Madre Teresa de Calcuta: “cualquier cosa menos santa”

Madre Teresa de Calcuta: “cualquier cosa menos santa”

18 de diciembre del 2015

Este viernes se conoció que el papa Francisco dio el visto bueno para que se inicien los estudios de rigor para establecer si la Madre Teresa de Calcuta es una santa o no.

Lea también: ¿A quién le rezan los criminales?

La religiosa, que según la literatura católica, “dedicó su vida a servir a los más pobres”, sería canonizada el cuatro de septiembre de 2016, un día antes de que se cumplan los 19 años de su muerte en la ciudad india de Calcuta.

Además: ¿Cómo evitar ser embaucado por una “religión” o una “iglesia”?

Nadie duda que dichos estudios ordenados por Francisco son solo un trámite. Canonizar a Anjezë Gonxhe Bojaxhiu, como en realidad se llamaba, será un símbolo del pontificado del papa argentino, pues este, desde el principio ha sido reconocido como el “papa de los pobres”.

También: La cruzada de la Iglesia contra Caracol

Además, el propio Jorge Mario Bergoglio ha manifestado, una y otra vez, su admiración por la Madre Teresa de Calcuta. Incluso, la conoció durante el Sínodo de 1994 y en su viaje a Albania. “Estaba sentada justo detrás de mí durante los trabajos. Admiré su fuerza, la decisión de sus intervenciones, sin dejarse impresionar por la asamblea de los obispos. Decía lo que quería decir”.

A pesar de la buena imagen de la que goza la religiosa nacida el 20 de agosto de 1910, en Skopje, capital de la actual república de Macedonia, vale la pena desempolvar un estudio realizado por un grupo de investigadores canadienses y que fue publicado en 1993 en la revista de estudios en religión ‘Religieuses’. Según ese estudio, que en su momento generó el rechazo del mundo católico, la Madre Teresa de Calcuta era “cualquier cosa menos santa”.

MAdre Teresa de Calcuta

Los investigadores Serge Larivee y Genevieve Chenard del departamento de psicoeducación de la Universidad  de Montreal, el Vaticano se ha pasado por alto detalles de esa religiosa. “Su dudosa forma de cuidar a los enfermos glorificando su sufrimiento en lugar de aliviarlo”.

De acuerdo con los investigadores, la imagen que tiene la Madre Teresa de Calcuta “ha sido orquestada por una campaña eficaz en los medios de comunicación”. Afirman que pensaba que era “precioso ver a los pobres sufrir y dicen que sus milagros, proclamados por el Vaticano, eran falsos”.

El documento presentado por Larivee y Chenard reveló que un tercio de los pacientes  que permanecían en las casas de beneficencia que administraba la religiosa, “estaban postrados en la cama, agonizando y sin recibir la atención adecuada”.

Dicen, además, que “las misiones había escasez de asistencia, alimentos y analgésicos, pese a que Teresa había logrado recaudar millones de dólares (…) eran en realidad casas de la muerte”.

Los investigadores no entienden porqué si Calcuta recibía sumas astronómicas de dinero, los hospitales y casas de ayuda a los enfermos que administraba permanecieron siempre en condiciones deplorables. “Poco o nada invirtió en esos lugares”, dice.

Christopher Hitchens, de la revista Stale señala que las condiciones en las misiones eran tan deficientes que en una ocasión incluso se compararon con las del “campo de concentración de Bergen-Belsen, en la Alemania nazi”.

El periodista señala que la Madre Teresa de Calcuta como “una fanática, una fundamentalista, y un fraude”. En texto, el periodista explica que la pobreza, era lo único que hacía parte de la personalidad de la religiosa.

“¿De dónde ese dinero, y todas las otras donaciones?  El hospicio primitivo en Calcuta fue tan descuidado cuando murió como siempre lo había sido, ella prefiere clínicas de California. Su círculo siempre se negó a publicar cualquier auditoria. Pero ella misma reconoció que ella abrió 500 conventos en más de un centenar de países, todos con el nombre de su propio orden. Disculpa, pero esta es la modestia y la humildad?”.

Hitchens asegura que, antes esas acusaciones, la Madre Teresa decía “Hay algo bello en ver a los pobres aceptar su suerte y sufrirla, como la Pasión de Cristo. El mundo gana con su sufrimiento”.

Cuando el papa Francisco indica que Calcuta decía “lo que quería decir”, tiene alta dosis de verdad.

En 1979, cuando recibió el premio Nobel de la Paz por su “labor caritativa en favor de los indigentes del mundo”, arremetió contra el aborto.

“Para mí, aquellos países en los que el aborto es legal son los más pobres de todos», argumentó. «El mayor destructor de la paz en la actualidad es el crimen que se comete contra el nonato”, recuerda The New York Times

En la ceremonia de entrega, en Oslo, renunció al banquete y donó todo el dinero del galardón a los pobres.

Teresa adoptó ese nombre en honor de Santa Teresita de Lisieux. El 10 de septiembre de 1946, cuando viajaba en tren desde Calcuta a Darjeeling tuvo la inspiración divina que le llevó a fundar la congregación de las Misioneras de la Caridad.

Según narra la tradición, la Madre Teresa vio la cara de Jesús y decidió entregarse totalmente a Cristo ya que en ese rostro encontró reflejados a los desheredados del mundo.