‘Lucho’ Velasco, el rostro de los mil villanos

3 de agosto del 2018

Conozca la historia de este personaje.

‘Lucho’ Velasco, el rostro de los mil villanos

Foto: Laura Salomón

Todas las noches las miradas de los colombianos se centran en él, un personaje que despierta gran cantidad de sentimientos encontrados. Más de 25 años en la televisión colombiana interpretando todo tipo de papeles son su principal carta de presentación. A pesar de hacer parte de la producción más vista a nivel nacional, esto no lo desvela, sabe que el trabajo final es su recompensa.

Cuando los televidentes pensaban que ‘Manín’ no podía ser más malo, sorprendió a todos. Entre lágrimas y movimientos en señal de desespero, confesó que asesinó a su hermano por el amor que sentía por Ligia, su actual esposa y la mujer con la que su pariente sostenía una relación. Explosivo y lleno de odio, son las principales características de este villano.

Contrario al personaje que interpreta en ‘La reina del flow’, Luis Alfredo Velasco es un hombre completamente tranquilo y sereno. Alejado de las armas y la violencia que caracteriza a ‘Manín’ en la producción de Caracol Televisión, ‘Lucho’ encuentra en su hogar su lugar en el mundo. Su esposa y su pequeña hija son su polo a tierra, ese energizante que lo recarga después de las largas jornadas de grabación y todas las complejidades que significa desarrollar a un maleante de esta magnitud.

“De las 24 horas del día, tengo ocupadas 25 (risas). Cuando no estoy grabando trabajo en mi propia productora, y gran parte del tiempo me gusta invertirlo en mi familia. Ellas son todo para mí”, confiesa ‘Lucho’ a KienyKe.com.

Foto: Laura Salomón

El tiempo con su familia lo combina con otras dos grandes pasiones: el ejercicio y la cocina. Sus días comienzan a las 5:00 de la mañana, hora en la que el cielo todavía está oscuro y el frío de la capital sopla con gran fuerza. Se ejercita por dos horas, para luego regresar a casa, arreglarse y dirigirse a una nueva jornada de grabaciones o a su productora. Mientras escribe y trabaja, trata de que el tiempo rinda lo máximo posible para “llegar a una hora decente” a casa y cocinar para sus dos mujeres.

Su voz se entrecorta al hablar de su familia. La palabra con la que mejor describe a su esposa Verónica Muñoz es “impecable”.

“Ella es una mujer impecable. Me apoya mucho en mi carrera, pero también es bastante crítica cuando lo debe ser. Hablamos demasiado, yo también soy bastante crítico con su trabajo como pintora y eso nos ha permitido compartir tantos momentos juntos”.

Su otra familia, la que lo vio nacer, son los más orgullosos con su trabajo. Desde la ‘sucursal del cielo’, ciudad en la que creció Luis, sus padres reciben todo tipo de elogios por los papeles que lleva a cabo. Entre risas confiesa que su papá recientemente lo llamó a felicitarlo por uno de los personajes, pero él sabía que su padre no es un hombre de ver mucha televisión ya que a las 8:00 de la noche está durmiendo.

Sus inicios en la actuación

Bogotano de nacimiento, pero caleño por adopción, pocos conocen que ‘Lucho’ antes de inclinarse por la actuación, estudió Ingeniería de Sistemas en la Universidad Javeriana, carrera que combinó con la fotografía. Un amigo sería la llave para ingresar por la puerta de oro de la actuación. Lo presentó ante el mismísimo Jairo Varela, fundador del Grupo Niche y quizás el máximo ícono de la salsa en Colombia.

En ese entonces, Jairo tenía planeado crear una escuela de actuación para producir una novela que se iba a llamar ‘Ana Mile’, en ese proceso de reclutar actores, él fue uno de los afortunados en ser seleccionado.

“Jairo nos regaló escuela de actuación a muchos de nosotros. Gracias a él bastantes se convirtieron en grandes actores. Tuve la fortuna de hacerme muy amigo de él, visitar sus estudios y por Jairo fue que me motivé a venir a Bogotá a estudiar actuación de forma definitiva”, explica Luis Alfredo mientras mira al horizonte y recuerda a su mentor.

Foto: Laura Salomón

Para muchos pasar de la ingeniería a la actuación puede llegar a ser una decisión difícil de pensar. Luis no lo dudó ni un instante. No pensó en el qué dirán. Quiso ir detrás de ese sueño que, según él, tienen el 99% de las personas: ser artistas.

25 años después y mucho más maduro no se arrepiente de esta elección, al contrario, se enorgullece de la tenacidad que tuvo en ese momento a pesar de su corta edad.

“Para mí la ingeniería era más un requisito que tenía que cumplir. Pasar por una universidad y hacer una carrera. Si tuviera la conciencia que tengo hoy en día, no hubiese estudiado ingeniería y buscaría algo más afín”.

Es uno de los actores más reconocidos en la televisión colombiana. Pasó por grandes producciones como: ¿Dónde está Elisa?, ‘Escobar el patrón del mal’, ‘En la boca del lobo’, ‘El cartel’, entre otras, pero afirma con humildad que su proceso de formación aún continúa.

El día más feliz de su vida

Luis es un hombre que creció en el seno de una familia tradicional. De su infancia solo tiene los mejores recuerdos rodeado de naturaleza, fincas y caballos, muchos caballos. Con su hermana Ángela María a pesar de que se encuentra viviendo en El Salvador, sostiene una excelente relación.

“A Ángela María la adoro con mi alma”.

Ese modelo de familia ejemplar siempre fue un referente. Hace tres años y medio cuando nació su hija, fue el día más feliz de su vida. Una gran cantidad de sentimientos afloraron en Luis, la luz de sus ojos llegó al mundo.

Foto: Laura Salomón

“Ella significa todo en mi vida. Mi inspiración, mi motor, mi ternura, mi odio con la humanidad, le doy todo mi amor y dedicación a ella”, expresa Luis Alfredo visiblemente conmovido.

En términos profesionales, cada que logra un personaje es el momento más feliz de su vida. Esa sensación de felicidad que con extrañeza se manifiesta a través del llanto.

“Cada vez que logro un personaje se me hace un nudo en la garganta. La gente no sabe lo complejo que es lograr conseguir un buen papel, son miles de aristas, miles de detalles, miles de personas que determinan si tú puedes tener esas capacidades que el público busca”.

Mientras llueven los comentarios positivos por su actuación en ‘La reina del flow’, los días de ‘Lucho’ siguen igual que cuando empezó su carrera. Se prepara con una rigurosidad que muchos quisieran tener. A pesar de que esto es un aspecto a destacar, a Luis en más de una ocasión le ha costado varios llamados de atención de sus seres queridos debido a que es tanto el tiempo que dedica preparando un personaje, que a veces le cuesta salirse de él.

“Sumergirse en esos personajes es lo más maravilloso. Lo vivo al 1000%, se me suele correr un poco la cabeza con los personajes, y desprenderse de ellos también es un proceso. Estas trabajando en él las 24 horas del día, ¿cómo no vas a coger cosas de tu personaje en tu humanidad?”.

Finalizada su actuación en la producción de Caracol Televisión, Luis Alfredo seguirá preparándose para los retos venideros. A nivel personal espera seguir creciendo como actor ya que es una profesión en la que no existe un techo. Mientras que personalmente, quiere pasar el resto de su vida con Verónica y su pequeña hija, la luz de sus ojos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO