Los títulos que Obama entregó a la gente de Palenque y La Boquilla

Los títulos que Obama entregó a la gente de Palenque y La Boquilla

12 de abril del 2012

En el homenaje al mártir jesuita Pedro Claver, quien luchó incansablemente por la liberación de los esclavos, el Presidente norteamericano Barack Obama hizo entrega de los títulos de propiedad de la tierra en la Plaza de San Pedro, frente a la Iglesia, donde reposan los restos mortales del santo católico.

Obama, con el presidente Juan Manuel Santos como testigo, le adjudicó en calidad de “Tierras de las Comunidades Negras” los terrenos baldíos, ancestrales y rurales ocupados colectivamente por los grupos integrados en el Consejo Comunitario Ma Kankamana, de San Basilio de Palenque; el primer Pueblo Libre de América.

Las tierras que se titulan en San Basilio han sido ocupadas de manera ancestral, tradicional, continua e ininterrumpidamente por las comunidades negras, desde el siglo XVI, sin que jamás se les hubiera reconocido el título de propiedad. Incluso la propia corona española reconoció el valor de la lucha contra la esclavitud y les otorgó un título colonial. Las tierras que Obama entregó están ubicadas dentro de ese antiguo título que la Corona Española les dio a los africanos, y a sus descendientes en 1793 como reconocimiento a las luchas que libraron.

Los boquilleros se ganan la vida llevando a turistas a recorrer la Ciénaga de La Virgen.

Igual ocurrió con los pobladores de La Boquilla, vecinos de Cartagena, que han ocupado sus tierras de manera ininterrumpida hace más un siglo. El consejo comunitario del Gobierno Rural, de La Boquilla, recibió en nombre de los pobladores como “Tierras de las Comunidades Negras” los terrenos baldíos rurales ocupados colectivamente desde el siglo XIX en la localidad de La Virgen, del distrito Turístico y Cultural de Cartagena de Indias. En los límites de La Boquilla, hacia el norte, está todo el desarrollo urbanístico, residencial y de lujosos hoteles.

Estas comunidades son finalmente propietarias. En el futuro no podrán ser desalojados bajo ninguna circunstancia. Este título colectivo tiene un significado especial porque, se trata también, del reconocimiento a dos comunidades como las de La Boquilla y San Basilio de Palenque, que enfrentaron con coraje el yugo de la esclavitud. Una realidad que valoró especialmente el presidente Obama, por su condición de descendiente de esclavos norteamericanos.

Obama muy joven se reencontró en África con su familia paterna. 

Y en esto, el caso de San Basilio de Palenque es ejemplar dentro de la historia de la lucha contra la esclavitud en Colombia. En el año de 1599 un grupo de 30 a 36 personas, entre hombres y mujeres, liderados por un monarca de un reino africano de nombre Benkos Biojó, huyeron por las orillas del mar Caribe hacia el golfo de Morrosquillo. Caminaron largas jornadas en la dirección de la región que se conoce hoy como Montes de María, y formaron el primer el Palenque, nombre con el que se denominaban los territorios donde los negros sobrevivían por fuera del control de la Corona.

Benkos Biojo, se convierte en el gran cimarrón que condujo a la libertad, el héroe fundador de los palenqueros que llegó esclavizado a Cartagena con el nombre de Domingo Biojó, en el último año del siglo XVI. Cuando alcanzó la libertad se dedicó a organizar palenques por toda la costa, configuró las formas de resistencia militar y fundamentó las bases de los mecanismos de negociación política con la administración colonial.

Durante cinco años Biojó y su gente le hacieron la guerra a la Corona, fundamentados en la libertad como la razón de ser, en la autonomía de gobierno y en la demarcación del territorio. Palenque fue uno de los mejores ejemplos de ese esfuerzo que, sin embargo, no había conseguido lo más preciado: la posesión de la tierra.

Se necesitó que pasaran más de 400 años para tener el título en la mano, y que fuera un presidente como Obama, descendiente de africanos, el encargado de entregarlo en la Plaza donde está enterrado el mártir de la lucha contra la esclavitud en Colombia: San Pedro Claver. Este es el acto con que se despide el hombre más poderoso del mundo.