“Maduro es una mala copia de todo”

9 de mayo del 2013

María Corina Machado recibió un puño durante un debate en el Congreso venezolano. Habla con KienyKe de sus cicatrices y la democracia en Venezuela.

Maria Corina Machado, Kienyke

La diputada de la oposición venezolana María Corina Machado interrumpió su recuperación de la fuerte golpiza que sufrió en el parlamento de ese país y visitó el Congreso de Colombia. En una entrevista exclusiva para medios digitales, la vocera internacional de la oposición venezolana comentó a KienyKe que irá país por país sumando apoyo de líderes políticos para reclamar una verificación cuidadosa de los resultados electorales que dieron la presidencia a Nicolás Maduro.

Machado, luego de postergar su viaje hace una semana por someterse a una cirugía como consecuencia del altercado, recordó la agresión sufrida el 30 de abril y agradeció la solidaridad internacional en condenar el incidente. Calificó de “error garrafal” que Colombia crea que el respaldo de Maduro al Proceso de Paz es garantía para su éxito. Condenó a la OEA por su falta de respuesta sobre la petición de la oposición en el país bolivariano y describió al presidente Venezolano como un “títere de los cubanos”.

Machado, quien se perfila como candidata a la presidencia venezolana, habló así con Kienyke.

El mundo entero vio y lamentó el altercado de hace una semana en la Asamblea Nacional. Vemos que usted aún está en recuperación y ahora que ha tenido tiempo de reflexionar, ¿Qué le provocó más dolor, los golpes que le dieron o saber que el escenario de debate que conservaba la oposición en Venezuela ahora no está exento de la violencia física?

Son dos dolores distintos, son uno en el cuerpo y otro en el alma. Los dolores en el cuerpo se superan más rápido. Este dolor del alma, de ver a mi país sumergido en esta violencia, la destrucción institucional y la decadencia moral, también ha tenido un alivio en las miles y miles de manifestaciones de apoyo y respaldo no solamente  de venezolanos sino de ciudadanos del mundo entero. Nos han apoyado parlamentarios, activistas de derechos humanos, periodistas, expresidentes, ciudadanos que entienden la naturaleza de la lucha que estamos dando los venezolanos y que  nos acompañan.

La agresión fue evidentemente muy fuerte. Los videos que dieron la vuelta al mundo también lo atestiguan y circulan versiones sobre que usted fue golpeada en la cara con una manopla. ¿Fue esto verdad? ¿Hay acciones legales contra sus agresores, específicamente la diputada Nancy Asencio?

No sé si era una manopla o no; eso me lo comentó uno de los diputados. Yo no vi. Realmente cuando yo me volteé y ésta diputada (Nancy Asencio) me golpeó, fue algo instantáneo. Ahí mismo perdí el conocimiento. Después esta misma diputada, cuando yo hablaba con el presidente del Congreso, me tomó por el pelo, me tiró al piso y me pateó. Tampoco la veía; yo estaba boca abajo de modo que lo que sé es que fue ella. Tanto mis colegas como yo acudimos a la fiscalía, hicimos las denuncias a medicina forense y el proceso está avanzando.

¿Cómo reacciona su familia al verla tan golpeada?

Aterrada. Pero al mismo tiempo mi hija, – yo te cuento-, la noche del incidente yo iba a mi casa y lo que más temía era el momento de verla. Y bueno, pasó lo que temía, estalló a llorar y se abrazaba a sí misma porque no me podía abrazar a mí por como yo estaba. Creo que ese ha sido el momento más duro. Pero cuando me monté en el avión para acá (Colombia) mi hija me dijo: bueno mamá te tomas tu medicina, te portas bien, no agarres sol, etc. Y después me dice quiero que sepas que no me arrepiento que hayas ido a esa sesión.

La oposición hace gira internacional buscando respaldo a su protesta. Pero al tiempo, Nicolás Maduro viaja al exterior para ratificarse. ¿Cómo interpreta esta estrategia del presidente en esta gira que lo ha llevado a Uruguay y Argentina?

