Macla es la inspiración de las mujeres gordas

Macla es la inspiración de las mujeres gordas

20 de noviembre del 2014

“Soy Macla. Soy una mujer real, no por ser gorda, sino por ser mujer. Tengo celulitis y estrías. Soy hermosa”.

Hace dos años, Marcela McCausland descubrió que le gustaba ser gorda. Se miró al espejo y entendió que era linda. Amó su cuerpo y se sintió segura de cada una de sus curvas. Había luchado contra su exceso de peso durante casi toda su vida. “Pensé que flaca mi vida iba a ser mejor. Iba a ser exitosa y conseguir un novio”. Estaba equivocada y conoció el amor propio.

Macla, como es conocida en las redes sociales, dejó a un lado las dietas extremas y dañinas para su salud. También la obsesión por tener aquel cuerpo esbelto de las portadas de revista. Un blog de moda para mujeres de talla grande fue su inspiración y motor de cambió la vida. De allí nació Macla.co, su propio espacio para aconsejar a las mujeres voluptuosas en temas de moda y mostrar las últimas tendencias. Además promete convertirse en una destacada modelo de tipo plus size.

Macla

Marcela ha sido gorda desde niña. Recuerda que su mamá siempre la llevó al nutricionista para remediar su sobrepeso. A los 15 años, apropósito de su cumpleaños, logró bajar 20 de los 80 kilos que pesaba con la asesoría de un especialista. Pero no pudo resistirse al placer de comer dulces y volvió a engordar.

Lea también: ¿Movimiento de modelos “XL” en Calvin Klein o estrategia publicitaria?

Disfruta mucho de la comida pero sobretodo del chocolate y es amante de la cocina. Su especialidad es una lasaña de berenjena. Le gusta ejercitarse y cuando no puede hacerlo por cuestiones de tiempo pone música en su casa y baila con libertad. Quiere adelgazar sin afán y cuidando su salud. Espera llegar a los 74 kilos cambiando pequeñas cosas de su alimentación. Por ejemplo, sustituyendo el azúcar, el arroz y el pan.

Blog Macla

Lo máximo que ha llegado a pesar son 120 kilos. Sucedió después de la muerte de su papá, el famoso periodista barranquillero Ernesto McCausland. En la actualidad está en 110. En medio de la crisis que atravesó, Macla descubrió los blogs de moda para mujeres de talla grande. “Había encontrado una maravilla. Siempre había pensado que la moda no era para mí porque no era flaca”. Poco a poco entendió que no estaba mal ser gorda. Se atrevió a ser ella misa.

“Soy una mujer real, al igual que todas las mujeres. Me encanta el maquillaje y la moda. Quiero mostrarles a todas las personas que el estilo no tiene talla, que es una cuestión de pasión y actitud. He tenido problemas con mi peso a lo largo de mi vida. Siempre he querido ser flaca por las razones equivocadas y esto me ha llevado a subir y bajar de peso como loca. Estoy escribiendo este blog porque me di cuenta que me gusta ser una mujer gordita. Esto me hace especial, me siento hermosa y me quiero más que nunca. Por eso me gustaría mejorar mi calidad de vida”, dice la presentación de su blog.

Macla

En Macla.co hay recetas de comida saludable, consejos de moda para tallas grandes y  tutoriales de maquillaje. Al principio usó su propia ropa para las entradas y con el tiempo ha hecho convenios con marcas y diseñadores independientes que quieren que ella modele sus creaciones. Los vestidos son sus favoritos. La hacen sentir femenina porque de niña los usó muy poco, permanecía con camisetas y shorts porque no paraba de ejercitarse.

Admira a modelos y blogueras especializadas en las mujeres de talla grande como Ashley Graham, Gabi fresh y la colombiana Laura Agudelo, conocida como ‘La Pesada de la Moda’. Le han cambiado la visión sobre la vida y los kilos de más.

Macla

Para Macla, de 22 años y amante de la fotografía, la belleza está en la diversidad de las personas y en la personalidad. “Me parece lindo todo el mundo. Siempre le encuentro algo lindo a las personas”, dice. Ahora está finalizando un minidocumental donde se muestra cómo se convierte en una modelo de talla grande. Hace parte de una agencia y espera que algún cliente se interese en ella y en las curvas de su figura que como ella misma dice la hacen sentir “una mujer real”.