Los niños de Fundación siempre viajaban en ese bus

19 de mayo del 2014

Según un vecino, “los niños más pequeños del pueblo” iban en el vehículo incinerado.

Bus Fundacion

“Cuando me tiré por la ventana la vecina empezó a ayudar a varios niños, los sacó con vida. Brinqué por la ventana y otro de los niños también logró salir”, narró uno de los niños que sobrevivió a la explosión e incendio de un bus en Fundación, Magdalena, en el que murieron 32 niños, de entre 2 y 10 años y un adulto.

“Esto fue horrible, de un momento a otro sentí un golpe duro y vi cuando el bus quedó envuelto en llamas”, el bus no pudo arrancar porque el conductor Jaime Gutiérrez, de 54 años, y su ayudante, cuya identidad no ha sido revelada, se encontraban fuera del automotor, al parecer arreglando un problema eléctrico o echándole gasolina con una manguera.

“Ellos estaban afuera, pareciera que estuvieran arreglando un problema del bus cuando estalló, de eso me di cuenta”, sostuvo un testigo del hecho.

El autobús, de la empresa Coficonortin y placas UVS556, se encontraba estacionado en el barrio Altamira, en mediaciones del estadio de fútbol y se disponía dejar a los menores en sus casas, después que participaran en un encuentro religioso de una iglesia pentecostés.

No era la primera vez que los niños estaban en ese bus. Desde hace tres meses la iglesia contrató los servicios de transporte para que todos los domingos fueran trasladados  por la mañana hasta la sede de la iglesia y después eran llevados de regreso a sus residencias.

“Ese recorrido lo realizaban todos los domingos, después que los niños participaban del culto los llevaban a sus casas en los diferentes barrios de Fundación”, dijo un poblador al  Diario del Magdalena.

El viejo bus, que no contaba con aire acondicionado y  tenía  una malgastada cojinería, circulaba sin seguro obligatorio (Soat), según reveló la policía de Magdalena. Pese a que contaba con cupo para alrededor de 38 personas, el conductor transportaba hasta más de 50 personas, tal y cómo ocurrió este domingo cuando explotó en llamas.

Como si fuera poco, Gutiérrez no tenía licencia de conducción vigente por cuanto debía 500.000 pesos en partes y por este motivo, no había podido renovar el permiso.

El estruendo se escuchó a varias cuadras a la redonda y produjo confusión entre los pobladores. La gente recuerda con indignación los gritos de los niños mientras el bus quedaba envuelto en llamas. También de cómo algunos trataron de salvar sus vidas al saltar por las ventanas.Bus Fundacion

Los habitantes trataron sin éxito de apagar las llamas con baldes y ollas con agua. Aunque los bomberos tardaron alrededor de 15 minutos en llegar, fue demasiado tarde. Después de apagar el incendió encontraron los cuerpos calcinados e irreconocibles dentro del automotor, mientras los familiares gritaban o se desmayaban ante tan dramática escena.

Trece niños lograron sobrevivir, aunque tienen quemaduras de primer, segundo y tercer grado. Fueron trasladados a clínicas de Fundación y a Santa Marta. Dos tuvieron que ser sometidos a coma inducido debido a la gravedad de las heridas. Se teme un deselance fatal en algunos de ellos.

Hubo mucha angustia entre los padres de los niños, al no saber si sus hijos estaban muertos o se encontraban en centros asistenciales. De hecho, una de las madres contó a Caracol Radio que testigos le habían contado que sus hijos habían saltado por la ventana. Sin embargo, hasta el momento, no habían sido identificados entre las víctimas mortales o los sobrevivientes.

“Estos niños apenas comenzaban a vivir. Fundación parece un pueblo fantasma. Los más pequeños estaban en el bus”, narró a KienyKe.com desde Barranquilla, lugar donde fueron trasladados los cuerpos de los menores,  Joaquín Terraza, tío de Yerson, de 5 años, uno de los niños más pequeños que murió.

Versiones de los testigos

La versión que más cobra fuerza entre las autoridades es que el conductor  intentaba prender el vehículo al manipular la gasolina con el carburador, lo que explicaría el incendio. Sin embargo, algunos habitantes afirmaron que dentro del vehículo se trasladaban pinpinas con gasolina de contrabando.

Las autoridades adelantan las investigaciones para determinar las causas de la explosión.”Por ahora es prematuro verificar sobre esa circunstancia, se ha estado trabajando en la evacuación de los cuerpos, para más adelante establecer qué motivó la explosión”, sostuvo el coronel Adán León.

La tragedia tiene conmocionada a toda la región. “Hasta el cielo lloró con esta tragedia, mire cómo ha llovido, tenía ratos que no había un aguacero, algo está pasando”, dijo el ciudadano Sostenes Pérez.

bus quemado

“Dios ha llorado con esta tragedia, nos duele profundamente lo que ha pasado”, agregó el señor Pérez. La pertinaz lluvia que ayer se presentó en Fundación contribuyó a que la ciudad se sintiera desolada. “Era algo triste, todo el mundo está en sus viviendas, orando por las almas de estos niños que han fallecido”, señaló

Inspección judicial

Las autoridades  iniciaron ayer hacia las 2:30 de la tarde una dolorosa inspección judicial de los cadáveres. Aunque se dificultó con la caída de un intenso aguacero. Hacía las 8 de la noche suspendieron la diligencia.

En el barrio Altamira, aún permanece el bus, destruido.

El diario regional publicó el nombre de las víctimas fatales: Yireth Carolina Molano Manjarrés, Michael Quintero Cantillo, Andrea Carolina Quintero Cantillo, Yerison Terraza Quintero, Cherlis Dayana Terraza Quintero, Breiner José Rocha Torregrosa, Lucas José Rocha Torregrosa, Jesús Bolaños Solís, Bladimir Otero, Belkis Gómez, Charlie Surley Barrios Roa, Selena Urbina Díaz, Claudia Meza Molina, Eylen Fernanda García García, Dana Paola Daza Sierra, Keisi Escobar Martínez, Manuel Johan Hernández Castro, Tahilin Michael Hernández Castro, Marina Yireth De La Hoz, Keiver Erazo Durango, Yelena Patricia Otero Movilla, Kenner Fernández Fontalvo, Luznay De La Cruz Fontalvo, Eylen Bonnet Meza, Luisa Fernanda Tapias, Yesireth Johana De La Hoz y Marina Toncel Arévalo.

Mientras que los heridos fueron identificados como Diana Tapia, Silvana Bola, Danna Bolaño, Sharon Hernández, Rosiris Hernández, Sileinis Morales, Nayerlis Ortiz, Jendri Tapia García, María Fernanda Molano, quienes se encuentran en una clínica de Santa Marta.

Ante este hecho, el presidente Juan Manuel Santos, en su cuenta de Twitter, escribió: “Dolor inmenso de padre y colombiano ante tragedia de nuestros niños en Fundación. Solidaridad, oración y apoyo a sus familias”, sostuvo el jefe de Estado, quien además dijo que irá a Fundación para acompañar a las familias en este dolor.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO