Los miedos de los empresarios ante la justicia transicional

Los miedos de los empresarios ante la justicia transicional

3 de septiembre del 2016

Esta semana en Kienyke.com pusimos sobre el tapete de las discusiones la preocupación de los grandes empresarios por la forma como serían sentados ante la Justicia transicional contemplada por los acuerdos de La Habana, y dijimos en lenguaje coloquial que están “cabreados”. El propio ministro Juan Fernando Cristo admitió que “esta es una tormenta que se desató por la filtración de una lista”.

El exsenador José Renán Trujillo advirtió –al mediar la semana- que las observaciones y críticas del Vicepresidente Germán Vargas Lleras crecieron como espuma “y el Presidente Santos tuvo que salir a tratar de minimizar el impacto, al expresar que los empresarios no deben temer a la justicia transicional. Y fue en Cali donde debió ponerle la cara al asunto porque Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior, Analdex, lo cuestionó al conocerse un listado de 57 empresas cuyos funcionarios podrían ser puestos en la mira de la jurisdicción especial para la paz, acusados de ser financiadores de la guerra”.

Lea también: Empresarios “cabreados” con acuerdos de La Habana

La revista Semana resume que el sector privado tiene tres miedos:

-En esencia el sector privado tiene tres miedos: El primero es que quienes tuvieron que pagar extorsiones para operar en ciertas regiones terminen siendo juzgados como financiadores y cómplices de los paramilitares. El segundo, que se creen unas mafias de falsos testigos que terminen por salpicar a empresarios en la búsqueda por encontrar “la verdad”. Y el tercero es que el sistema está hecho solo para admitir una responsabilidad y que la única forma de eludir la cárcel será confesar crímenes no cometidos.

El presidente Santos ha salido a responder con estas frases: “Ningún empresario honesto tiene por qué preocuparse. Sólo tienen que presentarse voluntariamente y quedarán limpios de por vida”.

Y el fiscal general, Néstor Humberto Martínez –también en semana- formuló los siguientes comentarios:

-La realidad es que la gran mayoría de los empresarios fueron víctimas de la extorsión de las FARC y de los paras. Quienes hayan sido víctimas en medio de la guerra no tienen deudas con la justicia. Por ello, no tienen que comparecer ante la Jurisdicción Especial para la paz, como lo dice el acuerdo y tampoco ante la Fiscalía General de la Nación.

Lea también: Gobierno Nacional publica el acuerdo final de paz

Pero, claro, hay otros que, según las investigaciones, contribuyeron voluntariamente a la guerra. Sobre ellos, tiene que recaer todo el peso de la ley.

El Ministro del interior, Juan Fernando Cristo, expresó:

-El presidente ha sido claro en explicar que los empresarios que fueron extorsionados y que no han sido determinantes ni determinadores de crímenes de lesa humanidad no tienen de qué preocuparse.

Hablan los empresarios

En el informe central de la revista, hablan los voceros de los empresarios:

Bruce Mac Master, presidente de Anif:

La justicia transicional deberá garantizarles a todos los ciudadanos, dentro de ellos a los empresarios, un sistema confiable, justo y equitativo. No podemos llamarnos a equívocos, no puede haber juegos políticos que pretendan convertir las víctimas en victimarios.

Rafael Mejía, presidente de la SAC

Los empresarios quieren estar seguros de que con este nuevo sistema va a haber justicia, reparación y no repetición. Este es un sistema nuevo que debe ser mirado desde el lado positivo. En este momento lo más importante es estar pendiente de la realidad y no de la ficción.

Guillermo Botero, presidente de Fenalco

Cualquier persona, natural o jurídica, puede ser investigada. Sin embargo, las personas jurídicas no delinquen, lo hacen las naturales. Lo importante es que gocen de garantías constitucionales. Somos más los que estamos seguros de que los empresarios no están incursos en ningún delito.