“Los hombres son fundamentales en la lucha contra el sexismo”: Laura Bates

30 de enero del 2015

El fútbol y los medios tienen mucho que hacer.

Laura Bates, Hay Festival 2015

Los hombres, las autoridades y los productos culturales son parte de la solución para luchar contra el sexismo y la discriminación o la agresión contra las mujeres.

Esta es una de las ideas sobresalientes del conversatorio de la activista inglesa Laura Bates, con su par colombiana Jineth Bedoya en el marco del Hay Festival 2015.

Lea también: Laura Bates: la voz universal contra el acoso sexual

La unión como método de lucha

La británica Laura Bates hizo énfasis en que el sexismo y la discriminación es un problema mundial, recurrente en varias sociedades, que no es exclusivo de países en conflicto o de economías débiles.

De hecho en su país natal, Inglaterra, el problema es latente. Según Bates en Reino Unido “una de cada cinco mujeres son víctimas de acoso sexual”.

Laura Bates, Hay Festival 2015

Esta situación hace necesario que la sociedad entera, y en especial los hombres, se agrupen para avanzar en la solución del problema.

“Tenemos que movilizar y convencer a los hombres para que se apropien del problema. Si un hombre levanta la voz, avergüenza a los demás –dice Bates-. Recuerdo una historia en la que una mujer pasó frente a un grupo de hombres y estos le pidieron que les dejará ver sus senos. Otro hombre, para defenderla, se levantó su camisa y les mostró su pecho.”

Lea también: “Nuestra sociedad sugiere que las mujeres son ciudadanas de segunda clase”, dice Laura Bates en entrevista con Kienyke.com

Las mujeres, por supuesto, son otra pieza fundamental en esta lucha. En el conversatorio se examinó la idea de que las mujeres también son sexistas. Según Bates, “vivimos en una estructura patriarcal y eso hace que muchas cosas se asuman como normales. Hay unos estereotipos en los medios de comunicación que muestran que las mujeres son enemigas de otras mujeres, pero he sido testigo de que eso no es real, tenemos que cambiarlo”.

Desde la música, por ejemplo, puede hacerse bastante. Según Bedoya, algunos géneros musicales promocionan el cuerpo de la mujer como un objeto sexual.

Bates respaldó esta opinión diciendo que es urgente no tolerar estas iniciativas. Contó que ha sido testigo de cómo sindicatos y otros grupos sociales se han reunido para dar a conocer cómo las mujeres reciben este tipo de mensajes, y cómo pueden ser limitados en la sociedad.

Otros dos escenarios clave en la lucha contra el sexismo, según las ponentes, son el empresarial y el del fútbol.

Laura Bates, Jineth Bedoya, Hay Festival 2015

Bates contó que desde su organización se logró que grandes empresas como Nissan la respaldaran para que Facebook prohibiera a sus usuarios hacer alarde de agresiones contra mujeres. Si un usuario de la red social cuelga un mensaje elogiando la agresión, recibe un mensaje obligándolo a retractarse.

Por su parte, Bedoya recordó que se presentan más agresiones intrafamiliares en los días de clásicos de fútbol, según estadísticas de Medicina Legal. Por eso, en busca de otra transformación cultural, convocó, con éxito, a los jugadores de fútbol colombiano para grabar un mensaje contra la agresión hacia la mujer.

Uno de ellos le confesó que la campaña le había servido de terapia, pues él había golepado a una mujer. La anécdota le sirvió a Bedoya para demostrar la importancia de la vinculación de los hombres en este tipo de iniciativas.

Lea también: “No se puede permitir que pretendan hacer la paz sin contar con las mujeres”: Jineth Bedoya sobre el proceso de paz.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO