Hoy Leonardo da Vinci estaría desempleado

Hoy Leonardo da Vinci estaría desempleado

8 de mayo del 2016

BBC Capital le pidió a dos expertos que revisaran el ‘currículo’ de Leonardo Da Vinci, registrado en una carta al duque Ludovico il Moro incluida en Codex Atlanticus, la recopilación de documentos del pintor. El trabajo requería tomar en consideración los errores que cometen la mayoría en el momento de elaborar su hoja de vida.

De manera que si Da Vinci estuviera vivo en esta época, no la tendría nada fácil para conseguir un empleo, y es que el genio tiene un ‘CV’  que, según estos expertos, “se considera negativo, sin mucha información y mal enfocado”.

Lea también: Científicos japoneses reviven a Leonardo Da Vinci

Laura Smith-Proulx, escritora de currículos para ejecutivos y antigua cazatalentos de Denver, EE.UU., ha revisado a lo largo de su carrera cualquier cantidad de hojas de vida. Asegura siempre ver los mismos problemas, que al parecer se remontan al siglo XV, y esto se puede notar en la presentación de Da Vinci.

La experta asegura que si Leonardo  estuviera vivo buscando un nuevo empleo, su CV fallaría en algunos aspectos importantes al “insistir en lo negativo, no tomar en cuenta sus contribuciones esenciales y desviarse demasiado de las aptitudes que le interesan a los empleadores… Tendría los mismos problemas que muchos buscadores de empleo actuales”, dice a la BBC.

El primer currículo conocido tiene más de 500 años y lo escribió Leonardo da Vinci

En lugar de indicar los lugares en los que estudió o hablar sobre lo bien que trabaja en equipo, o escribir sobre sus experiencias laborales con fechas, Da Vinci optó por hacer un listado de sus habilidades.

Además: ¿Quién fue la musa de da Vinci para la Mona Lisa?

Algunos extractos como estos fueron traducidos en los que se nota como Da Vinci destaca sus talentos.

1. Tengo proyectos para puentes muy ligeros, fuertes y fácilmente transportables con los cuales perseguir y, en algunas ocasiones, escapar del enemigo, y otros, resistentes e indestructibles al fuego y la batalla, fáciles y convenientes de levantar y colocar en posición. También métodos para quemar y destruir los puentes del enemigo.

2. Sé como, durante el asedio a un terreno, sacar el agua de las fosas y cómo construir una infinidad de puentes, paredes andantes, escaleras de asalto y otros instrumentos necesarios para una empresa de esta índole.

3. Además, si durante el asedio a un terreno no se pueden hacer bombardeos, ya sea por la altura del glacis o la fuerza de su situación o posición, tengo métodos para destruir cada fortaleza o bastión, a menos de que esté cimentada sobre una roca o algo parecido.

La experta continúa diciendo que para tener mayores probabilidades de ser contratado, da Vinci podría convertir su agotamiento o su actitud perfeccionista en una una combinación ganadora que seguramente sería exitosa con la persona que fuera a contratarle.

“Entregas de alta calidad (que me ganó el reconocimiento en la industria) terminadas en plazos ajustados, lo cual se logró haciendo horas extras y manteniendo a la gerencia informada sobre la marcha del trabajo”, señala Smith-Proulx.

Resaltar la fama o influencia 

Hoy en día pesa bastante en una hoja de vida, cuánto valor tiene que lo vean a uno como una persona de gran influencia, si es global mucho mejor. “En el caso de da Vinci esto exigiría exponer que ‘inspiró admiración entre la población civil, la realeza y los escritores’, indica Smith-Proulx.

“Esa estrategia es mejor que intentar convencer a los empleadores del valor de su interés por actividades más complejas, como su fascinación con la ciencia médica y el estudio de la fisiología humana comparadas con las emociones derivadas del corazón y el hígado”. agrega la experta.

Además, le recomienda a Leonardo da Vinci, concentrase más en su éxito que en sus emprendimientos atrevidos.

“Un empleador que necesita un ingeniero, por ejemplo, encontraría fascinantes sus dibujos técnicos y diseños para puentes, vuelos, bombas hidráulicas y un cañón de vapor… Pero hablar de sus diseños, para caminar sobre el agua o mencionar que estudió caras y emociones, dibujó bebés en el útero y escribió textos con escritura en espejo’, simplemente no tienen el mismo tono” y quizás algún empleador lo catalogue de poco aterrizado.

Por su lado Adam Lloyd, un cazatalentos le dice al genio, “Con las correcciones hechas, confío en que el Sr. Da Vinci sea contratado. Viene con buenas referencias y tiene una sólida reputación, bien respaldada”.