Este es un gobierno que claramente no tiene legitimidad de origen, la perdió porque el mundo entero sabe que esa es una elección robada. Ha perdido toda legitimidad de desempeño por sus violaciones a los derechos humanos, y ahora con el golpe a la Asamblea. De modo que estos viajes son obviamente reactivos, y efectivamente cuando ven que parlamentarios venezolanos tienen este nivel de apoyo y respaldo como lo que he sentido aquí… he tenido la oportunidad de hablar en la plenaria de la cámara y del senado, escuchar  a senadores de los distintos partidos expresar esas palabras de respaldo al pueblo de Venezuela. Eso es profundamente reconfortante. Entonces vemos cómo reacciona el presidente Maduro, perdón el señor Maduro, que ilegítimamente ocupa la presidencia. Lo que pasa es que uno no puede tapar el sol con un dedo y engañar a todo el mundo todo el tiempo.

El Consejo Nacional Electoral de Venezuela insiste que ya ha hecho un recuento de votos. ¿Les parece suficiente el tipo de auditoría anunciada? ¿Es eso lo que estaban pidiendo?

Ellos lo que están haciendo ni siquiera es un reconteo de votos. Es una farsa. Es hacerle creer al mundo que están llevando adelante un proceso para que su engaño a Unasur no sea tan evidente. Pero ellos engañaron al pueblo de Venezuela y traicionaron a Unasur. Si Unasur no reacciona entonces es cómplice.

Maria Corina Machado, Kienyke

Pero varios gobiernos, incluyendo el del presidente colombiano Juan Manuel Santos, han reconocido públicamente la victoria de Nicolás Maduro. ¿Qué sensación les deja eso?

Triste, tristísimo. Creo que no solamente le hace daño a Venezuela: le hace daño a sus países y al final la historia juzgará.

¿Qué opina del silencio de la OEA?

Duele aunque no sorprende. Reaccionaron con una enorme velocidad en el caso de Honduras, de Paraguay y de Ecuador cuando eran circunstancias profundamente menores en comparación con lo que ocurre en Venezuela. Hay quienes piensan que es por un tema ideológico. Hay quienes piensan que es un tema de negocios y de intereses económicos o geopolíticos. Es una vergüenza que el secretario general (José Miguel Insulza)  y el Consejo Permanente a estas alturas no haya discutido el golpe que ha habido a la soberanía popular, y el golpe que vio el parlamento. Hace dos días los cinco diputados jefes de las fracciones de la Unidad entregamos una comunicación a la sede de la  OEA, solicitando la activación de la Carta Democrática Interamericana.

El presidente Juan Manuel Santos, para muchos, ha sido cauto porque la victoria de Maduro le garantiza la continuidad del proceso de paz con las Farc. Es más, el gobierno no se ha referido a las acusaciones de Nicolás Maduro contra el expresidente Álvaro Uribe, posiblemente para no entrar en discusión con Venezuela. ¿Encuentran válido ese argumento?

Le voy a decir algo: varios  venezolanos sentimos que hay personas en Colombia que piensan  que el gobierno de Maduro le conviene al proceso de paz. Yo creo que es un error garrafal. Ha sido el chavismo, y Maduro como parte de él, quienes han permitido que el territorio venezolano se convierta en refugio  y resguarda a estos grupos irregulares. Sólo el día que haya un gobierno en Venezuela, dispuesto a combatir la guerrilla, el narcotráfico, con fuerza, expulsar de nuestro territorio no solamente a los cabecillas sino las operaciones, y que haya un trabajo coordinado y concertado entre ambos lados de la frontera, podrá derrotarse este mal que tato daño le ha hecho al pueblo de Colombia.

¿Tienen información sobre si continuará en firme el presunto plan de encarcelar al excandidato presidencial Henrique Capriles?

Lo que está firme es la convicción de los venezolanos de hacer valer la verdad, vivir en democracia y en libertad.

Con todo esto, ¿tienen garantías de seguridad para ejercer la oposición en Venezuela?

En Venezuela nadie tiene garantías para vivir, ni en seguridad ni en libertad.

Qué predice de Nicolás Maduro como heredero del chavismo. ¿Maduro representa a Chávez o podría cambiar su modelo?

Maduro es una mala copia de todo, de cualquier cosa. Es un títere de los cubanos.

¿Su mayor temor con este nuevo gobierno de Nicolás Maduro?

Que siga por donde va. Es un gobierno débil e ilegítimo, y como saben, han decidió reprimir y se han convertido en más brutales,  agresivos y totalitarios. Pero ya no tienen la fachada que mantenía Chávez.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO