Las voces detrás del Estadio El Campín

21 de agosto del 2017

Una Historia de KienyKe.com

Las voces detrás del Estadio El Campín

“El Campín brilla con luz propia”, dice una voz grave, algo ronca, en el Estadio Nemesio Camacho el Campín. Es el minuto 15 del partido y los fanáticos de Millonarios encienden sus celulares para acompañar al hombre que habla en todos los parlantes de este recinto deportivo.

Los hinchas se podrían preguntar quién está detrás de esos mensajes en todos los encuentros de los ’embajadores’ e Independiente Santa Fe. Su nombre, Santiago Bedoya, un joven locutor de 24 años que, sin esperarlo, terminó haciendo algo que nunca imaginó pero que hoy lo llena de alegría.

Todos los fines de semana Santiago sale de su casa para llegar al Campín horas antes de los partidos. En la cabina número uno de la cancha sabe que lo espera su fiel computador de mesa y los dos micrófonos en los que se comunicará con todas las personas que asistan a los juegos. Su labor es de mucha responsabilidad porque no solo informa las nóminas de los equipos y los cambios, también es el encargado de informar las salidas de emergencia y de tranquilizar a la gente en caso de alguna situación que salga de control.

“La hinchada visitante por favor salir 15 minutos antes de finalizar el partido, les agradecemos su colaboración”, es una de las frases que más repite el comunicador social y periodista de la Universidad Javeriana.

Trabajar de la mano con las barras bravas de los equipos le parece importante porque sabe que aporta su grano de arena a un fenómeno social que le ha traído problemas al Fútbol Profesional colombiano. Incluso recuerda el episodio que vivió hace un año cuando los hinchas de Millonarios invadieron la grama del Campín en el partido ante Bucaramanga.

“Fue un momento difícil. Estábamos impactados al ver algo así pero debíamos pedirle calma a las personas. Nosotros tenemos claro que lo peor que se puede hacer es aumentar el nerviosismo”, afirmó a KienyKe.com, Santiago Bedoya.

Santiago además se desempeña como productor en Caracol Radio. Su trabajo en Millonarios e Independiente Santa Fe, clubes que pagan por sus servicios como locutor, no es diario y por eso necesita otro sustento. Pero, eso sí, no ha pensado en dejar este oficio que hace desarrolla desde sus primeros semestres de universidad.

“Es algo agradable. Cuando niño iba a la cancha y ser un amante del deporte y poder disfrutarlo siempre será bueno”, dice mientras alista la música con la que bailan las porristas en el entretiempo.

Sin embargo, Bedoya no desempeña esta función solo. Stewart Perilla lo acompaña desde hace tres años. Se conocieron en la Javeriana y su amistad los llevó a trabajar juntos en locución. En el Campín, como una tradición, se ven en cada partido de los equipos bogotanos.

Las risas en la cabina se escuchan sin ningún problema. El ambiente es familiar porque, a pesar de verse poco, todas las personas encargadas se conocen desde hace años. Las bromas entre todos no se hacen esperar. Santiago y Stewart, siendo los más jóvenes, comparten con los demás sin ningún problema.

Es importante para ellos continuar con este proyecto y junto con los equipos planificar nuevas estrategias que motiven a la hinchada a asistir a la cancha. Ellos entienden la dificultad de este objetivo, pero anhelan lograrlo.

“La familia debe volver al estadio. Es una meta que todos tenemos en la cabeza. La fiesta que se vive en las tribunas nos motiva en nuestra labor”, expresan los jóvenes.

Santiago y Stewart no saben cuánto tiempo más seguirán tras los micrófonos de El Campín. De lo que sí están seguros es de disfrutar cada partido como si fuera el último. De hacerlo como el de la primera vez en el caso de Bedoya.

“Cuando no sientas presión de hablar en un micrófono, seguro sabrás que ya no amas lo que haces”, dicen algunos expertos de la radio. Santiago comparte esta teoría. El día que tome el ascensor del estadio y camine unos metros una vez se abran las puertas para entrar a la cabina y no sienta ese latido en su pecho, entonces, justo en ese momento, dejará de ser la voz de la cancha más importante en Bogotá.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO