálgicos”, concluyó.

Desafíos

A futuro, la TV pública, según el experto, debe tener en cuenta la denominada crisis de las audiencias: “Hoy en día tenemos más medios que audiencias. Hay tanta explosión de gente produciendo información que las audiencias son micronichos muy pequeños. El gran desafío entonces es cómo mantener seducidas a esas audiencias y crear contenidos focalizados sobre ejes puntuales para que todavía nos consuman. El reto es conseguir con millones de youtubers, canales privados y de cable. Es una oportunidad para involucrar a cada vez más personas y fortalecer nuestra identidad, que la TV pública refleje lo que somos”. 

El hecho de que la televisión pública colombiana sea una referencia internacional, debe suscitar por su parte una defensa decidida de la ciudadanía para que el sector continúe fortaleciéndose. La ANTV ha sido el gran gestor, con sus esfuerzos, de que eso sea así.