Libertad para la alegre muchachada del Erpac

2 de enero del 2011

“¡Carajo, el que no tenga en este país la nariz o la cuenta bancaria untada, que tire la primera piedra…de perico!”.

Libertad para la alegre muchachada del Erpac

¿Cómo es posible que dejen que el marxismo leninismo nacional e internacional se oponga a la justificadísima desmovilización e indulto inmediato de los miembros de la santa legión de las autodefensas del Erpac?

¿No ven acaso que esa fuerza bruta de trabajo que tanto nos beneficiara en el Oriente del país en la lucha contra los indios alzados en guasábaras, debe ingresar a la oferta laboral legal de celaduría y paramilitarización de las actividades comerciales urbanas?

Además, ¿qué de malo tiene que toda esa platica que hicieron traficando con doña Blanca de Guaviare, entre al mercado de capitales? ¿Se imaginan ustedes el centro comercial que pueden construir los gloriosos sucesores de Cuchillo?

 ¡Carajo, el que no tenga en este país la nariz o la cuenta bancaria untada, que tire la primera piedra…de perico!

No solamente deben dejar a esos muchachos combatientes de la democracia libres, sino hacerles una recepción de lujo con desfile militar por la Carrera Séptima y cena en el Salón Elíptico del Congreso.

Además, en Colombia uno se somete a la justicia para que fiscales y jueces dejen vivir de la renta. Los legionarios del Erpac deben recibir todos los beneficios no solo de Justicia y Paz, sino de Lavado y Blanqueo. ¿O es que van a dejar las armas para manejar taxi o emplearse en la rusa? Por lo menos deberían volverse tombos, posición en la cual pueden hacer tanta o más fortuna, sin exponer la vida en los Llanos, donde hay tanta alimaña.

Me da la impresión de que el Santos y el Vargas Lleras están es sacándole los glúteos al asunto que ellos mismos habían previsto, ahora que se volvió un escándalo propiciado por la prensa extremista. ¿Si negociaron con Pablo, por qué les hacen el feo a estos cristalizadores jóvenes empresarios?

Qué doble moral la de estos gaviristas de nuevo cuño: ¡metiendo perico en los baños del Jockey Club y encanando a sus jíbaros!

Hay que darle tratamiento político a este asunto. Después van a estar contando los voticos que les van a hacer falta para la reelección. Cada narco-autodefensa legalizada, entiendan por favor, implica miles de votos para cerrar digamos…el círculo vicioso… del narco clientelismo satisfecho que atrae más clientes. Además, sean conscientes de que es una manera de pagar por los favores recibidos al ayudar a contener a la indiada terrorista que ha querido soliviantarse contra la tradición, la familia, la propiedad, el peculado y contra Monseñor Rubiano.

Que no paguen ni un día de cárcel: nunca estuvieron al margen de la ley sino dentro de la ley de Dios, que implica entre otras la multiplicación “mágica” de los peces y los panes. A los comandantes ‘Caracho’ y ‘Vacafiada’, se les debe facilitar de oficio curul en el Senado. Qué lindo oír, por ejemplo: “senador Vacafiada”… “Presente”.

Además, dejémonos de formalismos; como no les dictaron oportunamente orden de captura, pues esos buenos muchachos… aviesos que son, ya se escaparon y deben estar en La Piscina o en otros elegantes establecimientos del barrio Santa Fe, pasándosela del putas y celebrando -como debe ser- su libertad y su buena fortuna, en todas las acepciones del término.

Y como la vaina está llena de vacíos legales y nunca se previó que nuestros socios armados se entregaran así no más, pues hay que aprovechar, regar alguna platica por los lados de Paloquemao y si es necesario dejar sueltos algunos sicaritos ¡y listo!

Lo más importante es que de solucionarse este caso a favor de estos probos ciudadanos, se creará una sólida jurisprudencia para definir hacia el futuro, que toda la alegre muchachada de las Bacrim podrá desmovilizarse y quedar libre, sin la absurda necesidad de someterse a una justicia, que ellos, en larga lucha patriótica, defendieron contra la amenaza comunista. Eparc y Bacrim, sonoros nombres de los batallones de estos próceres herederos de las gestas de Castaño y demás héroes de nuestra Segunda Independencia.

Pero como todo no son malas noticias, de otro lado estoy exultante por la decisión que salva de la cárcel a 24.564 miembros de la sagrada autodefensa que firmaron actas de paz y que no pagarán nada por sus acciones detergentes que en buena hora permitieron eliminar a decenas de miles de campesinos contaminados.

¡Eso si fue justicia, eso sí es paz! Perdón sí y que se olviden de rendir cuentas de nada. ¡Ni memoria, ni reparación, ni recuerdo de lo que pasó! Tábula Rasa, borrón y cuenta nueva y si es necesario por ahí andan los fusilitos dado el caso…

 ¡Qué lindo es borrar la historia de un solo plumazo! Es tan excitante como quemar libros o quemar parlamentos. ¡Yo si Nazí Paramilitar!

Cambiando de tema, debo registrar con inmenso placer cómo a veces los sectores más lejanos a mi ideología tienen raptos de conciencia que acercan a los opuestos. Y lo celebro con todo gusto. Me refiero, Clara está, a la decisión de la señora López alcaldesa de Bogotá de inaugurar las troncales de Transmilenio de la calle 26 y la carrera décima, sin necesidad de terminarlas y mucho menos que rueden los buses articulados.

 Se nota que el empoderamiento de la derecha en el país ha influenciado hasta a los sectarios del Polo, quienes desde que un pionero como Samuel Moreno les mostrara el camino, han entendido cómo son las vainas del poder y para qué se tiene el concreto por el mango (o casi). Para qué esperar a terminar esa vaina. Así como empezó la construcción –a medias– así debe terminar. Que no se note la pobreza. Inaugure señora alcaldesa y no le deje al guerrillero ese del M-19 nada.

Y dele ese Santos con la jodita de querer destruir el país decente. ¿Cómo se le ocurre acabar con los trámites, que además de darnos de comer a los litigantes, son linda costumbre incrustada en nuestras tradiciones? Como conservador, ¡me opongo a esos cambios paganos!

Sin necesidad de buscar cada tres meses el certificado de supervivencia, ¿a qué se van a dedicar los pensionados en la vida?

¿Qué será de las fábricas de tinta tras la anulación de la obligatoriedad de le huella dactilar en documentos?

Y sin las autenticaciones notariales, ¿el doctor Cínico Caspa, de qué va a vivir? Me tocará volverme como Fernando Londoño.

Además, Santos ha condenado a la quiebra a las Eps. ¡Cómo se le ocurre exigir citas médicas a los tres días de pedidas! ¡Va a tocar atender de verdad a la gente y eso no es negocio!

¿El Rut pedido por Internet? ¿Y el empleo de los tramitadores, malacates y mensajeros?

Y para acabarla de embarrar con la platica de uno, el demagogo ha sancionado una ley que acaba con la discriminación salarial de las mujeres. Entonces, además de pagarles injustamente lo mismo que se le paga al varón trabajador, ¿va a tocar pedirles permiso para jartar?

 ¡Liberales del demonio! ¡Si la discriminación, no solo la salarial sino toda ella, es la garantía del equilibrio social y familiar!  ¡Apaga y vámonos! Que el 2012 nos coja confesados…

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO