Los cinco perros con el mejor olfato para la coca

1 de noviembre del 2011

Gracias a ellos, este año la Policía ha encontrado más de dos toneladas de droga cuyo valor supera los 60 millones de dólares.

Perro policía

1. Tommy

Tommy se agachó y miró fijamente. Con ese gesto, le decía a Samuel, su guía canino, que había encontrado algo. Después de caminar dos horas y recorrer un río en lancha por más de media hora, en medio de la selva del Meta, Tommy había hallado su botín. Los 300 millones de células olfativas de su nariz lo llevaron a 5 mil kilos de clorhidrato de cocaína, mil kilos de base de coca y 120 mil kilos de insumos químicos en un laboratorio para la producción de droga. Tommy había sido el protagonista de la operación ‘Cazador’, pese a que era su primera vez en una zona rural. Posó para una foto y entró en el ranking de los mejores perros antinarcóticos del año.

Este pastor alemán trabaja en el aeropuerto el Dorado de Bogotá.

“Mi cachorro” o “mi perro”, así le dice Samuel a su pastor alemán de dos años de edad. Samuel considera que es un perro organizado a la hora de buscar, siempre lo hace de izquierda a derecha. Es de carácter fuerte, no teme a los ruidos ni a las alturas. Tommy trabaja en el aeropuerto el Dorado de Bogotá. Desde enero hasta septiembre de este año, ha incautado 57.644 gramos de cocaína. Gracias a su labor, se han capturado tres personas.

Perros como Tommy, además de pastores alemanes de pelo corto o labradores, son comprados en criaderos del país por dos millones y medio de pesos.

2. Martín

Good boy’, o Martín, es hiperactivo ─una característica vital para los perros antinarcóticos─, ansioso y un poco rebelde. Javier, su guía, confiesa que tuvo que conquistarlo a punta de trocitos de pan. Así logró ganarse su confianza. Pero su relación no fue fácil. La primera vez que Javier lo vio le pareció un perro feo y flaco. También llegó a pensar que no podría dominarlo porque poco le obedecía. Pero todo cambió cuando Martín llego al Aeropuerto Alfonso Bonilla de Palmira. Allí aprendió a comportarse. En el pasado quedaron sus escapes fugaces, el desespero que le daba cuando tenía cerca a una perra y su gusto por buscar pelea con otros perros. La motivación y uno que otro regaño fueron vitales para que Martín se convirtiera en uno de 222 perros antinarcóticos del país.

La hiperactividad de Martín lo convirtió en uno de los mejores perros antinarcóticos del año.

Este labrador retriever, color dorado y de cinco años de edad, se preparó durante cuatro meses en la Escuela de Guías y Adiestramiento Canino de la Policía Nacional, que el próximo año cumple 50 años de fundada. Allí definió su carácter, superó varias pruebas y un proceso riguroso que lo convirtió en un miembro más de la unidad antinarcóticos. En sus cuatro años de servicio, la mayor incautación de Martín ha sido de 14 kilos de cocaína impregnada en ropa. Es un especialista en detectar droga oculta. A lo largo de este año ha identificado 15.474 gramos de cocaína en confitería, maletas de doble fondo, gel, perfumes y collares.

3. Dino

Dino fue el perro que más se destacó en su tarea durante el 2010, año en el que logró su mayor incautación. Este pastor alemán de color amarillo y negro encontró 20 kilos de cocaína encaletada en la carpa de un camión de estacas abandonado en un parqueadero. La caleta, que señaló raspando, sentado y mirando fijamente, fue valorada en mil millones de pesos. Dino hace parte de una de las trece compañías antinarcóticos que hay en el país. Trabaja en Ipiales, Nariño.

Edwin, su guía desde hace seis años y medio, dice que Dino es amigable y estable. Sin embargo, es un poco caprichoso y sólo le gusta trabajar con él. Gracias al trabajo en equipo, Dino ha identificado durante este año 8.755 gramos de heroína y 224.839 gramos de coca.

Dino se jubilará cuando cumpla ocho años de servicio.  

El perro, de cinco años de edad, es ordenado y acucioso, aunque Edwin dice que ha bajado de nivel. Dino se jubilará cuando cumpla ocho años de labor y estará en un pabellón geriátrico, donde se le paseará a diario y cuidará.

4. Mono

Mono es gruñón y celoso. Pero a Sergio, su guía canino, no le importa y le dice de cariño ‘bebé’. Ambos comienzan sus labores a las 5.00 a.m. en el Aeropuerto El Dorado, trabajan tres horas con intervalos de treinta minutos. Allí, durante este año, su olfato ha encontrado 37.660 gramos de cocaína, y su labor permitió la captura de cinco personas. Este Golden Retriever es el perro con más hallazgos registrados en el 2011. Cada vez que Mono ubica una maleta con droga, Sergio le dice “muy bien, el muchacho”, “muy bien, el niño”. La mayor incautación de Mono ha sido de 12 kilos de cocaína dentro de una maleta.

Mono es el perro con más hallazgos registrados en 2011. Trabaja en el aeropuerto el Dorado de Bogotá.

Antes de convertirse en uno de los mejores perros del país, Mono tuvo que pasar por cuatro etapas de entrenamiento. En este proceso demostró sus habilidades en caza y olfato; impulsos básicos de cualquier miembro de la unidad de antinarcóticos. El entrenamiento se basa en juegos. A los animales se les enseña que la droga ─cocaína, éxtasis, heroína o marihuana─ es el ‘juguete’ que deben encontrar.

5. Robby

Robby es un pastor belga malinois de tres años de edad. Trabaja junto a John, su guía canino, en Cúcuta. Su raza es una de las preferidas de la Policía Nacional por sus habilidades. Ahora es común que se compren este tipo de perros a criaderos en Holanda y Bélgica por más de nueve millones de pesos.

Robby tiene tres años de edad. Gracias a su olfato se han incautado 417.747 gramos de cocaína y nueve personas fueron detenidas.  

La mayor incautación de Robby ha sido de 320 kilos de cocaína. Los encontró en una camioneta Ford que transitaba en la zona urbana de la capital de Norte de Santander. John recuerda que ese día le impresionó la velocidad con que Robby halló el botín. Gracias a su trabajo, durante este año se han capturado a nueve personas e incautado 417.747 gramos de cocaína.


Fotos: José Giraldo.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO