Los Moreno le sacan el cuerpo a la justicia

Los Moreno le sacan el cuerpo a la justicia

25 de Agosto del 2011

Durante meses, el exsenador Iván Moreno evadió su juicio oral disciplinario en la Procuraduría por el llamado ‘Carrusel’ de la contratación. Las excusas fueron múltiples. Empezó con una incapacidad que lo obligó a permanecer en Miami, luego renunció su abogada y presentó como disculpa la ausencia de defensor. Cuando el abogado Jaime Araujo aceptó asumir su defensa, esté pidió un tiempo largo para empaparse del proceso. Fueron varias las llamadas de atención del Procurador, hasta que el juicio tomo su cauce.

Su hermano, el exalcalde Samuel Moreno, ha seguido la misma estrategia de dilación, con lo cual la Fiscalía no ha podido realizar la audiencia de imputación de cargos. Moreno no se ha presentado a ninguna de las citaciones, con el argumento de no contar con abogado defensor desde que hace más de un mes Carlos Arturo Gómez Pavajeau renunció a continuar con su caso.

En el proceso ante de la Procuraduría en el que Moreno fue suspendido, lo defendió el abogado Fernando Rodríguez, quien como procurador de delitos especiales fue subalterno de Pavajeau y comparte actualmente oficina con él.
En la última semana, Moreno contrató al exmagistrado Jorge Arenas, un experto en derecho probatorio quien en su momento defendió al exministro Álvaro Leyva y atiende la causa del exsenador Alberto Santofimio por el homicidio de Luis Carlos Galán. Arenas ha pedido tiempo para estudiar el proceso, pero la Fiscalía ya mostró su inconformidad porque el jurista llegó prácticamente imponiendo el mes de noviembre como fecha de la audiencia de su cliente por los delitos de concusión, omisión y celebración indebida de contratos.

El tema ha colmado la paciencia de la Fiscalía y del juez que le corresponde el caso. Ambos podrían tomar una decisión trascendental, ya que de no presentarse a la próxima cita, que se ha programado para el 19 septiembre, Moreno podría ser declarado como reo ausente.

Para quienes ejercen justicia, resulta inexplicable que el exalcalde Moreno no se haya presentado a las dos citaciones anteriores, cuando el nuevo sistema acusatorio establece que hasta las solicitudes de aplazamiento se deben resolver en esas audiencias, en las que el procesado debe estar de cuerpo presente.