“Aprendí a ser feliz sin cosas y sola”

KienyKe.com

“Aprendí a ser feliz sin cosas y sola”

7 de diciembre del 2018

El pasado miércoles 5 de diciembre Antioquia celebró una de las fechas más especiales de su historia en la lucha por cerrar las brechas de igualdad de género en el departamento. Durante el Festival de Mujeres realizado en Medellín, la Gobernación de Antioquia celebró los 18 años de existencia de su Secretaría de las Mujeres.

Este cumpleaños que fue celebrado con bombos y platillos, y hasta con una torta gigante, se festejó en una ocasión especial para más de 300 mujeres del departamento, quienes fueron certificadas por la Gobernación de Antioquia por su participación en programas como Mujeres Emprendedoras, Mujeres Asociadas y la Escuela Política Pa’ Mujeres.

Una de las caras visibles, líder y gestora de estas iniciativas es precisamente una mujer, Luz Imelda Ochoa Bohórquez, una antioqueña arriesgada y soñadora que en 2016 aceptó el reto de ser secretaria de las Mujeres de Antioquia durante la gobernación de Luis Pérez Gutiérrez y ser la voz de quienes en muchos casos no encuentran oportunidades ni apoyo para construir sus sueños desde cero.

A sus 55 años, Luz Imelda ha pasado por diferentes situaciones de la vida enfrentando dificultades, como ella misma lo asegura, pero logrando sus objetivos. Es médica de formación de la Universidad Pontificia Bolivariana, especialista en Pediatría y Economía y Finanzas de la Salud, y una mujer política de vocación desde hace 18 años.

“En el proceso de la vida los pueblos tienen los gobernantes que se merecen. No por buenos o malos, sino porque son momentos de la evolución en donde las personas tienen que estar en un lugar. Yo, por ejemplo, no podría ser la secretaria de las Mujeres si no fuera en este momento”, aseguró Luz Imelda en conversación con KienyKe.com al hablar sobre su labor en Antioquia.

La vida, un viaje por la tierra

Al hablar sobre su historia de vida, se define como una mujer en constante evolución, que se asume como un ser espiritual que cree en la trascendencia del humano y que las personas están en un viaje por la tierra. Su viaje no ha sido nada fácil, pero ella lo ha sabido pilotar y aprovechar lo mejor de cada una de las ‘paradas’ y experiencias.

Nació y creció en una familia de clase media y fue algo de lo que aprendió. Sus padres fueron los principales formadores al inicio de su vida, ya que en los dos encontró dos conocimientos distintos: su padre fue un matemático y físico que buscaba la verdad a través de la ciencia, mientras que su mamá la buscaba a través de la religión, lo que le permitió crecer conociendo esas diferencias.

Luz Imelda mantiene las puertas abiertas en su despacho de la Secretaría de las Mujeres. Foto: KienyKe.com

Además de resaltar todo su aprendizaje y formación profesional durante su formación como pediatra o de sus cargos como docente universitaria o miembro del Consejo Superior de la Universidad Pontificia Bolivariana, Luz Imelda resalta que lo que más le ha enseñado es la vida, ya que ha pasado por muchos episodios como hija, madre, médica y política, que le han demostrado que no es fácil, pero sí posible.

“Me enfrenté a situaciones difíciles de la vida, tuve mi primera hija a los 17 años, fui casada, luego separada, madre cabeza de familia de tres hijos, empecé en la política como madre cabeza de familia, y he demostrado que las mujeres podemos salir adelante”, le resaltó Luz Imelda a este medio.

Ser feliz sin depender de lo material

Una de las experiencias que asegura que le cambió la vida fue haber quedado en la ruina después de decidir ingresar a la vida política. Estando en el municipio de Bello, donde residía, fundó un movimiento cívico en 2011 como alternativa a los candidatos a la alcaldía de la época y ganó con el voto en blanco, consiguiendo un reconocimiento en el departamento.

Después de esa victoria con el movimiento político independiente, se arriesgó como candidata a la alcaldía de este municipio al norte del Valle de Aburrá, pero no lo consiguió. Producto de esta candidatura y de esta derrota electoral, lo único con lo que se quedó fue con la experiencia y las deudas, ya que asegura que quedó en la ‘ruina’.

Durante el Festiva de Mujeres disfrutó certificando a las líderes del departamento. Foto: KienyKe.com

Después de perderlo todo empezó desde cero y encontró empleo como pediatra en Ciudad Bolívar, un pueblo al Suroeste del departamento de Antioquia. Al hablar sobre este municipio, Luz Imelda se conmueve y asegura fue su ‘cueva tibetana’ donde vivió un proceso de “transformación mental, emocional, espiritual, física”

“En Ciudad Bolívar aprendí a ser feliz sola y sin cosas, a encontrarme conmigo misma, me encontré con miedos y conquisté muchos. Estando allá en mi ‘paraíso’ en 2015 me llamó Luis Pérez Gutiérrez y decidí entrar de nuevo en la política, con mi movimiento cívico lanzamos candidatos al Concejo de Bello y apoyamos a Luis Pérez Gutiérrez en su candidatura a la Gobernación de Antioquia”, contó la funcionaria.

Cara de las mujeres empoderadas

En 2016 comenzó un nuevo episodio en el viaje de su vida, el gobernador electo Luis Pérez Gutiérrez la invitó a liderar la Secretaría de las Mujeres, dependencia creada en el año 2000, cargo que asumió como un reto por compartir las enseñanzas de su vida y motivar a las mujeres antioqueñas a salir adelante. Para lograrlo propuso seis programas y 52 proyectos que están en proceso de ejecución.

“Yo enseño con el ejemplo igual que mis compañeros de la Secretaría de las Mujeres, puedo demostrar que se puede cambiar. Aquí estamos en proceso de transformación constante y por eso hemos crecido”, le planteó Luz Imelda a este medio.

El 5 de diciembre, durante el cierre del Festival de Mujeres en Medellín, Luz Imelda vivió uno de los días más conmovedores de su viaje. Sopló las velas, cantó feliz cumpleaños y celebró con más de 300 mujeres antioqueñas los 18 años de la secretaría antioqueña que continúa en su búsqueda por seguir apoyando el emprendimiento, empoderamiento y cambio en el papel de las mujeres en la sociedad.