Margarita Doria, una mujer de vallenato y corazón

15 de agosto del 2018

Conozca la historia de esta artista.

Margarita Doria, una mujer de vallenato y corazón

Foto: Fabio Matheus

Los asistentes que se encontraban al frente de la mítica tarima ‘Colacho Mendoza’ en Valledupar vibraban al ritmo de vallenato. Acordeones, cajas y guacharacas daban inicio a la aparición de nuevos artistas, entre los que se encontraba ella, una barranquillera de 28 años que ya había tenido varios acercamientos al Festival de la Leyenda Vallenata, pero que la versión 48 desarrollada en 2015 marcó un antes y un después en su carrera musical.

En un género que es considerado por muchos de ‘machos’ y que a nivel femenino cuenta con Patricia Teherán como gran referente, Margarita Doria Carrascal logró obtener el título de ‘Canción inédita’ en 2015 gracias a la interpretación de ‘Vallenatos del alma’ canción de su autoría y que le permitió consolidar su carrera musical tras años de esfuerzo y sacrificio.

“Fue un momento espectacular, majestuoso, no tengo palabras para describir lo que sentí cuando dijeron mi nombre. Aún cuando recuerdo ese día siento cosquillas en el estómago”, cuenta Margarita a KienyKe.com.

Tres años después de aquel momento cumbre, ya en Bogotá, lejos del sofocante calor de Valledupar, los días de esta mujer no son iguales. Se despierta desde tempranas horas de la mañana con el fin de hacer ejercicio, dedicar tiempo a su esposo y su hijo. Entre las múltiples ocupaciones, parece que las 24 horas del día no fueran suficientes. Además de su carrera artística, esta barranquillera es diseñadora gráfica de profesión, algo que que le ha servido en varias oportunidades como cantante.

A pesar de que muchos le perdieron el rastro después de su participación en el festival, la cantante no ha dejado de trabajar para alcanzar su sueño, ese que tiene desde los siete años cuando cantaba música ranchera frente al espejo de su habitación mientras observaba que su padre a la que apoyaba era a su hermana.

“El amor por la música y el cantó me nació a los siete años. Mi papá apoyaba mucho a mi hermana pero a mí no porque no me veía mucho talento”, confiesa la cantante entre risas al recordar ese momento.

Fue gracias a su hermana que le puso un ultimátum a su padre para que apoyara a Margarita o ninguna de las dos se dedicaría a la industria musical. Desde ese momento, inició un proceso de formación bastante interesante en el que siempre buscó mejorar su voz. Con pocos años de vida, tenía una disciplina que para muchos era envidiable, ya que podía durar cuatro o cinco horas ensayando de corrido.

“Me metía en todo lo que tuviese que ver con música, comparsas, bailaba porro y fandango (risas) con tal de mejorar artísticamente”.

De la ranchera al vallenato

Para sus padres no dejó de ser curioso que una niña barranquillera, criada en Montería y de origen valduparense sintiese tal gusto y afinidad por la ranchera. Pero fue en ese proceso de formación y aprendizaje, que quiso explorar sus raíces e incursionó en la música vallenata. En principio no fue fácil, puesto que siempre que quería participar en encuentros de intérpretes y compositores, familiares y amigos le decían “esto es pa’ machos”, sin embargo, con trabajo, esfuerzo y sacrificio fue propiciando sus propios escenarios.

“Yo hacía que me llevaran a encuentros y cuando ya estaba allá, les pedía que me pusieran a cantar y ellos aceptaban a regañadientes. Cuando me subía al escenario y veían que lo que hacía le gustaba a la gente, quedaban gratamente sorprendidos”.

Foto: Fabio Matheus

Después de que logró conquistar a sus seres queridos, sintió que era el momento de hacerlo a nivel local y nacional. Con apenas 17 años, participó por primera vez en el Festival de la Leyenda Vallenata, frente a miles de personas cantó “Raíces de oro”, canción perteneciente a su padre Guillermo Doria.

A lo largo de su carrera musical, ha tenido la oportunidad de compartir escenario con artistas de la talla de ‘Poncho’ Zuleta y no deja de pensar en cumplir uno de sus grandes anhelos: grabar una colaboración con Silvestre Dangond.

Alegre, carismática y con una sonrisa dibujada en su rostro, Margarita no oculta su felicidad al anunciar el lanzamiento de “Ven a mí”, canción que hace parte de su próximo trabajo discográfico llamado “Amor y fe” que estará disponible para todos sus seguidores a partir de septiembre, mes que eligió justamente por ser el del amor y la amistad.

“Cuando uno trabaja en lo que le gusta y apasiona, no se llama trabajo, se llama ganar plata sabroso”.

Esta barranquillera de nacimiento, pero bogotana por adopción, continúa siendo la voz oficial de ‘Matildelina’ un reconocido bar en el norte de Bogotá en el que se encuentra trabajando desde hace un buen tiempo. Asimismo, espera que los colombianos, en especial los amantes de la cultura caribe reciban con total agrado su próximo álbum, el cual está compuesto por 12 canciones.

Por: Andrés Romero Cuesta

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO